Oviedo reitera desvinculación con intento de golpe en Paraguay

En una entrevista con Radio Mitre, el ex general paraguayo aseguró: "No tuve nada que ver con lo acontecido en mi país", y afirmar lo contrario le parece "totalmente descabellado, inaceptable e inadmisible desde todo punto de vista".

22 de Mayo de 2000 | 10:44 | AFP
Noticias anteriores
  • Mercosur en jaque tras intento de golpe
  • Congreso autoriza estado de excepción en Paraguay
  • Brasil, Argentina y Bolivia condenan intento de golpe en Paraguay
  • González Macchi afirma que triunfó la democracia en Paraguay
  • Reunión urgente de OEA para condenar intento de golpe
  • Lagos:"Los golpistas no pasarán"
  • Oviedo niega estar implicado en alzamiento
  • Cronología de los principales hechos en Paraguay

  • En El Mercurio
  • Tropas leales a Oviedo se amotinaron en Paraguay
  • BUENOS AIRES.- El ex general paraguayo Lino Oviedo volvió a negar este lunes su vinculación con el intento de golpe de Estado del pasado jueves en su país.

    En una entrevista con la capitalina Radio Mitre -grabada el sábado y transmitida esta mañana-, Oviedo aseguró: "No tuve nada que ver con lo acontecido en mi país", y afirmar lo contrario le parece "totalmente descabellado, inaceptable e inadmisible desde todo punto de vista".

    Prófugo de la justicia militar paraguaya, que lo involucró en el asesinato del año pasado del vicepresidente José María Argaña, el ex militar precisó que sería "un contrasentido total" que él combatiera la democracia paraguaya, y aclaró que las personas que fueron detenidas tras el intento del golpe no son allegados suyos.

    Oviedo, a quien el anterior gobierno del ex presidente Carlos Menem concedió asilo político en Argentina el 29 de marzo de 1999, abandonó sorpresivamente el país el 9 de diciembre, un día antes de que asumiera el socialdemócrata Fernando de la Rúa, y desde entonces está en la clandestinidad.

    Recordó que "yo fui uno de los principales gestores para que en Paraguay se inicie el proceso democrático", pues en 1989 "arriegué mi vida para eso y se hizo una reforma constitucional en 1992. Sería un contrasentido total" oponerse al sistema republicano.

    Al negar vinculaciones con los militares que protagonizaron la rebelión, sostuvo que "estos políticos mienten tanto que no se dan cuenta de que la ciudadanía no es tonta y, como la mentira tiene piernas cortas, han perdido total credibilidad".

    Apuntó igualmente que "he sido juzgado por la justicia ordinaria de mi país y he sido sobreseído de las acusaciones de rebelión o desacato".

    Asimismo señaló que cuando pasó a retiro, entregó "el comando del Ejército con el beneplácito del Presidente de entonces, Juan Carlos Wasmosy" y, posteriormente, se lanzó "a la arena política", y ganar las elecciones internas "para ser Presidente de la República".

    "Pero ahí -subrayó- se constituye un tribunal militar especial que prohíbe la Constitución de mi país". Ese tribunal fue el que ordenó su captura.

    Sobre la oposición que despertó su pasaje por Argentina como asilado político, expresó que "los políticos aprovechan una acción de la contraparte para sacar un crédito".

    El entonces candidato presidencial De la Rúa se opuso al asilo que le había otorgado Menem.

    Oviedo aclaró, sin embargo, que cuando De la Rúa "vino a mi país (hace diez días en visita oficial) dijo que este era un problema interno exclusivo de Paraguay. De la Rúa no hizo ninguna declaración en contra mío".

    Finalmente, sobre su situación de prófugo, explicó que "yo tengo derechos como ciudadano a defenderme; estoy haciendo una resistencia pacífica desde la clandestinidad".
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores