Los hitos del caso Emmelyn: Desde la desaparición de la menor hasta la detención del sospechoso

Tras una búsqueda de ocho días, este sábado, tanto la niña como José Navarro fueron detectados en la casa de una hermana del ahora imputado. El hombre permanecerá detenido en Rancagua hasta su formalización.

10 de Febrero de 2018 | 20:08 | Por Tomás Molina Jarpa, Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- La madrugada del sábado 3 de febrero se encendieron las alarmas en la comuna de Licantén, ubicada en la Región del Maule. Esto debido a una denuncia interpuesta por la familia de la menor de 11 años Emmelyn Canales Vidal, quien fue reportada como desaparecida.

Un día antes, la niña había salido de su hogar en compañía de su abuelo y de José Navarro Labbé (31), a quien se le imputa el secuestro de la menor. Con el pretexto de ir a buscar un supuesto tesoro, el grupo se adentró en un monte, donde Navarro habría golpeado con una pala al adulto mayor para luego huir con Emmelyn.

El sujeto, quien tenía una condena anterior de cinco años de cárcel por abuso sexual, se había ganado la confianza de los abuelos de la pequeña ya que actuaba como un supuesto "brujo" que los ayudaba a realizar "descargas". Así los convenció de la existencia de una tesoro enterrado en el cerro El Quelmen, y que debía ir a buscarlo junto a otra persona y una menor de edad.

La búsqueda


Tras el ataque al abuelo de Emmelyn y la posterior desaparición de la menor, comenzó una intensa búsqueda en la zona. El fiscal regional del Maule, Mauricio Richards, fue designado como el persecutor a cargo del caso, mientras la madre de la niña advertía que el imputado era una persona "peligrosa", y que en la familia estaban al tanto de sus antecedentes por abuso sexual.

Además, parientes del sospechoso también se sumaron a la búsqueda temiendo lo peor, pero con la esperanza de que "no le haga nada a la niña (...) Mi hermano estuvo cinco años en la cárcel, yo lo denuncié, porque agredió sexualmente a una de las integrantes de la familia", de acuerdo a declaraciones entregadas al diario El Centro de Talca.

El supuesto secuestro, sumado a la los antecedentes por violación de Navarro, llevó a acaparar la atención de la agenda nacional. Los ojos del país estaban puestos en Licantén, donde hasta el popular empresario Leonardo Farkas, ofreció una recompensa de $10 millones para quien diera con el paradero de Emmelyn.

La oferta del filántropo fue posteriormente criticada por las autoridades a cargo de la búsqueda en Licantén, lo que posteriormente se extendió a nivel nacional.

Pasados los días, funcionarios de Carabineros, PDI, el Ejército, Bomberos y civiles continuaron con el desesperado rastreo sin ningún resultado, mientras otro oscuro hecho en la vida de la menor se revelaba: El persecutor Richards confirmaba que actualmente existe un proceso en curso por abuso sexual, el que data de 2016. El tío político de la menor (cuñado de su madre) la habría agredido sexualmente.

En tanto, a nivel país, 150 personas se movilizaron en 503 hectáreas para dar con el paradero de Emmelyn. Drones, helicópteros, perros policiales, un globo aerostático y hasta un avión capaz de captar movimiento y temperatura, eran parte de los instrumentos para hallar a la pequeña.

Emmelyn hallada con vida


Pero la tecnología no fue lo esencial para el desenlace la de búsqueda. La "inteligencia emocional" fue lo que permitió zanjar este presunto secuestro, según reportó la PDI.

Ocho días después de la desaparición, la madrugada de este sábado, Emmelyn fue halla con vida y en buen estado de salud. "Hicimos lazos con la familia (de Navarro), tratamos de trabajar con la inteligencia emocional de ellos", señaló el jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI de Curicó, Richard Escobar.
desde la PDI. Así, cuando el sujeto se movilizó a la casa de su hermana, Olga Navarro, ésta "tomó contacto con un oficial que teníamos en el lugar, el cual generó una comunicación y una negociación para que el sujeto pudiese entregarse", agregó Escobar.

"Se logró cerca de las 03:40 horas, cuando concurrimos directamente a la casa de esta mujer, quien nos pidió que fuéramos de manera totalmente discreta (...) De alguna manera, lo teníamos cercado y esperamos la oportunidad de que estuviera específicamente con la niña para poder ingresar a la casa", agregó.

Ante esto, el comisario sostuvo que el sospechoso "no tuvo otra opción que realmente tener que transar con la PDI para poder, de alguna manera, no ser linchado por la gente del mismo sector", por lo que se entregó sin oponer resistencia.

En medio del bosque, Navarro y Emmelyn lograron paliar el frío y las precarias condiciones durante una semana ya que "él (el imputado) se autodenomina un 'zorro salvaje', haciendo alusión a que él es baquiano del lugar. Nos dio una explicación bastante técnica de cómo mantener calor humano", recalcó la policía.

Familiares, Gobierno y parte médico


Pese a que la hermana del presunto secuestrador fue clave para su captura, familiares de la niña acusaron que existió una red de protección en torno a José Navarro.

"Se rumoreaba que la familia (de Navarro) siempre estaba apoyando a ese compadre (...) La familia tenía a mi sobrina, de hecho, fue ahí el rescate de ella", comentaron los familiares de la pequeña.

Incluso el padre, Cristián Canales, indicó que "para mí, aquí hay algo raro y ojalá que sea todo bien transparente. Los que tengan que pagar, paguen". Sin embargo, expresó que sigue a la espera del relato de su hija: "Eso va a ser crucial. Me dijeron que no la presionara".

Por otro lado, precisó que el entorno en el que vive la niña -junto madre- gatilló lo que le sucedió, por lo que Canales manifestó que el luchará por la tuición de su hija, la que, según él, "la solicité hace mucho tiempo atrás, se lo pedí a la mamá, pero en Chile si no se demuestran ciertas cosas, el hombre jamás se queda con la hija. Espero que con todo esto cambie".

El Gobierno también alzó la voz respecto a este caso. Este viernes, a través la Intendencia del Maule, el Ejecutivo se querelló contra quienes resulten responsables de la desaparición. Acción judicial presentada como parte de un paquete de medidas adoptadas ante la gravedad del caso.

Emmelyn, tras ser hallada, fue derivada al Hospital de Curicó. "La evaluación médica que hicieron nuestros profesionales, muestran que la niña está en buenas condiciones", aclaró el director del recinto médico, Jorge Canales.

Finalmente, el profesional aseguró que "no hay evidencias" de una agresión sexual hacia la menor.

Por su parte, y en horas de esta tarde, Navarro enfrentó la audiencia de control de detención en Licantén, donde el juez Marcial Taborga dictó tres días hasta la formalización, que se realizará el martes a las 15:00 horas. Durante estos días, el imputado permanecerá recluido en la cárcel de Rancagua.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...