Profesores hospitalarios: La formación y perfil profesional de los "Patch Adams" de la educación

Miles de niños deben vivir en hospitales durante meses e incluso, en el peor de los casos, años. Por ello es que dentro de establecimientos de salud existen escuelas donde docentes y otros profesionales los acompañan en su proceso educativo y de sanación.

25 de Junio de 2018 | 12:31 | Por Antonia Salas, Emol
El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- Alrededor de 200 docentes trabajan en las 47 aulas hospitalarias que se han consolidado a lo largo del país, tanto en el sector de salud público como privado. Pero la labor de estos profesionales no es solo enseñar, sino que también apoyar en su proceso de sanación a los más de 18 mil niños, de entre 5 y 18 años, que anualmente asisten a estas escuelas mientras se encuentran hospitalizados o en tratamiento médico.

47escuelas hospitalarias han sido reconocidas por el Mineduc y 5 están en formación

Hace un mes, el Congreso peruano aprobó el reconocimiento de las aulas hospitalarias para la validación del año escolar del alumno, lo que en Chile se logró en el año 1999 e impulsó a la creación y crecimiento de escuelas dentro de centros de salud, donde las con mayor matrícula están en el Hospital Sótero del Río, Hospital Calvo Mackenna, Clínica Santa María, entre otros.

Sylvia Riquelme, presidenta de la Fundación Carolina Labra Riquelme en Chile y de la Red Latinoamericana y del Caribe de Educación Hospitalaria (Redlaceh), reconoce con orgullo que "Chile es pionero y referente en pedagogía hospitalaria en la región", agregando que "le fuimos dando el marco legal a los países que se han sumado".

Por su parte, Tomás Arredondo, coordinador de Escuelas y Aulas Hospitalarias del Mineduc, asegura que Chile se distingue a nivel latinoamericano por contar con "un marco legislativo y normativo, consagrado por ley" y que abarca todos los niveles escolares, desde la etapa parvularia a la enseñanza media.

Arredondo cuenta que esta política pública está dirigida "a satisfacer las necesidades educativas de los niños, niñas y jóvenes en situación de enfermedad, desde el primer día de hospitalización o tratamiento médico".

Asimismo, enfatiza en que fue en Chile donde se elaboró la Ley Marco en Pedagogía Hospitalaria para América Latina, por encargo del Parlamento de Latinoamérica (Parlatino).

"En Europa se trabaja en Neonatología y Geriatría y nosotros esperamos en un plazo de 1 o 2 años avanzar hacia la educación temprana"

Sylvia Riquelme
No obstante, a pesar de los grandes avances en esta materia, los especialistas aseguran que aún queda mucho por avanzar en financiamiento, ya que hoy la subvención estatal es por asistencia del niño y no por piso mensual, lo que les dificulta el trabajo en un contexto con mucho ausentismo escolar.

Mientras que para Riquelme, el gran desafío país es avanzar hacia más niveles educativos y la capacitación continua. "En Europa se trabaja en Neonatología y Geriatría y nosotros esperamos en un plazo de 1 o 2 años avanzar hacia la educación temprana, es decir de 0 a 3 años", dice.

Mayor formación y preparación académica


Ahora bien, la preparación de los profesionales es fundamental. Lorena Sotomayor, académica de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación e investigadora en Pedagogía Hospitalaria, asegura que "el tema está en profesionalizar esta área".

Y agrega que "desde lo académico lo que hemos observado es la necesidad de desarrollar algunas líneas de postítulo en el área porque las personas que se desempeñan en las escuelas son profesores regulares". Esto es fundamental porque "el sujeto educativo de la escuela hospitalaria es distinto al niño que se educa en un colegio regular".

Desde el Mineduc afirman que "se ha realizado perfeccionamiento en forma presencial a los profesores, por parte de la Universidad de Barcelona, España". Sin embargo, esto no existe aún por parte de la educación superior chilena.

Según una investigación realizada por académicas de la UMCE se pudo constatar que la educación hospitalaria se toma solo como electiva en algunas universidades pero no han un grado mayor de especialización.

Para Sotomayor, "por el volumen de niños todavía no se justifica la carrera de pedagogía hospitalaria por un tema de demanda laboral. Ahora, como un postítulo de todas maneras".

En tanto, la especialista explica que "la pedagogía hospitalaria en otros países no solo abarca la edad escolar, sino que también se está abarcando al trabajo con cualquier persona en situación de enfermedad".

Lo anterior abriría muchas puertas no solo a profesionales de la educación sino que también de otras disciplinas. "Es un tema transversal que incluye no solo a los docentes sino que a psicólogos, fonoaudiólogos, kinesiólogos", afirma Sylvia Riquelme.

"Se está trabajando para que la pedagogía hospitalaria esté dentro de la malla de las carreras, al menos de educación", dice, en un trabajo en conjunto entre el Mineduc, Fundación Carolina Labra Riquelme, Redlaceh, Coaniquem y la Fundación Nuestros Hijos.

El perfil profesional de los profesores hospitalarios


Los alumnos que asisten a las aulas hospitalarias lo hacen por una misma razón: están enfermos. Esta cruda realidad infantil obliga a contar con profesionales íntegros que sean capaces de educar pero también acompañar.

"El profesor que trabaje ahí tiene que ser una persona muy especial y con un perfil de ser una persona con mucha flexibilidad, sepa adaptarse a un contexto totalmente diferente al de un colegio regular. Tiene que tener una especial llegada con los niños para que la enfermedad y todo lo que la conlleva no lo afecte, tiene que estar emocionalmente muy bien", enfatiza Riquelme.

"Tienen que ser personas muy resilientes y capaces de reponerse del dolor propio y ajeno"

Lorena Sotomayor
Por ello no solo es importante el perfil profesional, sino también sus habilidades blandas o socioemocionales. "Tienen que ser personas que sean muy resilientes y capaces de reponerse del dolor propio y ajeno y estar bien parados frente a la adversidad", señala Lorena Sotomayor.

Además agrega que tienen que tener "una fuerte motivación a su desarrollo profesional y habilidades específicas desde el punto de vista técnico profesional. Personas expertas en adecuaciones curriculares y en tener una mirada en varias disciplinas".

Desde el Mineduc, Arredondo afirma que desde el punto de vista del niño, el objetivo de las escuelas hospitalarias es garantizar la educación de este pero también "ayudar a aminorar los impactos negativos de la enfermedad y proporcionar al niño y joven fortalezas para enfrentar el diario vivir en un entorno que no le corresponde".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores