Embarazada vivió el susto de su vida: ultrasonido mostró una de las piernas de su hija fuera del útero

El extraño caso ocurrió a comienzos de octubre en China. La afectada tenía 35 semanas de gestación.

11 de Octubre de 2017 | 16:19 | Emol
Fotobanco
SANTIAGO.- El pasado 2 de octubre, una mujer que fue identificada como Señora Zhang llegó durante la madrugada hasta el Hospital de Shenzhen de la Universidad de Pekín, en China, quejándose de un dolor abdominal insoportable que se extendía por cerca de cinco horas.

Tanto la mujer, quien presentaba 35 semanas de gestación, como su familia estaban convencidos de que se trataba de un dolor de estómago, pero los médicos prefirieron tomar resguardos y le hicieron un ultrasonido.

Mientras realizaban el procedimiento, los especialistas se llevaron una enorme sorpresa: en las imágenes se veía cómo una de las piernas de la niña en gestación estaba afuera de la pared uterina y se encontraba en el espacio abdominal de su madre.

Impactados, los médicos rápidamente le hicieron una serie de preguntas a la mujer, quien reveló que en 2016 se había sometido a una operación para remover un mioma -un tumor, la mayoría de las veces benigno, que se desarrolla en la pared uterina- y que seis meses después había quedado embarazada.

Con ese dato clave, los médicos llegaron a la conclusión de que la paciente había sufrido una rotura uterina en el lugar donde se le había hecho la incisión para remover el mioma. Y como en ese momento su condición era crítica, ya que la paciente podía sufrir una hemorragia que habría puesto en riesgo tanto su vida como la de su hija, decidieron someterla a una cesárea de emergencia.

Según informó el hospital en un comunicado publicado en su sitio en internet, durante la operación los médicos se percataron de que la señora Zhang tenía una herida de 7 cm de largo en su útero y que el saco amniótico se había roto, por lo que el líquido había ingresado a su abdomen. La cicatriz que había quedado de su intervención anterior estaba ubicada en la base del útero y se habría roto con los movimientos de su hija en el vientre.

Sin embargo, gracias a que la mujer consultó a tiempo, tanto ella como la niña hoy se encuentran bien.

Zhong Shilin, el médico que operó a la señora Zhang, advirtió que las mujeres que han tenido miomas en su útero, deben esperar entre uno y dos años después de que el tumor ha sido removido, para quedar embarazadas.

El especialista agregó que en esos casos, después de concebir, las pacientes deben verificar con sus médicos si el embrión se implantó en la cicatriz uterina. Asimismo, recomendó que ante cualquier dolor abdominal, las embarazadas deben consultar de inmediato.

Consultado sobre este particular caso, Marcelo Farías, gineco obstetra de Red Salud UC CHRISTUS, destaca el hecho de que el útero de la mujer no se rompió debido a los golpes de su hija, sino que porque el órgano tenía una cicatriz.

"Eso pasa, no tan frecuentemente, pero es uno de los riesgos que existen cuando hay una cicatriz en el útero, por ejemplo cuando han habido cesáreas anteriores", explicó.

En este sentido, Farías coincidió con el médico chino en que cuando la mujer tiene una cicatriz en su útero, ya sea producto de una cesárea o de la extracción de un mioma, es recomendable esperar por lo menos un año antes de quedar embarazada.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores