Bachelet ostenta el récord: Piñera realiza el segundo cambio de gabinete más rápido en los últimos 28 años

Durante su primer periodo, la ex Presidenta mantuvo por solo 126 días a su ministro del Interior, Andrés Zaldívar, y a los titulares de Economía y Educación. Esta vez, el jefe de Estado le dio 151 jornadas a sus ex colaboradores.

09 de Agosto de 2018 | 18:25 | Por Felipe Vargas Morales, Emol

151 días permaneció en el poder el gabinete nombrado el 11 de marzo pasado.

El Mercurio.
SANTIAGO.- 14 de Julio de 2006. Con apenas 126 días en el cargo, la entonces Presidenta Michelle Bachelet toma una decisión que sorprende al país: Pide la renuncia a su ministro del Interior, Andrés Zaldívar, y a los ministros de Educación, Martín Zilic, y a su par de Economía, Ingrid Antonijevic.

El inicio de la revolución pingüina, que motivó una serie de protestas callejeras, fue el principal motivo para que la ex jefa de Estado pusiera fin al periodo de Zaldivar, con quien tuvo una escasa sintonía. Esos hechos también pusieron en jaque a su par del Mineduc, quien no logró llegar a acuerdos con los estudiantes.

Se trató del cambio de gabinete más rápido desde el retorno a la democracia, récord que hasta hoy se mantiene y que pudo ser superado en algún minuto durante este año por el Mandatario Sebastián Piñera, en medio de las polémicas protagonizadas por su ahora ex ministro de Educación, Gerardo Varela. Sin embargo, él tuvo 25 días más que Zaldívar.

Con ello, se convirtió en el segundo ajuste ministerial más rápido de los últimos 28 años.

En tercer lugar, aparece el primer ajuste ministerial realizado por el ex Presidente Eduardo Frei. El 20 de septiembre de 1994, a seis meses de haber llegado a La Moneda, hizo cambios en cuatro carteras. El más relevante fue la salida de su ministro del Interior, Germán Correa, quien fue reemplazado por el entonces canciller, Carlos Figueroa.

En reemplazo de Figueroa, asumió el actual senador PS, José Miguel Insulza, quien destacó en ese cargo al punto de ser denominado como el “Panzer” de la política chilena. Las otras modificaciones fueron el cambio del vocero de Gobierno, Víctor Manuel Rebolledo, por José Joaquín Brunner y el del ministro de Educación, Ernesto Schiefelbein, por Sergio Molina.

En tanto, Ricardo Lagos y Bachelet en su segundo periodo esperaron nueve meses para refrescar a su equipo ministerial, aunque en ambos casos con polémicas. El 29 de diciembre de 2000, el ex Mandatario decidió remover a su biministro de Vivienda y Bienes Nacionales, Claudio Orrego, por su mala evaluación al mando de la nueva cartera conjunta.

El caso de la Presidenta fue similar. El 30 de Diciembre de 2014 decidió pedir la renuncia a la entonces ministra de Salud, Helia Molina, quien recibió duras críticas por los comentarios que realizó sobre la interrupción del embarazo. "En todas las clínicas cuicas, muchas familias conservadoras han hecho abortar a sus hijas", dijo, lo cual le costó el puesto.

Aylwin, el que mantuvo por más tiempo a su equipo inicial


Un poco más de tiempo demoró Piñera en su primer mandato, cuando el 13 de enero de 2011, a diez meses de asumir, aceptó la renuncia de su ministro de Defensa, Jaime Ravinet, luego de asegurar que la compra de un puente mecano que fue cuestionada en la época "valía callampa".

En esa jornada, el Presidente también aprovechó de remover a la ministra del Trabajo, Camila Merino, al titular de Transportes, Felipe Morande, y a su par de Energía, Ricardo Rainieri, cuyo trabajo fue mal evaluado luego de la crisis ocurrida en la Región de Magallanes por el alza del gas.

Quien mantuvo por más tiempo a su equipo ministerial inicial fue el ex Presidente Patricio Aylwin, quien esperó dos años y seis meses para hacer cambios a su gabinete. En esa ocasión, la salida más relevante fue la de su ministro de Educación, Ricardo Lagos, quien abandonó su cartera para abocarse a su primera candidatura presidencial.

El ministro de Economía, Carlos Ominami, y su par de Minería, Juan Hamilton, también dejaron sus cargos ese 28 de septiembre de 1992 con aspiraciones electorales, pero con miras al Senado. Los otros cambios fueron en Transportes, con la salida de Germán Correa, y en Salud, donde Jorge Jiménez dejó el puesto en medio de una serie de polémicas.

Durante su gestión debió enfrentar un brote de cólera en 1991, el rechazo de la Iglesia Católica a la campaña nacional de prevención del Sida y la fuerte oposición del Colegio Médico por los problemas en los servicios de urgencia, especialmente en la Región Metropolitana, los cuales generaron un paro nacional de la atención primaria.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores