Al Qaeda amenaza realizar atentados en el Mundial de Sudáfrica

Un comunicado publicado por la CBS estadounidense, asegura que el grupo terrorista será capaz de eludir los controles de seguridad.

08 de Abril de 2010 | 18:23 | Emol

La policia sudafricana ha destacado el reforzamiento de la seguridad de cara al Mundial. La prueba de fuego comenzará en junio próximo.

EFE

SANTIAGO.- El grupo terrorista islámico Al Qaeda, a través de un comunicado publicado por la cadena estadounidense CBS, amenazó hoy con eludir los controles de seguridad para realizar atentados en Sudáfrica, durante el desarrollo de la próxima Copa Mundial de fútbol, que se iniciará el 16 de junio y se extenderá hasta el 16 de julio.

"Qué increíble sería el partido Estados Unidos-Inglaterra cuando se transmite en directo en un estadio repleto de espectadores y el sonido de una explosión retumba en las tribunas, todo el estadio se pone patas arriba y el número de cadáveres se cuenta en decenas y cientos, si Alá quiere", dice una parte del comunicado, que habría sido publicado en una edición de la revista online Jihadista Mushtaqun Lel Paraíso (Anhelo al Paraíso), según la CBS. 

Al Qaeda está seguro de poder utilizar explosivos indetectables, capaces de eludir los controles de seguridad. En el comunicado, se cita el último incidente en el que logró transportar 50 gramos de explosivos, después de violar las barreras de seguridad de EEUU, en un avión que volaba a Detroit.

"Todos los controles de seguridad y aparatos de rayos que Estados Unidos enviará después de leer esta declaración no serán capaces de detectar explosivos como éstos en los estadios por una simple razón que anunciaremos en su momento", agrega el discurso.

El Gobierno sudafricano, en octubre de este año, afirmó que sus fuerzas de seguridad habían frustrado un ataque planeado por Al Qaeda de cara al Mundial. El Centro Nacional de Inteligencia de Sudáfrica, las fuerzas superiores de la policía y los agentes estadounidenses detuvieron en una operación conjunta a varios sospechosos vinculados con el grupo en Somalia y Mozambique, que trabajaban en un complot para llevar a cabo el atentado.