Buscando la inspiración del Frente Amplio: ¿Está en Uruguay?, experto de ese país analiza similitudes y diferencias

Francisco Faig, columnista del diario El País, postula que el surgimiento de ambos se da en momentos históricos diferentes y subraya la capacidad del uruguayo para llegar acuerdos internos y externos. "El Frente Amplio que ganó en Uruguay en 2004 es muy parecido a la Nueva Mayoría", agrega.

16 de Mayo de 2017 | 07:04 | Por Benjamín Blanco, Emol
SANTIAGO.- No es sólo el nombre o el domicilio político, a la izquierda del arco electoral, ni tampoco la gran cantidad de partidos y movimientos que lo integran. Las similitudes que el Frente Amplio mantiene con la exitosa alianza que gobierna Uruguay desde 2004 son notorias e incluyen la juventud de sus dirigentes, al menos sus orígenes.

Así al menos lo cree Francisco Faig (Montevideo, 1974), editorialista del diario El País de Uruguay, catedrático de la Universidad ORT Uruguay y coautor del libro "La ola progresista: una década de izquierdas en el poder en América del Sur" (Debate, 2015). "Hay similitudes muy fuertes y seguramente el de Uruguay inspiró al chileno", sostiene.

Pero Faig, quien reside en Santiago hace dos años, también observa claras diferencias entre ambos fenómenos. "El posicionamiento del Frente Amplio chileno se hace desde el espejo de dos coaliciones, que no es exactamente lo que pasaba en Uruguay en 1971, cuando nace, donde había dos partidos. Esa es una diferencia importante, pues mientras se está construyendo el Frente Amplio, vemos que en la Nueva Mayoría la DC se corre y la coalición se desarma", dice.

Para el experto esa no es única diferencia relevante, también está el escenario, nacional e internacional, en que nacen ambos frentes. "El uruguayo se forma cuando hay una crisis económica y política, con movimientos guerrilleros en plena acción y con una represión del Estado que comienza a ser mayor. El frente pretende ser una respuesta a eso (...) En Chile, más allá de matices, tiene un proceso de 25 años de crecimiento y mejorías en indicies sociales y no hay Guerra Fría. En ese esquema, los dos tienen un discurso de izquierda, lo que es una similitud, pero también una diferencia, pues los contextos históricos son distintos".

Considerando esos contextos, el Frente Amplio demoró 33 años en llegar al poder en Uruguay.

El Frente Amplio queda tercero en las primeras elecciones que acude, en 1971, con un 18%. Dos años después viene la dictadura y no participa en una elección hasta 1984, donde obtiene el 21%. El salto se lo pega en 1994, cuando obtiene el 30% y el 2004, cuando obtiene la mayoría absoluta. Hay una acumulación de largo plazo que obviamente se interrumpe por 12 años de dictadura que fueron muy duros para el Frente Amplio, con exilio y prisión. Por eso, es difícil decir que tuvo que esperar 33 años para llegar al gobierno. Lo que es cierto es que en ese proceso hubo un corrimiento ideológico hacia el centro del espectro político.

"El Frente Amplio chileno tiene un discurso más aguerrido de izquierda, contra el libre mercado, contra la globalización, que no fue el discurso con el que ganó el Frente Amplio de Uruguay en 2004. Ese Frente Amplio era más parecido a la Nueva Mayoría"

Francisco Faig
La fotografía de 1971 tiene poco que ver con la de 2004, cuando gana. Si hacemos la misma comparación, sin saber cuanto va a demorar o el derrotero electoral que tendrá, el Frente Amplio chileno tiene un discurso más aguerrido de izquierda, contra el libre mercado, contra la globalización, que no fue el discurso con el que ganó el Frente Amplio de Uruguay en 2004. Ese Frente Amplio era más parecido a la Nueva Mayoría actual o a la Concertación, con PC o sin PC.

¿A diferencia del caso uruguayo, en Chile el PC no está en el Frente Amplio, sino en la Nueva Mayoría?

En ese sentido hay una enorme diferencia, pues acá el Frente Amplio sale al costado o en contra de la Nueva Mayoría. Se quiere diferenciar de la Nueva Mayoría, pero el Frente Amplio uruguayo es muy parecido a la Nueva Mayoría, incluso en sus dirigentes. Me llama la atención que no esté el PC, aunque también hay temas concretos de la actividad política clásica, donde no sólo prima la ideología, sino cuanto poder y peso se puede conseguir.

El Frente Amplio uruguayo llega al poder con Tabaré Vázquez, que era intendente (alcalde) de Montevideo. ¿Desde ahí deberían crecer los liderazgos del frente chileno?

