Descubren tesoro germano de 2 mil años

Descubierto casualmente en una mina de carbón, el oro pertenece a la tumba de una mujer de la Germania libre en la época temprana de la Roma imperial.

26 de Junio de 2008 | 10:52 | EFE
BERLIN.- El Museo de Prehistoria e Historia Antigua de Halle presentó hoy al público un tesoro de oro germano, de hace 2.000 años, en pleno apogeo del Imperio Romano, y hallado en la tumba de una mujer que debió de pertenecer a la más alta nobleza.

El tesoro, que ya ha sido restaurado, fue hallado casualmente en una mina de carbón a cielo abierto en la localidad de Profen, en el estado oriental de Sajonia-Anhalt, donde salió a la luz un cementerio germano durante los trabajos de extracción.

"Se trata de la tumba femenina mas rica de la Germania libre en la época temprana de la Roma imperial,” afirmó durante la presentación del tesoro Harald Meller, director del departamento de Arqueología de Sajonia-Anhalt.

Tras comentar que la mujer enterrada “debió de pertenecer probablemente a la familia de un príncipe germano,” señaló que el tesoro formado por 420 gramos de oro puro se encontraba, junto con los restos de la mujer, en el interior de una urna de bronce que debió de ser utilizada en su tiempo para guardar vino.

Entre otros objetos de oro, la urna contenía dos broches que hacían las funciones de imperdible para sujetar la ropa, un brazalete, varios anillos y varios collares encadenados con un rico trabajo de orfebrería.

En el último lugar de reposo de la noble germana se encontraron también cuentas de ámbar, restos de recipientes de plata y varias garras de oso.

El cuerpo de la mujer, que fue incinerado en una ceremonia ritual, debió de ser envuelto previamente en una piel de oso, como "sólo se acostumbraba a hacer con guerreros germanos", dijo Meller, quien señaló que la mujer puede que perteneciera al pueblo de los hermundures.

Además del llamado "Tesoro de Profen", en el antiguo cementerio germano fueron encontradas entre mayo de 2006 y septiembre de 2007 seiscientas urnas de barro y bronce, muchas de las cuales contenían ofrendas como cuentas de cristal, espadas de hierro, puntas de lanza, cuchillos e incluso una tijera de este último material.

Todas las urnas fueron extraídas en bloque de una sola vez, para ser separadas y limpiadas minuciosamente en un trabajo que ha durado meses en el laboratorio del museo de Halle.
Ediciones especiales
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas