Blog de mascotas: Conoce cómo lidiar con las indeseadas pulgas y garrapatas, que llegan junto a las altas temperaturas

Además de molestos, ambos parásitos pueden provocar enfermedades en perro y gatos, que incluso son transmisibles a los humanos.

18 de Octubre de 2017 | 10:05 | Por Taryn Diederichs
Fotobanco
SANTIAGO.- Atrás va quedando el frío y las lluvias, y damos paso a la llegada de temperaturas más cálidas y amigables. Algo esperado por muchos, pero rechazado por otros, entre ellos nuestras mascotas, ya que significa la llegada de los indeseados parásitos, como las pulgas y garrapatas.

La primavera y su temperatura nos exige cuidar y estar más que nunca, atentos a su higiene, ya que quedan expuestos al aumento del calor y humedad producto del abundante pelaje, lo que inmediatamente se transforma en el ambiente propicio para los molestos parásitos que provocan dolor, depresión e incluso enfermedades más graves como la dermatitis alérgica.

Esta enfermedad es una inflamación cutánea producida fundamentalmente por irritación externa, que tiende a ser muy dolorosa, aguda y afecta todas las capas de la piel. En este caso la hinchazón es producida por la presencia física de la pulga o por lesiones en la epidermis causadas por su picadura. Generalmente hablamos de las pulgas caninas y felinas, pero también existen las humanas (Pulex Irritans) o la de las ratas (Leptopsylla Segnis).

Si por esta época notamos a nuestra mascota inquieta y con rasquidos más frecuentes, es sumamente importante estar revisando constantemente las axilas y el abdomen, que son las principales zonas donde se alojan las pulgas, pero además, fijarse en los siguientes síntomas:

- En perros, las lesiones cutáneas primarias son pústulas, enrojecimiento difuso de la epidermis, escoriación de la capa superior de la piel, exceso de queratinización o alopecia.

- En gatos, la alergia dermatológica se puede manifestar en forma de pápulas o pequeños nódulos con costras.

Para combatir los parásitos alojados en nuestra mascota, es necesario eliminar la infestación con el fin de interrumpir el ciclo de vida de las pulgas, que puede llegar a causar pérdida de peso y pelaje. Esta plaga es bastante peligrosa para el organismo y difícil de erradicar, porque ponen miles de huevos que permanecen incubándose. Sin embargo, existe una gran variedad de productos disponibles para atacar a estos indeseables oportunistas, siempre bajo la recomendación de un especialista, que le dará la mejor opción de acuerdo al peso y la raza de su animal.

Además, la pérdida de sangre e irritaciones cutáneas producidas por las pulgas, pueden provocar anemias, infecciones y la transmisión del parásito Dipylidium Caninum o también conocida como la "lombriz solitaria", que al igual que en los humanos, absorbe todos los nutrientes que ingiere el animal.

En cuanto a las garrapatas, juegan un rol importante en la transmisión de enfermedades, que incluso pueden jugar un doble papel. El primero, viene de la multiplicación que en su interior llevan a cabo los gérmenes mientras que el segundo, es el de actuar como una jeringa inoculadora del germen, además de la reacción cutánea que pueden producir en nuestras mascotas como consecuencia de su picadura.

Entre las enfermedades que las garrapatas pueden transmitir, podemos mencionar la Erlichiosis, una de las más importantes, que también es compatible hacia el organismo de los humanos.

La Erlichiosis es una enfermedad causada por una bacteria llamada Ehrlichia, y se transmite a los humanos y animales principalmente por la picadura de garrapatas o por cualquier otro hematófago, es decir, insectos como las pulgas, los zancudos y los tábanos. Se diagnostica a través de una prueba de sangre en la que se puede detectar una baja cantidad de células blancas y plaquetas, e incluso, una función hepática anormal.

A modo de prevención, se hace fundamental la limpieza de los lugares que normalmente habita el perro, y la aplicación de antiparasitarios externos en el medio ambiente y en el animal durante los meses de mayores temperaturas. Si las garrapatas son visibles en la mascota, se recomienda dirigirse a un médico veterinario para instruirse en la aplicación de productos o pipetas, haciéndolo siempre en zonas exteriores, con el fin de que no caigan al interior de la casa.

Taryn Diederichs, coordinadora veterinaria de Pet Happy.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores