Camille Paglia, la autora que pone en jaque al feminismo: Ridiculiza los estudios de género y a las "feministas burguesas"

Lesbiana e incendiaria, la intelectual de 71 años despotrica contra los movimientos actuales, asegurando que existe una actitud elitista. "Quienes creen saber lo que es mejor para las mujeres, solo están haciendo carrera", sostiene.

12 de Abril de 2018 | 14:54 | Por Constanza Troncoso M., Emol.
Greg Salibian
SANTIAGO.- Heredera de las ideas de Simone de Beauvoir, la intelectual estadounidense Camille Paglia (71) ya era parte del mundo académico cuando en los años '70 comenzaron a emerger nuevas pensadoras y figuras del feminismo, como Kate Millett, Germaine Greer e incluso Hillary Clinton. Lejos de identificarse con sus contemporáneas, las tildaba de arrogantes.

Lesbiana, destacada graduada de las Universidades de Binghamton y Yale; profesora de artes y de lenguas romances, y sobre todo, crítica incendiaria de la cultura actual. Paglia es, hasta el día de hoy, una pieza enigmática dentro de las corrientes por la igualdad de género.

La llaman la "feminista a la que todas las feministas odian", la "Anti-feminista" o la "Post-Feminista". "Soy feminista igualitaria", afirma ella en una entrevista reciente con El Mundo, publicación que amplifica, una vez más, su voz disidente.

Paglia acaba de lanzar "Feminismo pasado y presente", una recopilación de ensayos sobre género y sexualidad, donde se muestra especialmente crítica con los movimientos actuales.

"En los años '60 el feminismo de izquierda trataba de atraer mujeres trabajadoras, y adoptaba las maneras y el lenguaje de la clase trabajadora. En los '70 se empezó a imponer una corriente que se centraba en las burguesas de profesiones liberales, principalmente profesoras y periodistas. Este tipo de feminista cree saber lo que es mejor para las mujeres, pero lo cierto es que solo están centradas en hacer carrera y no se dan cuenta de lo distintas que son sus vidas a las de las mujeres de las clases trabajadoras que pretenden representar. Hay una actitud muy elitista en el feminismo", señala.

Algunos datos: Es una amante del cine y fanática total de Alfred Hitchcock. Incluso, la intelectual dedica un tomo completo de su obra para analizar la cinta "Los pájaros" a través del psicoanálisis. También ha sido censurada y excluida más de alguna vez por sus pensamientos. En una oportunidad, estudiantes de Brown University recolectaron firmas para vetarla de un conversatorio en la casa de estudios.

En este plano, ridiculiza a las "feministas burguesas", señalando que son pasivas, y sugiere en cambio, un "feminismo de la calle". "Yo creo en las mujeres fuertes, que son capaces de crecer y protegerse solas. No en las que corren a refugiarse en las leyes o en un comité", declara.

Paglia cree que los movimientos actuales se han centrado en crear una ideología y una retórica antimasculina. Precisamente esta es la idea que desarrolló en extenso en el libro "Sexual Personae" (2006), que fue rechazado por al menos cinco editoriales antes de lograr ser publicado. La frase en cuestión, que incendia los ánimos es: "Sin el hombre, la mujer nunca hubiera salido de la cueva".

"La gente no lo entendió bien", explica a una década de su publicación. "Lo que yo quería decir es que las grandes estructuras fueron producto de los hombres. Y luego hubo mujeres que crearon a partir de esas estructuras. Y las mejoraron", dice. "Es muy desagradable no reconocer los logros de los hombres, porque nos han permitido a las mujeres escapar de la opresión de la propia naturaleza y tener nuestras carreras, identidades, logros... Así que ha llegado el momento de dejar de victimizarse y de minusvalorar a los hombres", señala.

Otras ideas controversiales que defiende la autora son, por ejemplo, que no existen las brechas salariales y el rechazo absoluto de los "estudios de género".

"En 1972 yo era la única estudiante de Yale abiertamente lesbiana", cuenta. "A fines de los '70 empezó a proliferar el identitarismo. Se crearon los estudios de género, los estudios afroamericanos... Ahora hay una serie de administradores y burócratas que justifican un sueldo enseñando, por ejemplo, 'arte con perspectiva de género'. ¡Enfermizo! Yo abogo por la visión verdaderamente multicultural de los '60, opuesta a los estudios de mujeres, de gays, de afroamericanos...", subraya.

¿Por qué a Paglia parece molestarle todo pensamiento actual? La escritora esboza el origen de sus críticas en una de sus respuestas: "A nosotros nos educaron personas que habían ido a la Segunda Guerra Mundial y vivido la Gran Depresión. Por lo que habíamos desarrollado una personalidad que nos permitía afrontar las contrapartidas de la libertad. Hoy, dos generaciones después, la gente joven, de clase media, es blanda e incapaz de sobrevivir. Viven en un entorno protegido, educados para no ser ofendidos. No se les enseña la sucesión de horrores que ha sido la historia. Solo se les habla de basura identitaria y victimista".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores