Qué es la OPAQ: La organización premio Nobel de la Paz que indagará el presunto ataque químico en Duma

Fue creada hace dos décadas para vigilar el cumplimiento de la convención que declara ilegal el uso de agentes como armamento en 192 estados miembros. Uno de ellos es Siria, acusado nuevamente de usar gas tóxico contra su población.

16 de Abril de 2018 | 12:23 | Redactado por Valentina Salvo U., Emol
EFE
SANTIAGO.- Luego de las acusaciones de un presunto ataque químico perpetrado por el régimen sirio en la ciudad de Duma, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha vuelto a estar en el centro de las miradas del mundo.

El organismo, que ha realizado un trabajo más bien silencioso, saltó a la fama en 2013. Ese año se le encomendó por primera vez supervisar la destrucción del arsenal químico en Siria, mismo país árabe que este viernes fue bombardeado por EE.UU., Reino Unido y Francia, en represalia por el supuesto uso de gas tóxico contra su propia población, y donde el conflicto civil ya suma más de 400 mil personas. Su rol le valió ganar el premio Nobel de la Paz 2013.

¿Qué es la OPAQ?

Es una organización internacional surgida en 1997 para poner en práctica la Convención sobre Armas Químicas, el primer tratado internacional enfocado en declarar ilegal este tipo de armamento y que prohíbe el desarrollo, producción, adquisición, almacenamiento, retención, transferencia o uso de agentes tóxicos.

Así, la OPAQ tiene entre sus principales tareas la eliminación de los arsenales, la supervisión de este trabajo y la entrega de asistencia y asesoramiento a los 192 estados miembros respecto a la materia.

65.810toneladas métricas de los agentes químicos del arsenal mundial declarado han sido destruidos
Desde que fue fundada, esta organización ha revelado que ocho del total de estados que han puesto en marcha la convención han declarado poseer armas químicas: Albania, India, Irak, Libia, Rusia, Siria y Estados Unidos, junto con un país al que la organización nombra como "Estado parte", pero que no identifica.

Además, un total de 14 naciones (Bosnia y Herzegovina, China, Francia, India, Irán, Irak, Japón, Libia, Rusia, Serbia, Siria, Reino Unido, EE.UU. y el "Estado parte") han declarado poseer instalaciones de producción de armas tóxicas.

Según su último reporte emitido en 2016, OPAQ asegura que se ha logrado verificar la destrucción de 65.810 toneladas métricas de los agentes químicos del arsenal mundial declarado, lo que equivale al 90,74%, y que el 100% de las instalaciones de producción admitidas han sido desactivadas.

Sin embargo, el mismo documento establece que hasta 2015 solo cuatro de los países que admitieron contar con sustancias tóxicas para ser utilizadas como armamento finalizaron con su destrucción (Albania, India, Libia y un "Estado parte").

Su rol en Siria

Siria se unió a la convención el 14 de octubre de 2013, luego de que el 21 de agosto de ese mismo año 1.400 personas, entre ellos cientos de niños, murieran en la zona rebelde de Guta Oriental, por ataques con gas tóxico. La presión de la comunidad internacional obligó en ese entonces al Presidente Bashar al-Assad a entregar sus armas químicas para ser eliminadas bajo la mirada rusa, que se responsabilizaría por la acción.

Desde entonces, la OPAQ comenzó la vigilia en el país árabe, lo que le valdría recibir el máximo galardón entregado a las personas y organizaciones que promueven la paz en el mudo.

La destrucción del arsenal sirio comenzó en agosto de 2014 y en enero de 2016, la misma OPAQ informó que la totalidad de las armas químicas declaradas por Siria habían sido destruidas.

Pese a ello, ONGs presentes en las distintas localidades sirias han reportado que los ataques con agentes tóxicos por parte del régimen sirio no han cesado. Uno de los últimos que causó gran conmoción ocurrió en la localidad de Jan Shijún, donde al menos 90 personas murieron. El uso de gas tóxico fue confirmado por la OPAQ. En respuesta, EE.UU. ya liderado por Donald Trump, lanzó misiles contra una base aérea del Ejército sirio.

Tras el ataque del 7 de abril pasado en la ciudad de Duma, los expertos de la OPAQ han enviado una nueva misión a Siria. Según ha trascendido, su objetivo será investigar y determinar si realmente existen indicios de un bombardeo con agentes tóxicos en el que era considerado el último bastión rebelde de la región de Guta Oriental.

Podrán recoger "muestras químicas, medioambientales y biomédicas", entrevistar a víctimas, testigos, personal médico e incluso participar en autopsias, explica la organización. Sin embargo, no identificarán a los autores del ataque. Los expertos presentarán un primer "informe de situación" tras el inicio de la operación en Duma, aunque el reporte final debería demorarse varias semanas.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores