La UE pide a Bosnia que se ayude a sí misma

El ministro de Asuntos Exteriores portugués y presidente de turno del Consejo de ministros de la UE, Jaime Gama, manifestó que "Bosnia debe demostrar su capacidad de funcionar como un país soberano" y lamentó que, "demasiado a menudo, la agenda étnica prevalece sobre lo que sería lo mejor para la gente".

23 de Mayo de 2000 | 11:52 | EFE
BRUSELAS.- La Unión Europea (UE) emplazó hoy, martes, a las autoridades de Bosnia-Herzegovina a que acometan reformas económicas, luchen contra la corrupción, aceleren el retorno de refugiados y a que no dependan tanto de la asistencia internacional.

La reunión de los firmantes de los acuerdos de paz de Dayton de 1996 en Bruselas estuvo marcada por el boicot de Rusia, que defendía la presencia en Bruselas de un representante del Gobierno de la República Federal Yugoslava (RFY), algo a lo que los demás signatarios se negaron.

El ministro de Asuntos Exteriores portugués y presidente de turno del Consejo de ministros de la UE, Jaime Gama, manifestó que "Bosnia debe demostrar su capacidad de funcionar como un país soberano" y lamentó que, "demasiado a menudo, la agenda étnica prevalece sobre lo que sería lo mejor para la gente".

Las críticas del ministro portugués fueron especialmente aceradas contra la falta de "voluntad política" para reformar las instituciones.

"Es especialmente importante que se establezca una justicia independiente e imparcial", señaló, "así como una función pública independiente".

Gama advirtió de que Bosnia deberá realizar rápidamente reformas económicas "a medida que declina el apoyo financiero internacional de forma significativa".

El Representante de la Política Exterior europea, Javier Solana, advirtió también de que se acerca el fin de la gallina de los huevos oro: "fluirá menos dinero hacia Bosnia-Herzegovina", indicó.

Solana señaló que cuatro años después de la firma de los acuerdos de Dayton, los progresos registrados han sido "dolorosamente lentos" y coincidió con Gama en que "se han perdido muchas oportunidades" a causa de la preeminencia de las "agendas nacionalistas".

"Ha llegado la hora de que Bosnia aprenda a ayudarse a sí misma", añadió.

Fuentes diplomáticas apuntaron el malestar de los occidentales por el desplante ruso a la reunión del Consejo de Implementación de la Paz (CIP) en Bosnia y consideraron "una provocación" y "un paso atrás" la pretensión del Kremlin de invitar a un representante del régimen de Slobodan Milosevic.

Este malestar viene acrecentado por la reciente invitación a Moscú del ministro de Defensa yugoslavo, Dragoljub Ojdanic, reclamado por el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia, la concesión de un préstamo a Belgrado por valor de 102 millones de dólares y un acuerdo de venta de crudo.

El portavoz de la OTAN, Jamie Shea, no quiso comentar la ausencia de los rusos en la reunión sobre Bosnia, pero se felicitó de la participación del ministro de Asuntos Exteriores ruso, Igor Ivanov, en la reunión que los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN celebrarán mañana en Florencia.

El Comité Permanente del CIP está formado por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Japón, Rusia, Estados Unidos, la presidencia de turno de la UE, la Comisión Europea y Turquía.

En la última conferencia de donantes para Bosnia, celebrada los pasados 29 y 30 de marzo, la comunidad internacional se comprometió a aportar 2.400 millones de euros para el conjunto de la región del sureste de los Balcanes pero no se pactó la distribución por países.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores