Muertos y demoras en elecciones de Haití

Dos personas han sido asesinadas durante los comicios presidenciales en la empobrecida nación caribeña, a la vez que se han registrado graves irregularidades en el proceso eleccionario.

21 de Mayo de 2000 | 19:41 | Reuters
PUERTO PRINCIPE.- Dos personas murieron en un enfrentamiento a tiros en un recinto electoral, al tiempo que la distribución de las boletas en las elecciones municipales y parlamentarias de Haití provocó demoras en la apertura de los centros de votación.

La empobrecida nación de 7,5 millones de habitantes ha estado virtualmente sin gobierno desde que el presidente René Preval disolvió el parlamento en enero de 1999.

Eso ha retenido la distribución de más de 500 millones de dólares de ayuda internacional que se necesita en Haití, donde el ingreso anual promedio está por debajo de los 400 dólares por persona. Unas elecciones exitosas allanarían el camino para la celebración de comicios presidenciales en noviembre.

Las elecciones que se llevan a cabo el domingo fueron aplazadas indefinidamente por problemas técnicos en uno de los nueve estados de la nación caribeña, Grande Anse, cuando disputas partidistas obligaron a demorar hasta la semana pasada el registro de votantes.

En los restantes ocho estados las elecciones tenían previsto comenzar a las 6 de la mañana locales (1100 GMT).

Muchos recintos abrieron varias horas después de lo previsto y otros todavía no habían abierto en horas de la tarde, debido a que no habían recibido las boletas electorales, dijo Mary Durran, una portavoz de los observadores de la Organizacón de Estados Americanos (OEA).

Algunas partes de Haití, especialmente en las montañas, son tan remotas que las boletas tenían que ser enviadas a lomo de asno.

Un policía y otro hombre murieron en un intercambio de disparos en un recinto electoral ubicado en el poblado de Croix-des-Bouquets, al norte de la capital, dijo la policía.

Un hombre armado que apoya a un candidato a alcalde disparó contra un policía por razones desconocidas. El agente murió poco después en un hospital. La policía repelió el ataque y mató al hombre armado.

El entusiasmo por la votación ya había sido ensombrecido por el asesinato de 15 candidatos y funcionarios partidistas en los últimos dos meses. Algunas de las víctimas fueron despedazadas a machetazos.

Originalmente, las elecciones debían efectuarse en noviembre de 1999 y las diferentes demoras agotaron los recursos financieros de la mayoría de los aspirantes.

Odette Thomas, una secretaria de 42 años, era una entre 50 personas que esperaba con su registro de votante en la mano, que abriera un centro de votación en Turgeau, una barrio residencial en Puerto Príncipe.

"He estado esperando desde las seis de la mañana. Nadie ha venido a decirme algo. Tenemos leyes que deben ser aprobadas en el Parlamento", dijo Thomas. "Estaré aquí todo el día si es necesario e incluso me quedaré hasta la medianoche".

"Quiero votar por un cambio. Tenemos que salir de este desorden. Hay leyes que deben aprobarse. Han sucedido muchas cosas y demasiada gente ha muerto innecesariamente", agregó la entusiasmada votante.

El sábado por la noche, buena parte de las papeletas de votación seguían en el depósito de la imprenta en Puerto Príncipe, esperando para ser cargadas a mano en camiones que eventualmente las distribuirían a los centros de votación.

Debussy Damier, vicepresidente del Consejo Electoral Provisional (CEP) que supervisa el proceso, dijo a Radio Visión que algunos conductores que tenían previsto distribuir los votos no lo habían hecho porque se negaban a trasladarse sin vigilancia a los centros de votación durante la noche.

En otros sitios, los trabajadores exigían sus pagos antes de distribuir el material. "Saben muy bien cómo es este país. Mientras no reciben el pago, muchas personas se niegan a hacer el trabajo", dijo Damier.

"Aquí no hubo mucha campaña electoral", dijo Steve Griner, un veterano especialista de la Unidad de Promoción a la Democracia de la OEA.

Los principales rivales en las elecciones, la Familia Lavalas del ex presidente Jean-Bertrand Aristide y un bloque de seis partidos de oposición, ya proclamaron sus respectivas victorias días antes de las elecciones.

Los votantes deben escoger los candidatos para ocupar 7.500 cargos, incluyendo 19 escaños del Senado, toda la Cámara de Diputados de 83 miembros y 133 alcaldes.

Los resultados de las anteriores elecciones en Haití, en abril de 1997, fueron anulados por fraude.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores