Estrés de fin de semestre: El abuso y los riesgos de la automedicación en los estudiantes

El próximo 27 y 28 de noviembre se llevará a cabo una nueva edición de la PSU lo que, según los expertos, genera un aumento en el consumo de medicamentos y en la visita a las consultas médicas.

07 de Noviembre de 2017 | 14:03 | Por Antonia Salas y Diego Almazabar, Emol
Shutterstock
SANTIAGO.- La cuenta regresiva de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) ya comenzó y con ello, síntomas como la ansiedad y el estrés empiezan a aparecer entre los jóvenes que deben enfrentarse a esta prueba de ingreso a la educación superior.

A menos de un mes de rendir la PSU, los expertos señalan en estas fechas existe un aumento en la visita a las consultas médicas y en el consumo de remedios para la concentración o para la ansiedad.

"Hay épocas del año, a principios de los semestres académicos y cuando se acerca la PSU, donde se asocia el consumo de los estudiantes de medicamentos para estimular el sistema nervioso central", señala Verónica Vergara, jefa (S) del Subdepartamento de Farmacovigilancia del ISP.

Uno ve un grado de abuso en estos remedios. Se ve también que se pasan el dato entre los universitarios, que lo utilizan para estudiar más que nada

Jonathan Bronstein
Entre los medicamentos más utilizados, cuenta la experta, se encuentran ciertos estimulantes para mantenerse alerta y mejorar la concentración, como el Metilfenidato o el Modafilino, los que no son recomendados sin la correcta supervisión médica.

Por su parte, Jonathan Bronstein, psiquiatra infanto-juvenil de la Red de Salud UC Christus, afirma que en las últimas semanas antes de la PSU llegan más jóvenes de cuarto medio con síntomas de estrés a su consulta. "Los pacientes que más he recibido de este tipo de temas están relacionados más a la ansiedad y al estrés que a la falta de concentración", dice.

El especialista cuenta que algunos de los jóvenes que llegan a pedir ayuda manifiestan síntomas corporales de la ansiedad, como sudor de manos o presión en el pecho, y cognitivos, como la falta de concentración, dificultad de conciliar el sueño u otras señales del estrés.

Si bien hay casos en los que la intensidad de estos síntomas obliga a optar por algún ansiolítico, Bronstein afirma que "lo ideal es realizar un trabajo previo antes de pensar en psicofármacos".

Importancia de la supervisión médica

Algunos de los remedios que más se escuchan entre los estudiantes son el Mentix, Concerta, Ravotril o Ritalin y sus derivados. Desde el ISP advierten que "algunos estudiantes le dan un uso inadecuado a estos medicamentos. Todos estos remedios son de prescripción médica, con receta retenida y requieren de una evaluación y un diagnóstico".

Asimismo, el doctor Bronstein señala que "uno ve un grado de abuso en estos remedios. Se ve también que se pasan el dato entre los universitarios, que lo utilizan para estudiar más que nada, lo que no ocurre tanto en los escolares".

En ese sentido, el especialista sostiene que si los estudiantes usan este medicamento sobre la marcha "hay más riesgos de reacciones adversas y son más los riesgos que beneficios si se utilizan a pocas semanas de la PSU. Además el uso de estos remedios sin receta médica también predispone al igual que los ansiolíticos a un abuso y a generar una dependencia".

Además de la dependencia, Verónica Vergara asegura que ya en sí los remedios pueden presentar reacciones adversas, por eso desde el organismo público hacen un llamado a usar estos medicamentos "siempre con la autorización de un profesional, lo principal es no automedicarse, ya que el uso inadecuado puede desencadenar en consecuencias o efectos adversos muchos más graves o fatales, que van desde dolores de cabeza hasta hipertensión o infartos al miocardio".

Manejar el estrés

A menos de un mes de la PSU, en muchos casos la ansiedad en los jóvenes sigue en aumento. De acuerdo al psicólogo Jonathan Bronstein, el estrés aumenta por "el cierre de la etapa escolar y hay mucho cansancio acumulado por lo todo el proceso emocional que significa. Además la PSU está catalogada como una prueba que define tu futuro, como un todo o nada".

Por eso, en esta parte final, el académico del sitio Puntaje Nacional, Víctor Barrios, afirma que lo principal es mantener la calma y confiar en sus capacidades y en lo que han adquirido en los cuatro años de enseñanza media.

"Es importante no estudiar hasta el último minuto. Mejor estudiar una semana antes y preocuparse de estar tranquilos, porque si uno repasa hasta el final puede jugar en contra y los estudiantes se pueden bloquear en la prueba y no recordar los conocimientos que habían adquirido", dice.

El experto agrega que lo mejor es "mantener hábitos de sueño estables lo que queda del mes, eso ayudará en la concentración al momento de dar la prueba. Lo ideal es dormir ocho horas y siempre pensando en levantarse en el horario en que van a ir a dar la prueba".

Finalmente, Barríos dice que "en la última semana lo mejor es estar tranquilo, y recordar que es solo una prueba y que en el peor de los casos se puede hacer de nuevo".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores