Mecánica automotriz: ¿Qué puede reparar uno mismo y cuándo es mejor asesorarse por un experto?

Con el paso de los años los fabricantes de vehículos han ido incorporando tecnología cada vez más sofisticada en sus modelos, por lo que al momento de realizar alguna reparación o mantención es necesario el trabajo de un profesional del área mecánica.

13 de Marzo de 2018 | 11:46 | Redactado por Patricio Gutiérrez, Emol
Shutterstock
SANTIAGO.- Actualmente tener un auto propio resulta más accesible que años atrás gracias a los créditos y facilidades que entregan los concesionarios a los conductores que buscan renovar su vehículo o adquirir uno por primera vez. Por eso no es raro que los dos primeros meses del año fueran redondos para la industria automotriz chilena con más de 64 mil unidades vendidas. Sin embargo lo que muchos pasan por alto es que poseer un automóvil conlleva responsabilidades como mantenerlo en perfectas condiciones mecánicas.

Justamente es ahí cuando algunos conductores primerizos se aventuran en la mecánica automotriz para solucionar desperfectos o realizar el mantenimiento del vehículo por sus propios medios. Y si bien hay situaciones en las cuales no es necesario tener un conocimiento avanzado, como en el reemplazo de una rueda, existen casos que deben ser vistos solo por un experto.

Así lo ratifica el director de Carreras Área Mecánica de Inacap, Jorge Ochipinti, quien aseguró a Emol que “en general los vehículos han ido incorporando tecnologías que tienen algunas consideraciones que hacen cada más importante la asesoría de profesionales expertos en la manipulación y/o mantención de éstos”.

“Un ejemplo podría ser el cambio de aceite de un motor diésel con tecnología de control de emisiones. Hay que considerar inicialmente vaciar y rellenar con aceite, pero el detalle importante está en comprender que el aceite debe disponer de los aditivos necesarios para que el sistema anticontaminación opere adecuadamente”, añade el especialista.

Es por eso que los profesionales de la mecánica están en constante aprendizaje ante el acelerado avance y herramientas tecnológicas con las que vienen equipados los vehículos. “En la actualidad se debe estar actualizado, nada funciona por sí mismo, todo elemento mecánico considera un procedimiento determinado”.

Por lo mismo, Ochipinti alerta sobre los riesgos a los que se enfrenta un conductor que no tiene mayor conocimiento sobre mecánica. “Pudiese ocurrir un daño mayor al tratar de mejorar o mantener el vehículo en condiciones óptimas. Entonces se sugiere primero averiguar antes de apresurarse a realizar mantenciones o cambios”.

Cinco casos en los que es mejor asesorarse
  • La electricidad para los expertos: Los vehículos actuales vienen equipados con sofisticados sistemas eléctricos que es mejor dejar en manos de los que saben de la materia. Un paso en falso puede destruir el computador del automóvil lo que se traduce en un gasto importante para repararlo y más de un dolor de cabeza para el conductor. Tener el computador del auto en buen estado es esencial para conocer la información de todo lo que ocurre en torno al vehículo, señales de alerta, etc.

  • Cambiar embrague, reparar frenos o entrar en mecánica más profunda: El embrague es una pieza que todo vehículo con caja de cambios manual posee y es fundamental a la hora de la conducción porque permite el cambio de una marcha a otra. Sin embargo algunos malos hábitos de los conductores, como mantener presionado el pedal en todo momento, pueden dañarlo siendo necesaria su reparación. Mismo caso ocurre con los frenos que deben funcionar de manera perfecta para evitar accidentes en la ruta. De ahí la importancia que su mantención y/o reparación sea hecha por gente experta que tiene los conocimientos y herramientas necesarias.

  • No aventurarse sin las herramientas adecuadas: Según el desperfecto que experimente el auto será necesario la utilización de maquinaria específica que solo está al alcance de los talleres mecánicos por su alto costo. Por eso cuando existe una falla de magnitud mayor no es recomendable improvisar desarmando y reemplazando piezas por cuenta propia.

  • La pintura también tiene complejidad: Aunque el color del vehículo parece un tema mundano, también tiene su complejidad propia. Arreglar un pequeño rayón puede ser una tarea sencilla, incluso existen distintos productos que ayudan en la misión, sin embargo cuando es un problema mayor, lo mejor es acudir donde un profesional porque la pintura tiene un tono particular que no se puede comprar fácilmente en una tienda. De hecho, en muchas oportunidades el color con el que se pinta un vehículo es distinto al original siendo, por ejemplo, más opaco.

  • La garantía del servicio: Al reparar el vehículo con un mecánico o en un taller certificado, generalmente se entrega una garantía por si el auto presenta la misma u otra falla. Cuando un conductor hace el trabajo por si mismo, no existe esta alternativa arriesgándose a eventuales nuevos desperfectos y más gastos asociados.

Cinco casos que el conductor puede realizar
  • Cambiar una rueda: Este procedimiento no implica mayor conocimiento en mecánica avanzada. Basta con saber soltar los pernos con la llave que trae el vehículo, ubicar el gato, levantar el auto y sacar la rueda. Eso sí, en este caso hay que tener claro que los pernos deben soltarse en una superficie plana y sólida, nunca con el vehículo en el aire. Lo mismo para asegurar los pernos.

  • Pasar corriente: Cuando la batería se descarga, es necesaria la ayuda de otro vehículo para que regrese al funcionamiento. En esta oportunidad se debe revisar que las baterías de ambos vehículos (el descargado y el apoyo) tengan el mismo voltaje. Además hay que tener precaución de que ninguna batería tenga fisuras o derrame algún líquido. Luego de esta revisión, se conecta el cable rojo al borne positivo del vehículo sin carga, mientras que el otro extremo queda en el vehículo de ayuda. El cable negro hace lo propio con el borne negativo de la máquina donante y el otro extremo va a alguna parte metálica del motor que necesita carga. Después de unos minutos se puede intentar prender el motor del vehículo descargado. En este caso tampoco es necesario un conocimiento mayor ni herramientas complejas más que los cables indicados.

  • Revisar los líquidos: Otro de los casos que sí pueden hacer los conductores primerizos es revisar los líquidos del vehículo y, de estar bajo el nivel requerido, acudir a un experto. El aceite del motor, el refrigerante y el líquido de frenos no pueden dejarse pasar y en el manual del auto viene indicado dónde se encuentra cada uno.

  • Estar atento al tablero: Para esto solo basta con mirar las respectivas señales que entrega el tablero del vehículo. Además, los manuales también traen el significado de cada señal aunque de todas formas éstas suelen ser muy intuitivas. Si existe alguna señal de alerta, es mejor consultar a un profesional.

  • Comprobar la presión de los neumáticos: Mantener la presión adecuada de los neumáticos cobra vital importancia porque son éstos los que están en permanente contacto con el pavimento. Circular con una presión incorrecta puede hacer que los neumáticos se desgasten o reduzcan la capacidad de frenado durante la marcha. Lo que se debe tener claro es que cada vehículo necesita una presión distinta que es indicada por el fabricante. Generalmente ese número está en las puertas o guantera y en cada servicentro es posible agregar o disminuir la presión sin mayor complejidad.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Encuentra
tu próximo vehículo

Palabras clave

Región

Categoría

Marca

2000Rango de años 2016

Precio

Fecha de publicación

Buscar
Limpiar
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores