Cuidados específicos en casa

Los kits de cuidado están revolucionando la cosmética, ya que ofrecen la posibilidad de acceder a técnicas de peeling similares a las realizadas por los dermatólogos, pero sin citas al médico ni tiempo de recuperación. Son programas de varias fases que utilizan ácido glicólico o microcristales de aluminio para pulir la piel y devolverle luminosidad y tersura.

22 de Septiembre de 2006 | 09:36 |
Una tendencia que está marcando pauta en el ámbito del cuidado de la piel, es el esfuerzo de la industria cosmética por desarrollar programas que tratan de emular en casa los efectos de algunos tratamientos propios de la consulta del dermatólogo. Se trata de líneas de cuidado que incluyen varios productos, en que cada uno corresponde a un determinado paso del tratamiento.

Al igual que en la consulta del dermatólogo - donde uno de los procedimientos más solicitados en estos días son los peeling- , la cosmética en kit se ha orientado a técnicas dermoabrasivas, cuyo objetivo es eliminar líneas e imperfecciones y mejorar la textura y calidad de la piel. La doctora Ester Santander, dermatóloga de Clínica Orlandi, explica que este tipo de productos cabrían dentro de lo que se conoce como soft peeling. Es decir, dermoabrasiones superficiales, que por lo mismo pueden ser más frecuentes. "Un peeling superficial permite cerrar los poros, atenuar algunas cicatrices originadas por el acné y las líneas más finas. Además, uniforma el tono de la piel, le da un aspecto más saludable y deja el rostro en mejores condiciones para recibir cualquier tratamiento posterior". En el caso de un dermatólogo, advierte la doctora, puede realizar un peeling más profundo, capaz de actuar sobre las arrugas más marcadas y eliminar manchas solares.

Se sabe que la profundidad del peeling determinará la recuperación de la piel, que puede ir desde unas horas hasta cinco días. En este sentido, los del tipo cosmético, al ser menos agresivos, no requieren de gran tiempo de recuperación. Algo que no debe olvidarse, agrega la doctora, son los cuidados postpeeling que toda piel necesita. "No importa de qué tipo se trate, es imprescindible la protección solar y el uso de sustancias calmantes, ya que la piel puede quedar enrojecida e hipersensible por unos días".

En relación con las técnicas de peeling que utilizan los kits cosméticos, éstos en general combinan los químicos y mecánicos. "Uno químico, tal como dice su nombre, consiste en la aplicación de un químico que produce una descamación, que será proporcional a la naturaleza y a la concentración del activo utilizado, el tiempo de aplicación y el tipo de piel. El activo más común es el ácido glicólico, que en el caso del dermatólogo puede usarlo en concentraciones más altas que lo que puede tener un producto para usar en casa", aclara la especialista.

En cuanto a los mecánicos, sostiene que se trata de las llamadas dermoabrasiones, donde la renovación cutánea se produce por el roce, ya sea de los gránulos de un exfoliante o de los microcristales de óxido de aluminio que se utilizan en tratamientos médicos. "En ambas técnicas el objetivo es eliminar distintas capas de la epidermis para favorecer la regeneración de la piel, y con ello atenuar arrugas e imperfecciones, mejorar la textura de la piel y recuperar la luminosidad natural", explica la doctora Santander.

Belleza en kit

El debut de esta nueva cosmética en kit ha sido un éxito en Europa, e incluso ha sido descrita como la gran tendencia a futuro en revistas como Vogue. En términos generales se podría decir que se trata de formulaciones suaves sobre la base de combinaciones de ácidos o microcristales de aluminio que pulen la piel, a fin de devolverle luminosidad, un aspecto uniforme o eliminar pequeñas irregularidades y arrugas, que se adaptan a todo tipo de cutis y son fáciles de utilizar.

En este sentido, destacan productos como el Kit Peel Microabrasión de Vichy, que combina los efectos de un peeling químico y mecánico. Consta de cuatro fases: primero se aplica la crema con microcristales de óxido de aluminio y se masajea el rostro, después se aplica una toallita impregnada con ácido glicólico por tres minutos, luego un solución neutralizante que calma la piel, y por último una fórmula con vitamina C, la que debe ser utilizada por 15 días.

En el caso de Lancôme y su programa Resurface Peel, se promete una piel nueva en cuatro etapas. El primer paso es un toallita con loción astringente que prepara la piel; luego se debe aplicar la crema renovadora con un pincel y dejarla actuar por cinco minutos; después hay que usar las toallitas neutralizantes que devuelven a la piel su pH natural y al final la crema reconfortante postpeeling, que la calma la epidermis y la protege de posibles irritaciones.

Por su parte Perfeccionist Peel, de Estée Lauder, propone un peeling térmico de dos pasos con ácido glicólico al 30 por ciento. Primero se eliminan las células muertas de la superficie y se suavizan las zonas ásperas y secas, y luego se aplica una loción que calma y refresca la piel mientras le devuelve su pH óptimo.

Otra firma que ha seguido la tendencia de los kit de cuidado es Chanel y su línea Micro Solutions, con la que reinterpreta tres tratamientos propios de la dermatología estética. Con Neutraliseur Ride busca los mismos efectos del bótox; con Combleur Ride ofrece una alternativa al relleno de arrugas, y con Lissant Peau Neuve propone un soft peeling en casa.

También está Pore Genius Protocol, de Helena Rubinstein, cuyo objetivo es refinar los poros y con ello conseguir una piel más suave y luminosa. Incluye una loción de peeling y seis máscaras reductoras de poros. Primero se debe aplicar la loción y después de dos minutos la máscara, la que se debe dejar actuar por cinco minutos.

La doctora Santander advierte que los buenos resultados de esta nueva generación de productos en ningún caso van a reemplazar los tratamientos realizados por el dermatólogo, sino más bien los complementan. "Pueden contribuir a mantener los resultados entre una consulta y otra al médico".



Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores