Acusadores del padre Fernando Karadima rompieron su silencio en televisión

Cinco profesionales relataron a "Informe Especial" los supuestos abusos sexuales y sicológicos que sufrieron por parte del influyente religioso.

27 de Abril de 2010 | 00:14 | Emol

Impactante fue el testimonio de James Hamilton, una de las presuntas víctimas.

Televisión Nacional

SANTIAGO.- Por primera vez dieron su testimonio en televisión los profesionales que acusan de abusos sexuales y manipulación sicológica al emblemático sacerdote Fernando Karadima.

En "Informe Especial", programa de investigación periodística de TVN, relataron qué los llevó a denunciar al ex párroco de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de El Bosque al Ministerio Público por abuso sexual reiterado en mayores de 14 años.

El testimonio más impactante correspondió a James Hamilton. Gastroenterólogo de profesión, contó que conoció al discípulo del padre Alberto Hurtado tras perder a su progenitor. En ese contexto, llegó a la iglesia de El Bosque, mientras estudiaba Tecnología Médica, para integrarse al movimiento Acción Católica liderado por Karadima.


"A poco andar él dijo que quería ser mi padre (…) junto con transformarse en mi papá, empezamos a tener una relación especial", confesó, entre lágrimas, Hamilton a la periodista Paulina de Allende-Salazar.


También agregó que desde sus primeros encuentros le llamó la atención el "toqueteo genital" del padre con su grupo más cercano. Éste se producía en cualquier momento, mientras se caminaba, por ejemplo; otra situación extraña, eran los besos "accidentales" que daba el padre al despedirse de algún seminarista.
 
Claro que lo más fuerte para Hamilton, ocurrió en un viaje fuera de Santiago al quedarse solo con el religioso. "Quedarse con él (solos) era la gloria", recordó. "Nos pusimos a ver tele… me llevó las manos a los genitales. En ese momento me excité. Nunca me había gustado los hombres, me encantaban las mujeres. Quedé petrificado (…) Tuve un orgasmo. Ahí algo se quebró en mí", contó.


Hamilton señaló que también se sentía manipulado sicológicamente por Karadima, por esa razón cree que no pudo enfrentarlo incluso después de casarse, ya que lo abusos continuaron esporádicamente.

Como contraparte, "Informe Especial" mostró la defensa del religioso, a cargo de su abogado, Juan Pablo Bulnes. Éste señaló que los supuestos abusos no ocurrieron cuando los denunciantes eran menores de edad, ya que ingresaron al círculo de Karadima cuando tenían más de 18 años. Esta contradicción desacreditaría sus testimonios.

A su juicio, Bulnes cree que los denunciantes se concertaron para dañar la imagen de Karadima.

Sin embargo, los denunciantes mantuvieron firme su testimonio durante el desarrollo del reportaje. Como ocurrió con el ejecutivo Juan Carlos Cruz, el cual conoció a Karadima también después de perder a su padre.

Dijo que el sacerdote lo manipuló de manera espantosa: "Decía que iba a contar algunas cosas que habíamos hablado en la confesión, que yo tenía tejado de vidrio".

De esta forma, según Cruz, el religioso logró tenerlo bajo su control y nunca pudo enfrentarse a él, aceptado situaciones que le desagradaban, como darle besos sacando la lengua.

En un tono similar fueron los otros testimonios. Luis Luira y Fernado Batlle acusaron en cámara al sacerdote de tocaciones deshonestas. "Se me cayó el padre", confesó Lira al recordar que metió la mano bajo su pantalón cuando estaban solos, mientras que Batlle señaló que salió del colegio sin capacidad de tomar decisiones producto de los abusos y manipulación sufrida.

Con el objeto de apoyar la defensa del padre Fernando Karadima, ayer, lunes, se incorporaron al equipo jurídico los abogados Luis Ortiz Quiroga y Luis Arévalo Cunich, quienes lo representarán en el ámbito penal, trabajando en conjunto con el jurista Juan Pablo Bulnes.

Los profesionales se abocaron de inmediato a estudiar el caso y a recabar antecedentes, los que aún son de carácter preliminar.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores