Huarmey, la ciudad peruana convertida en una cárcel de lodo por los temporales

Son cerca de 40 mil afectados en la zona, quienes tienen sus casas inundadas en barro y se encuentran atrapados en los techos sin poder recibir ayuda del Gobierno.

20 de Marzo de 2017 | 13:10 | AFP
HUARMEY.- Para entrar en Huarmey hay que sumergir medio cuerpo en el lodo. "Agua, queremos agua", grita la gente atrapada en los techos. Nadie baja ya que el barro cubre las casas hasta la mitad. Tras las inundaciones en Perú, sus habitantes quedaron presos en un gigantesco pantano.

El pasado miércoles, después de fuertes lluvias en los Andes, los "huaicos" -como se conoce en Perú a las avalanchas de lodo y piedras- descendieron desde los cerros y desbordaron el río Huarmey, que fue a desembocar en esta ciudad portuaria ubicada 300 kilómetros al norte de Lima.

"Primero empezó a venir poquita agua del río, y después 'boom', nos atacó. Ya no podíamos hacer nada. Todas mis cosas están enterradas. Nadie ha venido por esta zona a mojarse los pies", gritó Paulina Farromeque desde el techo de su vivienda.

Su casa está en la avenida Alberto Reyes, en la misma calle donde se encuentra la comisaría. Sólo sobresale el techo de la patrulla y algunos oficiales atienden en el segundo piso del recinto, ya que el primero está tapado por el barro.

El último informe oficial reportó 75 muertos desde enero a la fecha producto de las inundaciones en Perú, a causa del denominado "Niño Costero", que eleva las temperaturas del mar de la costa peruana, generando alta evaporación y fuertes lluvias. La situación también dejó casi 100 mil damnificados -que lo perdieron todo- y unos 700 mil afectados -que sufrieron daños menores-, según el balance.

Cómo sobrevivir al barro

Desplazarse por las calles de Huarmey, en la región de Ancash, es un reto para los residentes. Cuando las personas intentan caminar, las piernas quedan atrapadas por la resistencia del lodo. "Hay que agarrarse de las paredes de las rejas, caminar por los extremos para no hundirse", explicó Eugenio Huertas, quien desarrolló la habilidad para desplazarse por el lodazal.

En Huarmey se contabilizan al menos 40 mil afectados y el Gobierno envió por mar buques de la Marina con ayuda humanitaria. Militares desembarcaron para apoyar las labores de auxilio, en medio de rumores de saqueos durante la madrugada a negocios que aún tienen víveres pero que quedaron cerrados tras los desbordes.

La ministra de Salud, Patricia García, viajó el viernes a esa localidad, pero la población aseguró que la ayuda no era suficiente, ya que no llega para todos, porque la mayoría no pueden salir de sus casas. "Pasan los helicópteros pero sólo para tomar fotos. No viene nadie", se quejó el pescador Jorge López, uno de los varios que viven en esta ciudad con vista al océano Pacífico.

Los vecinos son los que han retirado el barro de las calles, con dinero recaudado por la población para contratar maquinaria especializada en remover escombros. En una de las calles de la ciudad, la población contó que cada uno pagó 20 soles (unos 6 dólares) para contratar maquinaria pesada para retirar la suciedad.

"Huarmey es una zona de emergencia. Los huaicos siguen viniendo y lo más triste es que llegan de noche. Necesitamos ayuda urgente, necesitamos agua, víveres", dijo Luz Castillo, detrás de un muro de ladrillos que colocó en la puerta de su vivienda, para bloquear el agua.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
FRASE DEL MOMENTO
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores