Ordenan juicio contra tres militares por crimen de Obispo Gerardi

Con los tres acusados se eleva a cinco el número de sospechosos del brutal asesinato del obispo guatemalteco, pues también se ha ordenado proceso judicial contra el sacerdote Mario Orantes, un cercano colaborador de Gerardi, y la ex cocinera de la víctima, Margarita López.

18 de Mayo de 2000 | 21:14 | AFP
GUATEMALA.- Una jueza guatemalteca ordenó este jueves llevar a juicio oral a tres militares, dos retirados y uno en servicio activo, acusados del asesinato del obispo guatemalteco Juan Gerardi, perpetrado el 26 de abril de 1998, informó el fiscal del caso, Leopoldo Zeissig.

"La jueza (Flor de María García) ordenó la apertura a juicio luego de analizar las circunstancias y hacer una relación de hechos por la declaración de los testigos presentados por la Fiscalía, así como documentos, peritajes y otras pruebas", dijo el fiscal a radioemisoras locales.

Los tres militares, acusados del delito de ejecución extrajudicial, son el coronel retirado Disrael Lima Estrada, ex jefe de Inteligencia Militar; su hijo, el capitán del Ejército Byron Lima Oliva (de alta) y el ex especialista militar Obdulio Villanueva.

Con los tres acusados, se eleva a cinco el número de personas que deberán ir a juicio, como sospechosos del brutal asesinato del obispo pues la jueza también ordenó proceso judicial contra el sacerdote Mario Orantes, un cercano colaborador de Gerardi por el delito de asesinato, y el de la ex cocinera de la víctima, Margarita López, acusada de encubrimiento.

Gerardi fue brutalmente asesinado a golpes el 26 de abril de 1998, dos días después de haber presentado el informe Recuperación de la Memoria Histórica (REMHI), una investigación de cuatro años que dirigió desde la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (ODHA) y que reveló atrocidades cometidas durante 36 años de guerra (1960-96).

La jueza García aseguró que tomó la decisión con base en la investigación realizada por la Fiscalía, las pruebas testimoniales contra los implicados y la defensa de éstos.

"Al encontrar una serie de contradicciones, el Juzgado Segundo de Primera Instancia consideró que el asunto debe ser discutido para aclararse en un juicio público en un Tribunal de Sentencia", dijo la jueza a la prensa local.

Por su parte, el fiscal sostuvo que Gerardi fue asesinado por haber coordinado la investigación y presentado el informe REHMI, presentado por el obispo dos días antes de ser asesinado y que reveló que el 80% de las violaciones a los derechos humanos fueron cometidas por el Ejército o grupos paramilitares.

Zeissig acusó de autor intelectual al coronel retirado Disrael Lima Estrada, al asegurar que en el REMHI aparece vinculado a varios hechos de violencia por haber ocupado cargos de mando en varias zonas militares durante el conflicto armado.

"Estos elementos pudieron servir de fundamento para que junto a los demás imputados resolviera, de manera definitiva, cometer el crimen", señaló el fiscal.

Zeissig también consideró que Byron Lima Oliva colaboró con su padre en la planificación del crimen.

Por su parte, el director de la ODHA, el abogado Nery Ródenas, calificó de "positiva" la apertura del juicio, en declaraciones a la AFP.

"Me parece correcta y positiva la posición de la jueza, porque se fundamenta en las pruebas, a pesar que los abogados defensores trataron de obstaculizar el proceso al negarse a firmar" (el acta de la audiencia el miércoles último para decidir la apertura a juicio), dijo Ródenas.

Por su parte, el defensor de los tres militares, el abogado Julio Cintrón, se mostró molesto con la resolución, la cual calificó de "normal" pero destacó que "hay muchas cosas raras" y adelantó que, al ser notificado, emprenderá las acciones legales que correspondan, las cuales declinó precisar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores