El caso de Gonzalo Duarte: Las denuncias por abusos en contra del saliente obispo que vuelven a complicar a la iglesia chilena

Desde la Conferencia Episcopal aseguran que no hay ni hubo investigaciones canónicas en contra de Duarte, mientras que sacerdotes y presuntos abusados sostienen que sí presentaron antecedentes ante la Iglesia.

11 de Junio de 2018 | 11:34 | Redactado por Tomás Molina J., Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- Gonzalo Duarte García de Cortázar, es el nombre de uno de los tres obispos que deberán abandonar sus respectivas diócesis, luego de que esta mañana la Conferencia Episcopal informara las primeras resoluciones de este tipo dictadas por el Papa Francisco, en el marco de la renovación de la jerarquía eclesial del país.

En mayo, todos los obispos chilenos pusieron sus cargos a disposición del Papa tras los encuentros que sostuvieron con él en Roma para abordar los casos de abuso sexual y de poder que han afectado a la iglesia chilena en el último tiempo. Hoy, el Sumo Pontífice acogió las primeras renuncias. Desde la Conferencia Episcopal no descartan que nuevas salidas puedan decretarse durante los próximos días, y afirman que "no hay cómo saber" la forma en que irá actuando Francisco.

A la salida del ahora ex obispo de Valparaíso, se le unieron la del cuestionado líder de la iglesia de Osorno, Juan Barros -apuntado como encubridor de los abusos sexuales perpetrados por Fernando Karadima-, y la del obispo de Puerto Montt, Cristián Caro. La longevidad de este último -más de 75 años- habría pesado en la decisión de Francisco.

Quien también sobrepasaba la edad para seguir ejerciendo como obispo activo era Duarte, por lo que su salida podría explicarse igualmente en ese sentido, considerando que hace 9 meses había presentado su renuncia. Sin embargo, acusaciones en su contra que han resurgido durante los últimos días advierten que la determinación del Papa respecto a su caso también pudo haberse basado en otros antecedentes.

El año 2012, el ex seminarista Mauricio Pulgar presentó querellas por presuntos abusos sexuales, encubrimiento y asociación ilícita en contra de un grupo de sacerdotes por los hecho que aseguró haber vivido en el Seminario Pontificio Menor de San Rafael. Uno de los religiosos mencionados en la causa, la cual terminó siendo sobreseída por la justicia, era Gonzalo Duarte.

Caso que volvió a a estar presente en los medios de comunicación a raíz de nuevos testimonios que dan cuenta del supuesto actuar abusivo del ex jefe de la diócesis de Valparaíso.

Al ser consultada por este caso, la Conferencia Episcopal sostuvo a El Mercurio que "no hay ninguna investigación en curso" contra Duarte, ni "tampoco en el pasado", añadiendo que solo existieron denuncias ante la justicia civil hace varios años, causa que fue sobreseída.

Sacerdotes desmienten a Conferencia Espiscopal


Esta versión del episcopado, sin embargo, fue desmentida por el sacerdote Francisco Javier Astaburuaga -uno de los presbíteros que se reunió con el Papa la semana pasada-, quien manifestó a través de una carta al mismo medio que "sí existen documentos formales en los cuales se le denuncia (a Duarte) por abusos de poder, de conciencia y de acoso sexual. Personalmente entregué el texto a la Nunciatura Apostólica el 5 de mayo del 2008 y todavía espero respuestas".

"Lamento que esto pueda ser mal entendido al interior de la Conferencia Episcopal, pero los documentos existen", agregó. Además, Astaburuaga afirmó que este tema lo conversó con Francisco durante el encuentro que sostuvieron.

"sí existen documentos formales en los cuales se le denuncia (a Duarte) por abusos de poder, de conciencia y de acoso sexual. Personalmente entregué el texto a la Nunciatura Apostólica el 5 de mayo del 2008 y todavía espero respuestas."

Francisco Javier Astaburuaga

En tanto, el también ex seminarista, Sebastián Del Río, a través de otra misiva a El Mercurio, se unió a Astaburuaga y salió al paso de lo afirmado por el episcopado. "El año 2010 presenté ante la Santa Sede y la Nunciatura Apostólica una denuncia en contra del obispo Gonzalo Duarte y Mauro Ojeda", por abuso de poder y de conciencia con connotaciones sexuales.

"Dicha denuncia fue protocolizada en una notaria de la capital. Espero que se llevan adelante las investigaciones necesarias para que salga la verdad a la luz", añadió.

Otro de los que se sumó a los cuestionamientos hacia los dichos del episcopado fue el padre Eugenio de La Fuente, víctima del ex párroco de El Bosque Fernando Karadima. De la Fuente, junto a otros tres sacerdotes y dos laicos abusados, sumado a dos presbíteros acompañantes -como Astaburuaga-, viajaron a Roma hace algunos días invitados por el mismo Francisco para escuchar sus testimonios.

Así, el párroco de la iglesia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, dijo que la declaración de la Conferencia Episcopal no se ajusta a la verdad y explicó que "se entregó una denuncia eclesiástica con fecha 19 de mayo de 2010 en la Nunciatura Apostólica de Santiago de Chile (...). Decir que en la Iglesia no hay denuncias, es mentira".

Según consignó La Tercera, son cuatro los ex seminaristas que estarían evaluando entablar una nueva querella en contra de Duarte: Sebastián Del Río, Mauricio Pulgar, Marcelo Soto y un cuarto que prefiere mantener su nombre en reserva.

Los cuatro pretenden reunirse con los monseñores Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, quienes mañana retornarán a Chile. Si es que dicho encuentro -que busca iniciar una investigación canónica respecto a los hechos en los que Duarte estaría involucrado- no es posible, las presuntas víctimas continuarían con una acción judicial por la vía civil.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores