Fundadora de spa atendido por ciegos: "Te vas enriquecido, sintiendo que tus problemas no son tan grandes"

Óleo Spa Boutique le da trabajo a 27 personas con dificultades visuales. "En Chile sí se puede hacer algo con inclusión. Y nosotros somos la única empresa que lo hace al 100%", asegura Isidora Said, su creadora.

23 de Mayo de 2018 | 07:05 | Por Leonardo Núñez, Emol
SANTIAGO.- En un tiempo particularmente difícil, con la sociedad impactada por noticias sobre todo negativas, Isidora Said nos abrió las puertas para conocer cómo funciona Óleo Spa Boutique, emprendimiento chileno que fundó con el fin de que fuera atendido por ciegos y que por sus características es 100% inclusivo.

"Media hora en el spa puede hacer que cambies la forma de ver la vida, darte cuenta que tus problemas ya no son tan grandes viéndolos a ellos trabajar felices y no ven; te das cuenta que no hay mucho de qué quejarte si al final lo tienes todo", sostiene Said, emprendedora y filántropa que ha impulsado diversos proyectos de impacto social, como un museo de cera, cine e innovación con nanopartículas. En los próximos meses, además, lanzará la fundación Banca del Tiempo, la cual alinea, gestiona y dirige voluntariado.

"Todos quieren sumarse a esto porque se dan cuenta que sí se puede cambiar la realidad de mucha gente que hoy en día no tiene la oportunidad, y qué mejor que darte un placer ayudando"

Isidora Said
Las palabras de Said toman sentido cuando Pamela Aquino, que apenas puede distinguir entre luces y sombras por su limitada visión, da la bienvenida a este spa ubicado en Alonso de Córdova (Vitacura). También hay una sucursal en avenida Las Condes 12.523 y recientemente el Hotel Director, fascinado por la propuesta, abrió una tercera en sus instalaciones.

La sesión de masoterapia con Aquino, especialista en masajes geriátricos y shantala, se realiza en una sala muy cómoda, con la temperatura precisa y con una ventana en el cielo que permite sentir el movimiento de las hojas. "Es como transportarse a San Pedro de Atacama", en palabras de Said.

Placer y sanación


Con todos estos elementos de relajación, los "grandes problemas" empiezan a no ser tan grandes ni importantes. Con sus manos llenas de energía, Pamela Aquino logra desatar contracturas y nudos que hacen más pesada la vida, mientas cuenta que la suya dio un giro gracias a una profesora del colegio Santa Lucía para ciegos que la capacitó en los secretos de la masoterapia, y que hoy la tiene como una de las profesionales ciegas más requeridas de este spa, del que también es socia.


Isidora Said espera poder contar pronto con 45 masoterapeutas.

Tras la sesión de masoterapia, con la sensación de energía renovada, Isidora Said aborda los desafíos de realizar este emprendimiento, al que empezó a dar forma en la escala en Lima de un viaje a Nueva York en 2015.

"En esa época estaba buscando algún emprendimiento que mezclara dar oportunidades, con placer y sanación, y cuando perdí un vuelo en Perú, escuché que había un ciego que hacía un masaje increíble. Entro al lugar y era muy sucio, cerré los ojos y me acosté en la camilla sin pensar en nada más. Llevaba media hora haciéndome masajes con él y tenía unas manos tan increíbles, que terminé haciéndome un masaje de tres horas", recuerda.

Cien por ciento inclusivo


Dos meses después abrió Óleo Spa en Santiago, el cual hoy da oportunidades laborales reales a 27 personas ciegas. "Fue todo muy rápido, va a sonar muy místico lo que voy a decir, pero cuando estás en armonías con tu misión de vida, las cosas fluyen. Todo conspira para que las cosas funcionen. En Chile sí se puede hacer algo con inclusión. Y nosotros somos la única empresa que lo hace al 100%", señala Said, abordando las pequeñas y grandes trabas que implica un desafío como este.

"Contactamos a la Dirección del Trabajo para consultarles sobre cómo implementan hoy la Ley de Inclusión. Por ejemplo, cómo los ciegos pueden firmar un contrato en proyectos de este tipo. A futuro, nuestros contratos también los vamos a implementar con recursos tecnológicos biométricos (que permiten identificarse mediante la lectura de iris, voz u otras formas de lectura biológica). Vamos a ser pioneros en poder hacer un lugar de trabajo realmente inclusivo", asegura.

