Bogotá suspende audiencia con guerrilla tras dramático asesinato

Iván Ríos, vocero de las FARC se mostró preocupado en una entrevista radial por las consecuencias de la suspensión de la reunión internacional, que calificó como "un mal signo" para el avance del proceso de paz. La guerrilla ha negado participación en el crimen de Elvia Cortez.

16 de Mayo de 2000 | 19:03 | Associated Press
BOGOTA.- El Presidente Andrés Pastrana suspendió hoy una reunión de delegados internacionales con la guerrilla en protesta por el asesinato de una mujer con un collar de explosivos, en un episodio terrorista sin precedentes que ha causado indignación y rechazo en Colombia.

El mandatario dijo que el crimen de Elvia Cortez es un episodio del cual "hasta las bestias se avergonzarían".

Delegados de 22 países se reunirían a fines de mayo con la cúpula de las FARC para examinar los problemas del narcotráfico y su repercusión en el medio ambiente.

"No entenderían, a la luz de los últimos hechos, que se les invite a participar en el proceso de paz y que esa participación no incluya un apoyo para que se acaben los efectos perversos del conflicto sobre la sociedad civil y para que se dé el respeto pleno al derecho internacional humanitario", afirmó Pastrana.

Cortez fue asesinada ayer en Chiquinquirá, a 110 kilómetros al norte de Bogotá. El Ejército y la Policía atribuyeron el crimen a guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para cobrar una extorsión de 7.500 dólares.

Sin embargo, los rebeldes negaron la autoría de este macabro asesinato.

"Es absolutamente falso por todos los lados, porque no es un método nuestro, porque no tenemos por qué hacerlo, todo lo contrario, lo condenamos rotundamente y porque además nosotros no tenemos en este momento gente en esa zona", dijo el vocero de este grupo rebelde, Iván Ríos a la cadena RadioNet.

Ríos se mostró preocupado por las consecuencias de la suspensión de la reunión internacional, que calificó como "un mal signo" para el avance del proceso de paz.

Monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, Obispo de Chiquinquirá, dijo que "si esto fue causado por la guerrilla, debemos levantarnos de la mesa de negociación porque nos están engañando".

El Fiscal General Alfonso Gómez informó hoy que las investigaciones aún no han determinado quiénes fueron los autores del crimen.

"No me puedo aventurar a anticipar hipótesis... espero que en pocos días podamos informar al país quiénes fueron los autores de este acto inhumano y cruel", dijo Gómez en una entrevista con la cadena informativa Radionet.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias, manifestó que este tipo de acciones "no son hechos de paz" y deben motivar un examen del gobierno sobre las verdaderas intenciones de la guerrilla, que proclama que quiere la pacificación del país, pero a diario ejecuta actos terroristas contra la población.

"Demando de ese movimiento cambio de actitud y hechos claros que muestren ante los colombianos y ante la comunidad internacional su voluntad de paz", dijo Pastrana.

El general Rosso José Serrano, director de la Policía Nacional, denunció que el asesinato de la campesina es un acto de intimidación para obligar a las gentes de la región al pago de las extorsiones de la guerrilla.

"Este es un acto de perversidad contra la sociedad y el pueblo colombiano que no se había visto ni en las peores épocas del nazismo", dijo Serrano a periodistas.

Las FARC, la mayor y mas antigua de las guerrillas colombianas, tienen un historial de crímenes atroces que han perturbado el lento proceso de negociaciones de paz.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores