Coqueluche: ¿Qué es y cómo se trata la enfermedad que causó la muerte de tres lactantes en la Región del Maule?

También llamada tos convulsiva o ferina, puede afectar a personas de cualquier edad, aunque los más vulnerables son los menores de seis meses.

04 de Octubre de 2017 | 17:44 | Por M. Francisca Prieto
Fotobanco
SANTIAGO.- Bordetella pertussis. Así se denomina la bacteria responsable de la enfermedad conocida como coqueluche y con la que en los últimos días han sido diagnosticados 17 pacientes en la Región del Maule, tres de los cuales eran lactantes que fallecieron.

También conocida como tos convulsiva o ferina, se trata de una enfermedad de tipo infeccioso y que se contagia principalmente por vía aérea.

"Puede transmitirse a través de las gotitas que uno expele cuando habla, o cuando se tose o estornuda", explica Pablo Vial, infectólogo de Clínica Alemana.

El especialista agrega que la bacteria produce una infección en la faringe, y hacia abajo puede también atacar la laringe, la tráquea y los bronquios. Aparte de eso, la bordetella pertussis produce una toxina.

"Entonces puede producir dos tipos de daño: los directos, que afectan a todo el sistema respiratorio y pueden conducir a una neumonía o a una neumonitis; y por otro lado, la toxina se une a terminaciones nerviosas y produce una tos de tipo irritativa, muy característica de la enfermedad", sostiene Vial.

Además de la tos, el coqueluche se presenta con muy poca fiebre, aunque también puede no dar.

Menores de seis meses son los más vulnerables


Los casos de tos convulsiva suelen aumentar a finales del invierno y comienzos de primavera. Y si bien puede afectar a personas de cualquier edad, quienes tienen mayor riesgo son los menores de seis meses.

"En ellos son más acentuados los casos de neumonitis y compromiso inflamatorio del pulmón, y por otro lado puede producir apneas", dice el infectólogo.

En el caso de los adultos, en tanto, los síntomas pueden limitarse solo a una molesta tos que se prolonga en el tiempo e incluso puede durar varias semanas.

En Chile, el Programa Nacional de Inmunizaciones contempla la vacunación contra el coqueluche a los 2, 4 y 6 meses, con un refuerzo a los 18 meses.

"Los menores vacunados alcanzan una buena protección recién a los seis meses, o sea después de las primeras tres dosis. Pero la inmunidad que produce la vacuna va decayendo y es por eso que se necesita refuerzo. Lo que se ha establecido es que en general las personas necesitan un refuerzo cada 10 años", afirma el médico.

El infectólogo agrega que la mayor parte de las muertes por coqueluche se producen en niños menores de seis meses, es decir, antes de que tengan la vacunación completa. Por esta razón, para cubrir ese período, la estrategia que se ha diseñado en Europa y en Estados Unidos es vacunar a las embarazadas durante el tercer trimestre de gestación.

"La vacuna no contiene la bacteria viva (...) Pretende que la persona responda con anticuerpos contra la toxina. Es bastante segura ya que produce una respuesta inmunológica que puede ser transmitida desde la mujer, a través de la placenta, a su hijo", explica Vial.

La tos convulsiva o ferina se trata con antibióticos, los que logran controlar a la bacteria. Sin embargo, la toxina que produce la bordetella pertussis puede seguir haciendo daño aunque sea tratada la bacteria.

"La toxina se queda pegada en las terminaciones nerviosas y sigue produciendo tos o apnea en los niños chicos. En general, en los adultos el uso de antibiótico es suficiente, se elimina la bacteria y la tos", concluye el infectólogo.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores