Persisten limitaciones para actividad política de mujeres

22 de Octubre de 2010 | 10:32 | AFP
EFE

NUEVA YORK. - Las mujeres en todo el mundo están logrando lentamente romper la barrera que las mantiene alejadas del poder político, mientras que muchas de ellas conviven toda la vida con la violencia, según un informe de la ONU.


Sólo siete de los 150 jefes de Estado electos son mujeres, lo que es una ligera mejoría respecto a la década pasada, pero el informe Mujeres del Mundo 2010 ("The World’s Women") señaló que la violencia física, sexual y psicológica sigue siendo un "fenómeno universal".


Se han hecho progresos en los últimos años en salud y educación de las mujeres, pero "se necesita hacer mucho más, en particular para cerrar la brecha de género en la vida pública y prevenir las muchas formas de violencia a las cuales las mujeres están sometidas", dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.


La inequidad entre hombres y mujeres es "altamente visible" en el campo político, señala el informe, que se elabora cada cinco años.


Los casos como los de las presidentas Cristina Kirchner en Argentina, Laura Chinchilla en Costa Rica, la canciller Angela Merkel en Alemania o la primera ministra Sheikh Hasina en Bangladesh representan una sorprendente minoría entre los jefes de Estado.


En promedio, sólo uno de cada seis ministerios en el mundo está dirigido por una mujer, si bien esta cifra se ha duplicado desde 1998.


Además, el informe señala una "lenta pero firme mejoría" en lo que toca a la representación nacional, aunque sólo en 23 países más del 30% de los escaños en el parlamento están ocupados por mujeres.


China es incluso líder en este campo en Asia oriental, porque 21% de sus diputados son mujeres. En cambio en Belice, Micronesia, Omán, Qatar, Arabia Saudita y las islas Salomón no hay ninguna mujer en el Parlamento.


No les ha ido mucho mejor en los negocios. "A pesar de algunos progresos hacia la igualdad en el sector privado, la brecha en la esfera corporativa sigue siendo enorme", dice el informe, destacando las enormes diferencias de sueldos entre hombres y mujeres, así como la ausencia de cabezas femeninas en altos cargos.


Todavía en 2009, sólo 13 de las 500 mayores empresas tenían una mujer como directora ejecutiva. "La barrera parece ser más impenetrable en las grandes corporaciones", señala el informe. Las jóvenes mujeres enfrentan además riesgos de "abuso físico, sexual y psicológico" de parte de sus parejas, colegas o desconocidos a lo largo de sus vidas, añade.


Y este fenómeno ocurre "sin distincion de ingresos, clase social ni cultura". En encuestas nacionales, la cantidad de mujeres que afirman que han sido víctimas de violencia física a lo largo de sus vidas varía de 12% en Hong Kong y China, a casi 40% en Alemania, cerca de 50% en Australia y 60% en Zambia.


En el Perú rural y en Turquía, 60% de las mujeres afirman haber sido víctimas de violencia de parte de sus maridos o parejas.


El informe destaca además la discriminación en mayor escala: las mujeres de países desarrollados gastan un promedio de cinco horas por día en actividades domésticas, el doble que los hombres.


Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores