El golpe letal que hundió a Colo Colo en una profunda crisis futbolística

El 5-0 sufrido en el Superclásico ante la U agudizó la debilidad mental y física del Cacique, que parece no tener salida.

SANTIAGO.- Hay distintas formas de perder en el deporte y la que sufrió este domingo Colo Colo es la peor de todas. El Cacique fue vapuleado por 5-0 por su archirrival, Universidad de Chile, en el Superclásico del fútbol chileno y padeció la peor vergüenza de su historia en este tipo de encuentros.

Es el punto más bajo de una temporada negra, para el olvido, que no tiene punto final e incluso hacer pensar lo peor de una escuadra que no tiene rumbo dentro de la cancha.

La U desnudó completamente a un equipo que se autodestruyó. Pero los factores de la derrota son múltiples.

Sin argumentos futbolísticos

Luis Pérez sabía que Colo Colo no tenía ninguna arma para dañar a la U en el duelo de este domingo. Por eso, apostó a cerrarle todos los espacios ofensivos con dos líneas de cuatro (improvisadas, ya que el equipo no había aplicado ese sistema en todo el torneo), dejando libre a Mauro Olivi y a Esteban Paredes solo en punta para recibir pelotazos largos.

Esa apuesta funcionó en los primeros 44 minutos hasta la expulsión de Olivi, porque un minuto después vino el gol de Marcelo Díaz que hundió definitivamente al Cacique antes del descanso.

Y de vuelta, la U liquidó con el segundo tanto marcado por Matías Rodríguez. Desde ese momento se acabó el partido, los albos no tuvieron respuestas y se sometieron al dominio absoluto del cuadro de Jorge Sampaoli, que pudo ampliar las diferencias a su antojo.

Errores individuales y colectivos

Cuatro de los goles que recibió Colo Colo fueron mediante pelota detenida y antes del primer tanto siempre los delanteros de la U ganaron en el juego aéreo. Era cuestión de tiempo para que esos avances terminaran en gol.

Además, las fallas individuales siempre le cuestan caro al equipo. Francisco Prieto tiende a jugar adelantado y el domingo cometió cuatro errores fundamentales en cinco de los goles azules.

Gonzalo Fierro jugó al trote y no retomaba la posición, pareciendo un espejismo del jugador que alguna vez fue. La U avanzaba siempre con Gallegos y Mena por la izquierda, mientras el ex Flamengo volvía con lentitud, dejando expuesto al uno-dos a José Pedro Fuenzalida.

Por la otra banda Lucas Wilchez no sentía la marca y siempre se dedicaba más a reclamar que a jugar. Además, tenía que ayudar a un improvisado Leandro Delgado que actuaba  como lateral izquierdo y que fue desbordado por el tándem Matías Rodríguez-Emilio Hernández.

Desesperación

Otra tendencia de Colo Colo en este Apertura es que le marcan un gol y se derrumba completamente, como un edificio que colapsa tras una explosión.

El domingo echó todo por la borda y quedó expuesto a la masacre total tras la expulsión de Mauro Olivi, que cometió el mismo imperdonable error que ante Calera en el pasado Clausura.

No hay respuesta física

La principal característica que tiene Universidad de Chile es su resistencia física y ante un rival que carece precisamente de eso la diferencia se hace más perceptible. Colo Colo sufrió en pleno esa faceta, la más precaria de su presente y comenzando el segundo tiempo ya no tenía piernas para resistir los embates azules.

En el primer tiempo todos se preguntaban en el Nacional cuánto iba a durar el fondo físico del Cacique cuando el partido transitaba en un letargo y los de Sampaoli no podían abrir el cerrojo que planteó Luis Pérez.

Tras el tempranero gol de Rodríguez, los albos cayeron a merced del juego rápido y el vértigo de la U, que impuso las condiciones del juego.

Además, cada vez que un jugador blanco recibía el balón, tenía a dos o tres azules encima, multiplicados por el campo e irremediablemente terminaba perdiéndola o reventándola para no generar otro avance universitario.


Sin compromiso

Sumado a todos sus pecados dentro de la cancha, los jugadores de Colo Colo parecían no tener siquiera compromiso para revertir esta situación.

El propio capitán, Esteban Paredes tras el partido lo reconoció: "esto es una vergüenza y debemos irnos todos (...) Esto de hoy viene de hace muchos partidos atrás. Decíamos que con Ivo (Basay) no jugábamos a nada, pero hoy tampoco lo hicimos. No hemos estado a la altura de Colo Colo y así lo sentimos, ya que esto no es un club chico, es el mejor de Chile".

La crisis del Cacique ya se instaló y las repercusiones de este golpe letal se verán en los próximos duelos, donde el elenco de Luis Pérez debe cerrar uno de los peores semestres de su historia ante Unión San Felipe, Antofagasta y Audax Italiano.

Por Felipe Lagos Barahona, Emol
Martes, 1 de Mayo de 2012, 09:25
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Emol en facebook
img
conectar
Vincula a emol.com con tu cuenta de Facebook para que veas qué noticias leen tus amigos.
Emol en facebook
¿Deseas activar la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook?

Posteriomente, si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".

Haciendo click en "Actividades recientes", podrás revisar tu navegación y eliminar artículos de tu biografía.
Emol en facebook
Felicidades! ya estas usando Emol Social.

Ya está activa la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook.

Si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion