Minitornado en Quillota, un fenómeno más recurrente en Chile de lo que se cree

Si bien los eventos como el ocurrido ayer son ocasionales en el país, el Servicio Meteorológico de la Armada afirma que se registran al menos una o dos veces al año. Conoce algunos de los episodios más dañinos.

19 de Mayo de 2017 | 11:47 | Por Francisca Domínguez, Emol
SANTIAGO.- Acostumbrados a que este tipo de postal provenga de Estados Unidos o países caribeños, este jueves causó sorpresa el registro de un minitornado que incluso levantó techumbres en la localidad de San Pedro, en Quillota.

El fenómeno dejó diversos daños en el sector, pero por sobre todo, generó el asombro de los chilenos que compartieron en las distintas redes sociales el video.

Según comentó a Emol el comandante Luis Vidal, jefe del Servicio Meteorológico de la Armada, este minitornado "es una condición excepcional, pero cuando uno lee la historia de lo que sucede aquí en Chile con respecto a tornados y trombas marinas, es un fenómeno que a lo menos se forma una o dos veces en el año".

De hecho, este año ya se había registrado uno, ocurrido en febrero en la isla Mocha, en la Región del Biobío, donde el viento desprendió la techumbre de dos casas, botó una torre y dañó una estación meteorológica.

¿Cómo se producen?


Vidal explicó que tras el paso del sistema frontal en el litoral central, ingresó este jueves un núcleo frío que generó abundante nubosidad cuneiforme en forma de cumulus nimbus o "nube de tormenta" a una altura de aproximadamente ocho o diez kilómetros.

"En esta nubosidad se generan fuertes corrientes ascendentes y descendentes, y en la parte baja de la nube se generan fuertes vientos rotatorios en el sentido horario, ciclónico, que cuando alcanza la superficie se generan condiciones como la que se vivió ayer en San Pedro: vientos que superan los 80 kilómetros por hora, por lo tanto desprende todo lo que está en superficie y ayer como vimos en algunos videos desprendió techumbre, latas, material sólido", precisó.

El comandante de la Armada señaló que el fenómeno se presenta habitualmente en los meses de invierno, con una mayor ocurrencia en los meses de mayo y junio. Las regiones más afectadas han sido Los Lagos, Los Ríos, La Araucanía y Biobío.

En general, la intensidad de los tornados se miden en base a la escala de Fujita, que va desde el nivel F0, con vientos entre 105 y 137 kilómetros por hora, al F5, de 322 a 450 km/h (ver gráfica arriba).

Según Vidal, el que se vivió en Quillota ayer calificaría como uno F0. En tanto, en los últimos 17 años, sólo cinco tornados han sido calificados como F5, todos en Estados Unidos.

Tornados en Chile


Un informe realizado por el Servicio Meteorológico de la Armada registró los daños de los 14 mayores tornados ocurridos en Chile desde 1633.

El más perjudicial ocurrió en Concepción en la madrugada del 27 de mayo de 1934, aunque fue catalogado como una tromba marina que salió del río Biobío y se internó en la ciudad. En ese episodio se registraron 27 fallecidos, 2 desaparecidos, 599 heridos, 3.873 damnificados, además de voladuras de techumbre, árboles, ventanas y puertas.

El 18 de mayo de 1981, otro tornado registrado en San Carlos dejó dos fallecidos, un desaparecido, 323 heridos, 1.524 damnificados y 480 viviendas afectadas. Asimismo, el viento arrancó los árboles de la Plaza de Armas, la techumbre y vidrios de la estación de trenes, provocó la caída de 400 postes de luz y dañó vehículos, edificios comerciales y la sede de Bomberos y de la Municipalidad.

Durante la noche del 21 de junio de 2007, los vecinos del Golfo de Arauco dijeron "haber escuchado un ruido atronador, vientos que retumbaban en el suelo como si estuviera temblando, una oscura nube en forma de embudo que salió desde la playa, avanzando sobre un extremo de la ciudad, seguido de la caída de granizos del tamaño de habas, voladura de techumbres, caída de árboles, muerte de animales, quebrazón de vidrios, volcamiento de vehículos y varada de embarcaciones", reza el informe.

El 31 de mayo de 2013, San Carlos se vio nuevamente afectado por un tornado que dejó dos heridos y 232 damnificados, cortes de luz, daños en 103 viviendas, dos sedes sociales y cinco florerías del Cementerio Municipal. Además, el Liceo Violeta Parra y la ferretería Almet presentaron daños en su infraestructura.

El último del que se tiene evidencia es el de febrero de este año en isla Mocha, donde dos casas resultaron con daños en ventanas y techos, se destruyó un faro de la Alcaldía de Mar y se dañó la estación meteorológica automática.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones
Ordenar por: