Nuevo cálculo de aranceles de gratuidad: UAH lo califica de "avance" y Finis Terrae de "arbitrariedad"

Mientras en la U. Alberto Hurtado valoran que la fórmula bonifique la investigación y los años de acreditación, el rector de la U. Finis Terrae afirma que "perjudica a las universidades jóvenes" y sólo responde a "las presiones de universidades grandes".

30 de Junio de 2017 | 17:06 | Por Natacha Ramírez, Emol

La U. Alberto Hurtado reduciría en cerca de un 65% su déficit por la gratuidad con la nueva fórmula.

El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- Mientras el Consejo de Rectores (CRUCh) ayer calificó como "una buena noticia" la nueva fórmula que anunció el Mineduc para calcular los aranceles por la gratuidad, la medida tuvo dispar recepción entre las universidades privadas.

La nueva fórmula del Ejecutivo busca reducir el déficit económico que estaban teniendo cerca de 15 planteles que adscriben a esa política, ya que el monto que reciben por gratuidad es inferior a lo que antes cobraban por la matrícula de esos alumnos. Para esto, el nuevo mecanismo bonifica la investigación y los años de acreditación de las instituciones.

En la Universidad Alberto Hurtado (UAH) –que está acreditada en investigación– afirman que la medida “en un avance” y estiman que les permitirá reducir su déficit en cerca de un 65%.

Así lo indica a Emol Ricardo Carbone, director de Aprendizaje Institucional de la UAH, quien sostuvo que la nueva fórmula de cálculo del arancel regulado “va en la línea correcta, ya que reconoce las distintas complejidades que los proyectos universitarios tienen, y la vinculación entre esa complejidad y el financiamiento”.

Uno de los puntos que más valora es que también se considere la investigación para entregar los recursos. “La investigación es evidentemente un costo relevante para una universidad como la nuestra (…) Una universidad que realiza investigación y tiene programas de doctorado, evidentemente tiene un costo mayor que una universidad que es únicamente docente, y la fórmula de cálculo actual lo reconoce y lo asocia a los años de acreditación, que es otra medida de complejidad y profundidad de proyecto”, señala.

Carbone indica que en el caso de la UAH el déficit se reduciría de manera “significativa” con esta nueva fórmula, aunque no se elimina completamente. Por eso, señala que “sería interesante que en el futuro, en esta misma línea y en base a un cálculo parecido, uno pudiera acercarse más aún al arancel real, que es el que a nosotros nos permite funcionar”.

Rector Finis Terrae: “Se castiga a las universidades jóvenes”


Una opinión completamente distinta tiene el rector de la Universidad Finis Terrae, Cristian Nazer, quien califica como “una arbitrariedad” que se considere si la institución está o no acreditada en investigación para fijar los aranceles regulados, y cuestiona que “se busque financiar una función universitaria, pero en consideración a otra función universitaria”.

Ese plantel tiene 4 años de acreditación institucional y actualmente no se encuentra certificado en investigación.

En su opinión, se deberían considerar otros factores relacionados directamente con la docencia para fijar ese arancel, como “planes remediales y propedéuticos especiales, innovaciones curriculares u otro tipo de acciones que van en directo beneficio del estudiante y que hablan de la calidad de la docencia y el valor agregado formativo que entrega una carrera”.

A su juicio, la medida se aplica “para calmar las presiones de universidades grandes” y “muestran una desprolijidad y una falta de visión” del Mineduc. “Nuevamente se busca sólo dar más recursos a las universidades antiguas ya consolidadas y no apoyar las universidades jóvenes, que hemos demostrado seriedad y compromiso con la calidad. El Mineduc, arbitrariamente, castiga a las universidades jóvenes, acreditadas, sin fines de lucro, que hemos adherido a la gratuidad y que estamos dando pasos para desarrollarnos como universidades complejas”, sostiene.

Por su parte, el rector de la Universidad Autónoma, Teodoro Ribera, manifiesta que si bien "la voluntad del Ejecutivo de mejorar el cálculo de la gratuidad es una paso en la dirección correcta, ya que reconoce la brecha que hoy existente; la fórmula de cálculo es imperfecta, pues no sólo los años de acreditación son relevantes, sino también las áreas en que se está acreditado".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones
Ordenar por:
Este debate ha finalizado.