ediciones especiales

Incontinencia urinaria en mujeres: un problema que hoy resulta más fácil de solucionar

Si bien no es una patología de gravedad, esta enfermedad puede afectar significativamente la calidad de vida de las mujeres, especialmente luego de sobrepasar los 40 años, periodo en el que se da con más frecuencia.

11 de Septiembre de 2017 | 14:16 | Emol
SANTIAGO.- La incontinencia urinaria es un problema más frecuente de lo que se cree en Chile y se estima que esta patología, en mayor o menor medida, se da en casi la mitad de las mujeres que superan los 40 años de edad, afectando su calidad de vida y autoestima. No obstante, avances en la medicina han permitido desarrollar tratamientos y productos que están entregando positivos resultados.

Para conversar sobre esta enfermedad, el doctor Sebastián Medel, ginecólogo de Clínica Las Condes, visitó los estudios de EmolTV, oportunidad donde aseguró que es un mito que la mujer debe adaptarse a esta condición y aseguró que existen diversos caminos para controlar esta enfermedad y proporcionar un buen pasar a quienes la sufren.

Explicó que la forma más común de incontinencia urinaria es aquella que se denomina “Incontinencia de Orina de Esfuerzo” y que se caracteriza por pérdida de orina como resultado de episodios de tos, estornudos, risas u otro tipo de exigencia corporal.

A juicio del doctor Medel, este tipo de incontinencia se da en casi el 50% del universo total de mujeres que se ven afectadas por esta dolencia.

“Esta es una patología y no es una condición normal. Es un mito pensar que es una cosa habitual que ocurra incontinencia después de la menopausia. Es una patología que afortunadamente en la actualidad tiene buenos tratamientos”, dijo el especialista de Clínica Las Condes.

El profesional explicó que cuanto antes se trate este tipo de problema, mucho mejor para las pacientes, ya que “la incontinencia siempre es progresiva”, aseguró. Es lo que ocurre con la “Incontinencia de Orina de Esfuerzo”, que en un principio suele presentarse luego de “grandes esfuerzos físicos”, pero que a medida que transcurre el tiempo se va dando de manera más recurrente y sin la necesidad de tanta exigencia.

Este tipo de incontinencia tiene directa relación a los cambios físicos y hormonales que sufre la mujer en la menopausia y que está directamente ligado a un descenso del estrógeno.

Otros tipos de incontinencia


El doctor Sebastián Medel añadió que existen otras formas de incontinencia urinaria que se dan en menor medida entre las mujeres chilenas. Una de ellas es la que se denomina “urgeincontinencia” y que se puede presentar a cualquier edad de la vida y que se caracteriza por deseos súbitos y explosivos de orinar.

Se diferencia a la primera (“Incontinencia de Orina de Esfuerzo”) en que esta se presenta sin que exista un esfuerzo físico de por medio y los “accidente” son más abundantes.

El especialista de Clínica Las Condes añadió que también existe la llamada incontinencia urinaria de urgencia que es la pérdida involuntaria de orina asociada a un fuerte deseo de orinar que se denomina “urgencia miccional” y que se explica por una constricción aumentada de la vejiga urinaria y que en condiciones normales solo se contrae de forma voluntaria, lo que no ocurre en este caso y que, indica el ginecólogo, “obliga a dejar de realizar cualquier actividad para poder saciar la necesidad”.

Tratamientos


El doctor Sebastián Medel explicó que debido a que existen distintos tipos de incontinencia urinaria es fundamental, antes de comenzar un tratamiento, que el especialista realice un buen diagnóstico de la patología mediante un acabado historial clínico del paciente y un completo examen físico.

Añadió que normalmente se pueden pedir pruebas de laboratorio, pero el solo hecho que la paciente pierda un poco de orina con el simple acto de reírse o toser es suficiente para comenzar a buscar el tratamiento que mejor se acomode a sus necesidades.

Añadió que como primera medida hay una serie de factores que se pueden cambiar en el diario vivir de las mujeres y que repercuten directamente en el manejo de esta patología. Entre ellos, por ejemplo, regular el consumo de líquidos y controlar su obesidad.

Este último es un factor muy importante, ya que “la obesidad aumenta la presión intraabdominal y eso hace que la vejiga se apriete más y pierda orina con pequeños esfuerzos. Se ha comprobado que la baja de un 5% en el peso base de una paciente puede mejorar hasta en un 30 a 40% los episodios de incontinencia en un día”, señala el especialista.

El ginecólogo agregó que, en general todos los tratamientos que se aplican a una paciente con incontinencia urinaria implicarán cambios en su estilo de vida, cambios en el consumo de líquido y terapias kinesiológicas. Si estas no dan resultados se recurre a las intervenciones quirúrgicas que en promedio tienen excelentes resultados.

El éxito actual de nuestras cirugías es de más del 90%, con una muy baja tasa de reoperación. De tal modo, tanto la terapia kinesiológica como quirúrgica son de mucha ayuda para superar estas patologías”, sentenció el especialista de Clínica Las Condes.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores