Oviedo niega estar implicado en alzamiento

El ex general afirmó que por medio de terceros se enteró "acerca de un levantamiento militar y policial; entonces comencé yo a hacer algunos llamados y allí me enteré de la imputación que se hacía hacia mi persona".

19 de Mayo de 2000 | 09:38 | Orbe
Noticias relacionadas
  • Mercosur en jaque tras intento de golpe
  • Congreso autoriza estado de excepción en Paraguay
  • Brasil, Argentina y Bolivia condenan intento de golpe en Paraguay
  • González Macchi afirma que triunfó la democracia en Paraguay
  • Reunión urgente de OEA para condenar intento de golpe
  • Lagos:"Los golpistas no pasarán"
  • Cronología de los principales hechos en Paraguay

  • En El Mercurio de hoy
  • Tropas leales a Oviedo se amotinaron en Paraguay
  • ASUNCION.- El ex general paraguayo Lino Oviedo negó hoy en forma enfática haber participado en el alzamiento militar contra el gobierno de Luis González Macchi, en declaraciones a la emisora Radio Paraná, de la ciudad de Encarnación.

    "Ante las imputaciones hacia mi persona y a la fuerza política Unace (Unión Nacional de Colorados Eticos), cumplo en informar a la comunidad nacional e internacional que desmiento en forma categórica y determinante" que estemos implicados en la intentona golpista.

    "Si bien desconocemos este gobierno -prosiguió-, por ilegítimo y usurpador, confiamos en la soberanía del pueblo, en nuestra fuerza cívica y en el veredicto de las urnas, por lo que llamamos a la sensatez y la cordura".

    Asimismo, Oviedo indicó que "alertamos a la ciudadanía ante esta maniobra de fines inconfesos, de parte de quienes están usurpando el gobierno de la República".

    "Les habla el presidente de UNACE en la clandestinidad y en la resistencia pacífica. Viva la democracia y viva la patria", expresó Oviedo, prófugo de la justicia desde 1999, cuando fue condenado a 10 años de prisión por su participación una intentona golpista en 1996.

    Acerca del supuesto comunicado que habría divulgado una emisora capitalina, negó en forma categórica el hecho: "yo tengo acceso a la radio, donde estoy no tengo televisión, pero me avisaron sobre lo que estaba sucediendo en la capital".

    Afirmó que por medio de terceros se enteró "acerca de un levantamiento militar y policial; entonces comencé yo a hacer algunos llamados y allí me enteré de la imputación que se hacía hacia mi persona".

    "Yo puedo decir que tal comunicado lo desconozco, no ha partido de mi parte en absoluto. Se tiene que conocer la voz, así como hecho en una oportunidad, el 2 y 3 de febrero de 1989, para la apertura democrática".

    "Lo hemos hecho de manera personal, como lo hago yo ahora en forma personal, y mi voz es muy conocida".

    Indicó que "cualquier ciudadano hubiera identificado si la voz era de Lino Oviedo, para que pudiera tener repercusión y credibilidad, como lo estoy haciendo en este momento".

    "De ahí que yo niego en forma categórica cualquier comunicado que hayan querido imputar a mi persona o a mi movimiento", concluyó Oviedo, condenado a 10 años de prisión por su participación en la intentona golpista contra el entonces presidente Juan Carlos Wasmosy.

    El general golpista también está implicado en el asesinato del vicepresidente Luis María Argaña el año pasado, que provocó una crisis política y la salida del mandatario Raúl Cubas, asilado en Brasil tras ser vinculado con la muerte de Argaña.

    Los militares rebeldes tomaron la Radio 970 para leer una proclama en la que desconocieron al gobierno del presidente Macchi, afirmaron que su movimiento "salvará" al país de la corrupción y anunciaron que convocarán a próximas elecciones.

    Los sublevados indicaron que formaron el Frente Patriótico "Fulgencio Yegros" para desterrar al gobierno más corrupto de la historia paraguaya en los últimos tiempos.

    Los militares alzados ocuparon a las 20:00 horas locales del jueves (24:000 GMT) la sede de la Primera División de Caballería, la unidad de mayor potencial bélico que tiene el Ejército, situada en las afueras de esta capital.

    Los rebeldes también tomaron el cuartel central de la Policía Nacional, una unidad especializada de esa fuerza, y dos emisoras de radio.

    Tanques blindados rodearon la sede del Congreso, ubicado a pocas cuadras del Palacio de Gobierno, y luego de un tiroteo que destruyó parte del edificio -según las primeras imágenes televisivas- los militares insurrectos se replegaron con rumbo desconocido.

    El mandatario paraguayo, quien decretó estado de excepción por 30 días, aseguró esta madrugada que el levantamiento militar contra su gobierno está controlado por completo y que el país volvió a la normalidad, por lo que una vez más triunfó la democracia.

    En un mensaje pronunciado a las 03:00 horas locales (07:00 GMT), en una comunicación con el Canal 4 Telefuturo, Macchi afirmó que será implacable, pero dentro del marco legal, contra los responsables de la agresión al orden constitucional.
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores