Valdivia ya no es zona "libre de terremotos": Estudio revela que empezó a acumular otra vez energía

Tras el megaterremoto de 1960 la zona sur de Chile había entrado en una fase "asísmica", que terminó abruptamente por efecto del 27/F. El terremoto de Chiloé de 2016 es el primer signo del "despertar sísmico" en esa zona, según el análisis de la U. de Chile.

23 de Junio de 2017 | 12:31 | Por Natacha Ramírez, Emol

La extensa zona afectada por el terremoto de Valdivia volvió a estar expuesta a terremotos y tsunamis.

El Mercurio
SANTIAGO.- Hasta ahora se consideraba que la zona que fue afectada por el megaterremoto de Valdivia de 1960 era la única del país donde no se podían esperar nuevos terremotos, debido a la gran cantidad de energía que se liberó con ese evento, el más grande registrado en el mundo.

Se trata de una zona de más de mil kilómetros, que va entre el sur de la península de Arauco, en la Región del Biobío, y la península de Taitao, en la Región de Aysén, la cual, luego del terremoto del '60 había entrado en una fase "post-sísmica" o "asísmica", en que las placas tectónicas se acomodan y mueven sin tensión, por lo que no acumulan energía y no ocurren grandes temblores.

50años duró la fase post-sísmica del terremoto de Valdivia de 1960
De hecho en las últimas décadas no se había registrado ningún sismo mayor a 6 Richter en esa zona, muy distinto al resto del país, donde éstos sí son frecuentes.

Sin embargo, un estudio realizado por sismólogos de la U. de Chile y otros colaboradores –que se publicó en la revista científica Geophysical Research Letter– postula que esa fase "asísmica" terminó abruptamente en 2010 y que ahora esa vasta zona del país vuelve a acumular energía y a estar expuesta a sismos de mayor magnitud, sin descartar terremotos y tsunamis.

"Nosotros planteamos que esta fase post-sísmica del terremoto de Valdivia duró aproximadamente 50 años y se acabó abruptamente en el 2010, y comenzamos a entrar en una nueva fase, donde comienza toda la preparación de otro megaterremoto", comenta a Emol el sismólogo Sergio Ruiz, uno de los autores del estudio.

Detalla que en esta nueva fase, denominada "inter-sísmica", las placas (de Nazca y Sudamericana) nuevamente se traban y comienzan a acumular tensión, que se liberará con nuevos terremotos.

"La mala noticia es que esta zona ya entró en otro régimen y se suma a la peligrosidad sísmica del resto del país, donde se puede esperar un terremoto", señala el experto.

Según explica, eso significa que en cualquier momento podrían ocurrir sismos de magnitud superior a 7 o incluso 8. Aunque apunta que para que vuelva a ocurrir otro megaterremoto como el de Valdivia de 1960 (de magnitud 9,5) aún deben volver a pasar varios cientos de años.

Terremoto en Chiloé muestra el "despertar sísmico" en el sur de Chile


El estudio también postula que el terremoto que afectó a la zona central del país en el 2010 influyó directamente en que se terminara la fase "post-sísmica" en el área del terremoto de Valdivia. Esto ya que el 27/F, si bien se ubicó más al norte de esa zona, sí interfirió en el comportamiento de las placas tectónicas en esa área, aumentando su "grado de acoplamiento".

"La interacción del terremoto de 2010 con la fase post-sísmica del '60 generó algo que hace que en la zona del terremoto del sur de Chile el contacto de placas se comience nuevamente a bloquear y se corte abruptamente la fase en que se encontraba", explica el sismólogo Sergio Ruiz.

La publicación evidencia además que el terremoto de magnitud 7,6 que afectó a Chiloé, en diciembre del año pasado, es el primer signo del "despertar sísmico" en la zona sur de Chile. Esto ya que ése fue el sismo más grande que ocurre en esa zona desde el año 1975, cuando se registró la última gran réplica del terremoto de Valdivia, que tuvo una magnitud de 7,8.

"La mala noticia es que esta zona (sur de Chile) se suma a la peligrosidad sísmica del resto del país, donde se puede esperar un terremoto"

Sergio Ruiz, sismólogo U. de Chile
"Ese evento es el primer indicio de que la zona sur de Chile nuevamente comienza una fase sísmica, donde vamos a tener en forma más frecuente eventos de magnitud superior a 6, y vamos de nuevo a estar en presencia, probablemente, de terremotos de magnitud 7,6 o de ese orden", señala Ruiz.

Ante este nuevo escenario, el experto dice que es importante que los habitantes de la zona sur también estén preparados para la ocurrencia de sismos más grandes. "Estamos en el país más sísmico del mundo y la zona sur de Chile ya no es la excepción y, al igual que las otras partes del país, hay que estar preparados para la posible ocurrencia de un terremoto importante", subraya.

Infografía: José Infestas
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones
Ordenar por:
Este debate ha finalizado.