La construcción del Frente Amplio era en un inicio parlamentaria. Es luego de la dictadura, en particular desde 1989, cuando trae a alguien ajeno al sistema político, que es Tabaré Vázquez, un médico, oncólogo, dirigente de un club pequeño de fútbol que lo saca campeón. Él logra ser intendente de Montevideo, que es como ser intendente de Santiago. Si el Frente Amplio quisiera tener una derivación parecida, debería tener una figura con peso político propio.

¿Beatriz Sánchez, que es un outsider de la política, se asemeja a Vázquez?

Viene de un lugar alejado de la política, como Vázquez, pero éste rápidamente se entroniza con las urnas y Sánchez tendrá que hacerlo en esta ocasión. No sé cual será la estrategia, no sé si ganará la interna, pero Vázquez no arranca perdiendo, Vázquez gana en Montevideo, un reducto donde el Frente Amplio tenía su base, y luego es candidato presidencial.

¿Había temor en algunos sectores de la sociedad uruguaya a que ganara el Frente Amplio?

Al final no. Quizás funcionó en los '90, especialmente en la elección de 1994, que es muy reñida y se registra un triple empate, donde entre el primero y el tercero hay 50 mil votos de diferencia. Esa elección la tenía ganada el Frente Amplio, pero en el debate (Julio María) Sanguinetti saca a relucir el tema marxista: funcionó y ganó. En 2004 arrasaba el Frente Amplio, todo el mundo votaba por ellos. Vázquez, para dar garantías a todo el mundo, nombra antes a su Ministro de Economía,
3presidenciales ha ganado el Frente Amplio de Uruguay: 2004, 2009 y 2014
que es (Danilo) Astori, un hombre extremadamente moderado, y lo hace a la salida de una reunión con el FMI, lo que es simbólico. El Frente Amplio que gana en Uruguay es muy parecido a la Concertación

Ambos procesos tienen la similitud de que son varios partidos. ¿Cómo funciona la interna del Frente Amplio de Uruguay?

Tiene una enorme capacidad de negociación, aceitada en una práctica que, similar a Chile, aunque creo que más que Chile, va de la mano con una cultura colectiva de negociación. Hoy el Frente Amplio de Uruguay tiene varios partidos históricos, como el PC y PS y otros movimientos, como los Tupamaros, que es el más importante, y después hay más de 25 partidos pequeños. Para organizarse hay un plenario que tiene representantes elegidos por las elecciones de bases y otros salidos por elecciones internas, con votos secretos. Eso da como 400 personas, mucha gente, donde se procesan pequeñas comisiones que terminan atando acuerdo en votaciones. Eso sí, para ser justos, en esos aparatos hay partidos sobredimensionados como el PC y los Tupamaros.

El Frente Amplio chileno ha tenido que ponerse de acuerdo internamente, pero aún no lo hace externamente. De hecho, se le reprocha cierta soberbia en su mirada a la Nueva Mayoría, que podría ser un potencial aliado. ¿Hay críticas similares con el frente de allá?

Desde 2004, las tres veces que triunfa el Frente Amplio, lo hace con mayoría absoluta en ambas Cámaras. La oposición critica y dice que no escuchan, lo que es legitimo, pero el voto popular les dio la mayoría absoluta. Pero para analizar el Frente Amplio chileno hay que verlo con el de 1971 en Uruguay, que venía del mundo parlamentario y en sus primeros años, pero especialmente con el fin de la dictadura, es un movimiento que negocia y mucho. Para cerrar la comparación, habrá un momento clave este año. Es ciencia ficción, pero no es errado pensar que Piñera gana la interna de Chile Vamos, que Guillier logra consolidarse y ambos pasan al balotaje. Ahí puede que Guillier precise del Frente Amplio para ganar la elección ¿Qué hará el Frente Amplio? Deciden pactar y logran que Guillier gane o dicen que no quieren saber nada de él y no lo apoyan. Es la prueba de fuego del Frente Amplio.

¿Por qué?

Siempre hay dos grupos. El más político, que puede ser más duro, menos proclive a negociar, pero luego están los votantes que no necesariamente son radicales. Si no negocias y facilitas que gane Piñera, puede que terminen cobrándolo y se vaya a pique todo el proyecto.

Eso, de alguna manera, ocurrió con ME-O en 2009 cuando su apoyo a Frei en segunda vuelta no fue activo

Es cierto, puede ser. También es cierto que eso era muy individual y ahora es más colectivo. Yo no sé hasta que punto el Frente Amplio está dispuesto a atraer hacia la izquierda a la Nueva Mayoría o buscar un quiebre total, donde da lo mismo que gane Piñera o gane Guillier.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores