Index

La Zona Cero,
un nuevo símbolo emerge de las ruinas

Un punto muerto. Eso es lo que parece ser hoy el World Trade Center. Sin embargo, al menos en los planos, el lugar será testigo, de aquí a seis años, del nacimiento de un nuevo complejo, que tendrá como máximo símbolo un edificio más alto que las Torres Gemelas y que honrará a la libertad.

Vea la infografía de la Torre de la Libertad

Seis semanas habían pasado desde los ataques terroristas a las Torres Gemelas y el fuego aún ardía en la denominada "Zona Cero", el punto donde el acero se dobló por el calor y donde las enormes estructuras de 417 metros de altura se convirtieron en polvo y escombros.

No fue fácil tarea para los bomberos y rescatistas apagar las llamas y limpiar la zona. Pero más difícil ha sido para autoridades, arquitectos, diseñadores y familiares de las 2.783 víctimas fatales ponerse de acuerdo para hacer rebrotar la vida en el asolado punto cero del World Trade Center.

Recién a fines de mayo de 2002, con una sobria ceremonia, la ciudad de Nueva York dio por finalizados los trabajos de recuperación de restos y de limpieza de los más de un millón 600 mil toneladas de escombros que se retiraron.

Entre lo que quedó de las torres y edificios derrumbados, apenas se encontraron unos pocos cadáveres intactos, aunque sí fueron halladas más de 9 mil partes de cuerpos humanos, de las que ni la mitad ha sido identificada. La desolación que dejó la muerte a su paso tiene a la Zona Cero como un punto sin vida hoy en la isla de Manhattan.

El vacío es palpable en aquel espacio de seis hectáreas y media, pese a que la frivolidad se esmera por llenar el lugar. Los atentados borraron de las postales los edificios, pero el atractivo turístico permanece y hoy la manzana sin edificios es fotografiada desde todos sus ángulos.

Pero, en medio de incontables rascacielos, se siente la ausencia de las dos torres y de los otros cinco edificios que fueron derribados por la acción de los atacantes suicidas. Y esa ausencia es la que hoy divide a quienes quieren levantar nuevamente el World Trade Center, con un rascacielos aún mayor a lo que eran las torres, y aquellos que piden mantener el lugar como un campo sacro, en honor a los que dejaron ahí sus vidas.

Imprimir Enviar
Terminos