- ¿Cómo ha sido la recepción de este emprendimiento?

"Muy positiva. Todos quieren sumarse a esto porque se dan cuenta que sí se puede cambiar la realidad de mucha gente que hoy en día no tiene la oportunidad, y qué mejor que darte un placer ayudando; entregando la oportunidad a otro y recibiendo también de otro un momento único. Después de las sesiones de masaje te vas enriquecido, sintiendo que tus problemas no son tan grandes. Al ver a una persona ciega feliz trabajando y haciéndote sentir mucho mejor, claramente te cuestionas tus prioridades".

- ¿Recibiste muchos no del mundo empresarial al implementar Óleo Spa?

"No creo en la palabra 'no'. Hay personas que me dicen que yo soy mapuche, porque en mapudungún la palabra 'no', no existe. Lo más bonito de este emprendimiento es que todos los días recibo llamadas o mails de alguien que quiere sumarse a este cambio de sumar oportunidades, o que se le ocurre alguna idea para el spa. La ceguera es algo que no discrimina, por lo que es fácil empatizar y esto lo hacemos desde el espíritu, no desde el ego, por lo que somos felices recibiendo todos los aportes, contactos o sugerencias. Siendo honesta, la palabra 'no' sólo sería una motivación para seguir avanzando si la recibiera".

- ¿Cómo armaste el enfoque del negocio?

"Todo está armonizado. Mi primera profesión es licenciada en arte. Me encantan los spa y está hecho con la idea de poder franquiciarlo después. Que todos tengan una línea. Está hecho de una forma súper sencilla para que sientas que estás en San Pedro de Atacama o en el Valle del Elqui, es como salir de Santiago. El foco está en el masaje, en la experiencia del súper poder de las manos de personas ciegas que aman lo que hacen, personas que cuidan su oportunidad laboral y agradecerán poder salir adelante con dignidad, no con caridad. En nuestro negocio no trabaja nadie que pueda ver, al trabajar con 27 personas ciegas, estamos incluyendo lo mismo que si fuéramos una empresa de 2.700 personas, según el 1% que te obliga la ley de inclusión".

- ¿De qué manera llegan los masoterapeutas a las sucursales?

"Llegan por su cuenta, en transporte público o taxi, porque tratamos de que sean lo más independientes posible. En Chile hay 890 mil personas ciegas. Es una cifra muy alta. Y es un gran problema que ellos no tengan la posibilidad de traslado. Traté de conseguirme las cifras de cuántos trabajan, y nadie maneja las cifras reales. Nosotros trabajamos con 27 personas ciegas, cifra que logramos con los servicios que damos en los spa y en las visitas que hacemos a las empresas".

- ¿Cuál es la meta?

"Queremos llegar a 45 masoterapeutas. Para ello es necesarios que las empresas nos llamen y tomen nuestros servicios. Una sesión de 15 minutos por trabajador sale 4 mil 500 pesos más IVA, más el traslado. Además, la nueva Ley de Inclusión obliga a las empresas a incluir un 1% de trabajadores con discapacidad, pero también puedes externalizarlo con estos servicios. Esto no interviene con la jornada laboral y tiene un impacto positivo en los trabajadores, porque al ver a una persona no vidente realizando esta actividad, te cambia la visión acerca de tus problemas y prioridades, y generas más fidelización de los trabajadores hacia la empresa".

- ¿Qué recomiendas para realizar emprendimientos con inclusión social?

"Que se fijen en lo que las personas tienen, no en lo que les falta, en el minuto de elegir en qué trabajar con ellos. Por ejemplo, las personas sordas tienen una tema de concentración muy alta, que no lo tiene nadie más. Otro dato: las personas en general usamos el 70 por ciento del cerebro en la vista, y los otros cuatro sentido se dividen en el otro 30 por ciento. Por eso cerramos los ojos para dar un beso. Cuando pierdes la vista, lo otros sentidos se potencian en un 25 por ciento. Más que decir que son personas con discapacidad, yo diría que son personas que tienen un súper poder en otra cosa. Al final, somos nosotros quienes los anulamos. Por eso, la empatía y el concepto de dar oportunidades y no caridad a personas con capacidad diferente, es fundamental".

Las empresas o particulares que deseen apoyar la causa y sumarse a entregar más oportunidades, pueden contactarse con este emprendimiento en www.oleospa.cl.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores