Revisamos el LG G6, otro teléfono que busca reinventar la pantalla del smartphone

El nuevo modelo alarga el display y elimina bordes, permitiendo una pantalla grande en un teléfono de tamaño cómodo. Pero quedan dudas de si es suficiente para competir.

17 de Junio de 2017 | 12:29 | Emol
SANTIAGO.- El año pasado LG decidió innovar en el mercado de teléfonos con un diseño cercano a la idea del “smartphone modular”, un equipo al cual se le podían cambiar algunas partes –como su batería– o sumar accesorios específicos, como un control físico para su cámara o un parlante externo.

La idea no tuvo los resultados esperados (en países como Chile sólo se lanzó una versión reducida del concepto, y en aquellos donde se vendió la edición completa no hubo buenos resultados), por lo que este año la surcoreana regresa con un equipo más tradicional pero que también busca innovar en la característica más importante de un teléfono: la pantalla.

Así, el G6 –recién estrenado en Chile– muestra una pantalla más larga que lo normal, pasando a un aspecto de 18:9 en vez del tradicional 16:9. Esto, sumado a bordes laterales más delgados, permite que el teléfono incorpore un display de 5,7 pulgadas en un cuerpo que no se siente incómodamente grande y que es fácil de utilizar con una mano. Es un logro importante en una industria en donde no es extraño sacrificar comodidad de uso por mayores pantallas.

El G6 se siente un teléfono resistente. Tiene una estructura metálica con una cubierta trasera de vidrio y se siente más grueso que otros topes de línea, pero no de forma incómoda.

En cuanto a funcionamiento, no hay mucho de qué quejarse. Impulsado por un chip Snapdragon 821 de Qualcomm (algo que ha generado reclamos de fanáticos, ya que técnicamente es un procesador del año pasado, sin usar el más nuevo 835) y 4 GB de RAM, el G6 no muestra problema alguno en uso diario y resiste sin problemas tareas más demandantes. El problema está en la insistencia de LG en seguir “disfrazando” Android. Los cambios son menores que otros años, pero todavía hay decisiones extrañas, como la eliminación del menú de aplicaciones o animaciones que, por ejemplo, estiran iconos y texto cuando ya no se puede hacer más scroll en una determinada sección.

Mención aparte merece la cámara. LG fue una de las primeras firmas en utilizar sistemas de doble lente en sus smartphones, logrando muy buenos resultados. La técnica se repite esta vez, incorporando dos lentes, siendo uno de ellos un gran angular que captura más espacio en una misma imagen. Los resultados son muy buenos, con una avanzada reproducción de colores y buena resolución en video. También se agradece el uso de una aplicación que entrega mayor control sobre distintos aspectos de la captura.

El problema del G6 es que, compitiendo en el segmento Premium con alternativas como el Galaxy S8 de Samsung, el iPhone 7 Plus de Apple o el Huawei P10, no queda claro si la apuesta de LG es suficiente para posicionarse de manera exitosa. Es cierto, la pantalla es un cambio interesante, pero el S8 ofrece algo muy similar sumando además bordes curvos. Su batería dura el día, pero por 650 mil pesos, se puede exigir más y otros equipos en el mercado ofrecen más.

La ejecución de LG es más que correcta, el G6 es un buen teléfono, pero queda por ver cómo se posicionará en un mercado cada vez más competitivo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores