Colegios británicos implementan la política del uniforme de género neutro, ¿una medida a imitar?

La iniciativa permite que niños y niñas usen faldas o pantalones según su preferencia, o bien un uniforme unisex que les acomode a todos. ¿Te parece una buena política? ¡Déjanos tu opinión!

13 de Septiembre de 2017 | 13:33 | Por M. Francisca Prieto, Emol
El Mercurio (imagen referencial)
SANTIAGO.- Durante lo que va de este año, varios colegios británicos han optado por implementar la denominada política de uniforme de género neutro, esto es permitir que niños y niñas usen faldas o pantalones según su preferencia, o bien establecer una vestimenta unisex que les acomode a todos los alumnos.

En mayo pasado, Elly Barnes, fundadora de Educate & Celebrate -que busca transformar a los colegios y organizaciones británicos en lugares amigables con la comunidad LGTB- , señaló a "The Guardian" que más de 120 establecimientos ya tenían una política de uniforme de género neutro, y que la iniciativa se implementaba más rápidamente en los colegios primarios que en los secundarios.

Hoy, cuatro meses después y con el inicio de un nuevo período escolar en ese país europeo, varios otros colegios se han unido a la medida. El último en implementarla fue el Prior School, de la ciudad de Lewes, en el condado de East Sussex, que hace algunos días envió un instructivo que prohibía las faldas para las niñas y ordenaba que todos los alumnos debían usar pantalones grises, camisa, chaleco y corbata en invierno, y poleras y pantalones cortos en los meses más cálidos. La política se aplica a los niños y niñas de entre 11 y 12 años, aunque si alumnos mayores quieren seguirla, les está permitido.

"Este uniforme ha sido diseñado específicamente en respuesta a los muchos asuntos y sugerencias planteados por padres, estudiantes y personal escolar", explicó el colegio en un comunicado publicado en su sitio web, y agregó:

"Específicamente, aborda los temas actuales de desigualdad y decencia". En este sentido, Tony Smith, director del establecimiento, indicó a "The Telegraph" que había recibido muchas quejas respecto a que las faldas de algunas niñas eran demasiado cortas, y a por qué los niños debían usar corbatas y las alumnas no.

Sin embargo, Smith reconoció que otra razón que los motivó al cambio, es el creciente número de alumnos transgénero que tiene el colegio. "Tener el mismo uniforme es importante para ellos", afirmó el director.

Una visión que no todos comparten, como lo dejó en claro una apoderada que declaró al periódico Brighton Argus: "Mi hija dijo que ella tiene un género y es mujer, así que ser de género neutro cuando ella sí tiene uno es un gran tema para ella, ella está orgullosa de ser mujer".

¿Una medida a imitar?


"Me parece fantástico que puedan existir este tipo de iniciativas porque va a permitir que justamente niños y niñas se sientan más libres de poder ser quienes son", opinó Diego Poblete, director ejecutivo de la Fundación Todo Mejora, organización chilena que busca promover el bienestar de los niños y niñas adolescentes que sufren de discriminación por su orientación sexual e identidad de género.

Eso sí, Poblete puntualizó que la política de uniforme de género neutro es positiva siempre y cuando resguarde el marco de libertad de exploración de alumnos y alumnas. "La idea es que, al no tener un patrón de género determinado, ellos y ellas puedan experimentar con qué género o, más bien, expresión de género se van sintiendo más identificados", explicó.

Consultado respecto a si conoce algún colegio chileno que haya implementado una medida similar, Poblete señaló que no, pero que sí hay establecimientos que están avanzando en otro tipo de iniciativas.

"Por ejemplo, el Liceo Carmela Carvajal ya tiene una oficina de diversidad donde estos temas se están instalando al interior de la convivencia escolar y eso me parece que es interesante", sostuvo.

¿Es posible implementar la política de uniforme de género neutro en Chile? "Me parece que en Chile todavía estamos en un tránsito para sacarnos un poco esta nube de género y, desde ese punto de vista, creo que falta aún (...) Aún nos falta como sociedad poder ir avanzando hacia mayores libertades desde la perspectiva humana en la expresión del género", consideró el director ejecutivo de Todo Mejora.

Por su parte, Niki Raveau, directora de Transitar afirmó que ella más bien es de la opinión de eliminar los uniformes de colegio más que neutralizarlos.

"Esa cosa de neutralizar el uniforme y que siga siendo muy uniforme, no me parece tan interesante. Sí me parece que los alumnos tengan más opción de elegir, es decir, que niños y niñas puedan optar por el tema de la falda o no", explicó a Emol.

En este sentido, Raveau aclaró que a edades tempranas hay personas que son de género no binarios, es decir que combinan la masculinidad y la femineidad, no solo como un juego, sino que también en relación a un tema de identidad, de propuesta y de cómo ellos vivencian y expresan su género.

Así, su propuesta es que los escolares siempre dispongan de la mayor libertad de optar, fluir y moverse entre uniforme y fuera de este. Y que en caso de que el uniforme sea inevitable, siempre se ofrezca la mayor gama posible entre faldas, pantalones y otras opciones, "que siempre las hay", concluye.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...