A un año de la muerte del niño sirio que conmocionó al mundo, crece la crisis en el Mediterráneo

La imagen del pequeño Aylan Kurdi en la orilla de una playa turca estremeció al planeta. Han pasado doce meses de aquel episodio, pero la situación de los refugiados no mejora.

02 de Septiembre de 2016 | 13:24 | Emol
AFP
SANTIAGO.- Hace exactamente un año, el 2 de septiembre de 2015, una imagen dio la vuelta al mundo y estremeció a todos: la del pequeño sirio Aylan Kurdi, de apenas tres años, muerto en la orilla de una playa en Turquía tras haber naufragado en el mar con su familia y otros refugiados, cuando escapaban de su país golpeado por la guerra con la esperanza de encontrar la paz en Europa.

Para muchos, este lamentable hecho era un mazazo para reflexionar la triste realidad que, en ese momento, estaban teniendo los refugiados que buscaban un futuro seguro y mejor, alejándose de su tierra devastada por la violencia. Sin embargo, la situación no ha mejorado.

Esto queda demostrado con los datos entregados por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur, por sus cifras en inglés), la cual calcula que, desde la muerte de Aylan , 4.176 personas han muerto o están desaparecidas en el Mediterráneo, lo que supone una media de 11 hombres, mujeres y niños muertos cada día durante los 12 últimos meses.

Así, de acuerdo al organismo, entre enero y agosto de 2016, unas 281.740 personas realizaron la peligrosa travesía por mar hasta Europa. El número de refugiados y migrantes que han llegado a Grecia ha descendido drásticamente de 67.000 llegadas en enero a 3.437 en agosto, tras la implementación del acuerdo EU-Turquía y el cierre de la llamada ruta de los Balcanes. El número de personas que llegaron a Italia ha permanecido más o menos constante, ya que hasta finales de agosto 2016 llegaron unos 115.000 refugiados y migrantes a las costas italianas, comparado con los 116.000 que lo hicieron en el mismo período el año anterior.

No obstante, el principal cambio ha sido el número de fallecidos. En lo que va de año, una de cada 42 personas que cruzaron el Mediterráneo desde el norte de África hacia Italia falleció, mientras que el año pasado la tasa era una de cada 52. La probabilidad de morir en la ruta entre Libia e Italia es diez veces más alta que por la ruta del este, entre Turquía y Grecia.

Estas cifras, según Acnur, destacan la necesidad urgente de que los estados incrementen las vías para la admisión de refugiados, como el reasentamiento, el patrocinio privado, la reunificación familiar o los programas de becas para estudiantes, entre otros motivos, para que los refugiados no tengan que recurrir a los traficantes de personas y embarcarse en peligrosos viajes.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores