Filipinas: Rebeldes piden rescate por rehén alemana enferma

El grupo extremista islámico Abu Sayyaf exige para la liberación de una de ellas, la alemana Renate Wallert, gravemente enferma, un rescate por una cantidad aún no confirmada, además de exigir el reconocimiento internacional de su derecho de autodeterminación.

17 de Mayo de 2000 | 11:49 | DPA
BEIJING/MANILA.- El grupo extremista islámico que mantiene a 21 personas secuestradas desde el 23 de abril en Filipinas exige para la liberación de una de ellas, la alemana Renate Wallert, gravemente enferma, un rescate por una cantidad aún no confirmada.

El ministro del Exterior, Domingo Siazon, dijo en una rueda de prensa en Pekín - donde se encuentra de visita oficial junto con el presidente de Filipinas, Joseph Estrada - que los rebeldes de Abu Sayyaf pedían dos millones de dólares a cambio de la liberación de Wallert.

Sin embargo, Siazon, aunque indirectamente admitió la existencia de una demanda de rescate, desmintió la cantidad, y aseguró a la Agencia Alemana de Prensa (dpa) en conversación telefónica que sus palabras habían sido malinterpretadas. "La cifra todavía no está clara", dijo.

Entre tanto, el comienzo de las conversaciones para lograr la liberación de los rehenes, que permanecen retenidos desde hace más de tres semanas, ha vuelto a retrasarse. Los negociadores gubernamentales esperan poder comenzar mañana o el viernes.

El negociador filipino Roberto Aventajado recalcó en Manila que el gobierno sólo tomará en cuenta demandas por escrito, y que su objetivo principal es lograr la puesta en libertad de la alemana Renate Wallert. Dijo que las negociaciones no pudieron comenzar hoy, porque el mal tiempo retrasó la llegada de los delegados del gobierno a la isla de Jolo.

Abu Sayyaf plantea ahora nuevas exigencias. El grupo extremista islámico reclamó hoy el reconocimiento internacional de su derecho de autodeterminación y aseguró que continuará luchando hasta la "victoria final".

En un "manifiesto" distribuido a los periodistas que llegaron hasta Jolo, la agrupación exhortó a Naciones Unidas, la Unión Europea, las organizaciones islámicas y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático a crear una comisión que compruebe las violaciones de los derechos humanos de los musulmanes en el sur de Filipinas y en la cercana isla malasia de Sabah.

Los rebeldes no indicaron sin embargo si incluirán este reclamo en la lista de demandas para liberar a sus rehenes.

Según declaró a dpa en conversación telefónica su hijo Marc, también en poder de los secuestradores, la alemana Renate Wallert (57) no puede caminar desde hace una semana, pierde con frecuencia el conocimiento y padece de alucinaciones, dolores en la columna vertebral y diarrea.

"Es absolutamente necesario que sea llevada a un hospital", dijo, por su parte, su esposo Werner Wallert.

Los rebeldes se limitan a tomar cada mañana el pulso a la cautiva para asegurarse de que sigue viva, relató el periodista francés Stéphane Loisy, del diario "France Soir".

Abbu Sayyaf es el menor pero más violento grupo islámico activo en el sur de Filipinas. En el pasado, el gobierno se negó a negociar con la agrupación extremista por sostener que estaba compuesto por terroristas sin compromiso ideológico.

El pasado 23 de abril, secuestró a un grupo de 21 personas, la mayoría de ellas turistas, de la isla malaisia de Sipadán. Desde entonces, las mantiene retenidas en Jolo. Este grupo también mantiene secuestrados a ocho filipinos en la cercana isla de Basilan.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores