Rebeldes filipinos emergen de su refugio para conversaciones

La inesperada reunión entre las guerrillas del movimiento Abu Sayyaf y el gobernador musulmán provincial, Abdusakur Tan en un ayuntamiento local, reavivó las esperanzas de avances en las estancadas negociaciones para la liberación de los rehenes.

23 de Mayo de 2000 | 13:17 | REUTERS
JOLO.- Unos 100 rebeldes islámicos salieron el martes de su refugio montañoso en el sur de Filipinas para emprender conversaciones con enviados del gobierno sobre la veintena de rehenes que secuestraron hace un mes.

Uno de los negociadores dijo que existe un 50 por ciento de probabilidades de que los rebeldes liberen pronto a una alemana enferma que se encuentra entre los cautivos, la mayoría extranjeros.

La inesperada reunión entre las guerrillas del movimiento Abu Sayyaf (Padre de la Espada) y el gobernador musulmán provincial, Abdusakur Tan, en un ayuntamiento local, reavivó las esperanzas de avances en las estancadas negociaciones para la liberación de los rehenes.

Los 21 cautivos -tres alemanes, nueve malasios, dos franceses, dos sudafricanos, dos fineses, dos filipinos y un libanés- fueron secuestrados en un centro turístico de Malasia el 23 de abril y llevados a Jolo, 960 kilómetros al sur de Manila.

"Hablemos de paz", dijo a los periodistas un sonriente líder rebelde, Galib Andang, también llamado Comandante Robot, antes de ingresar al ayuntamiento, portando un rifle de asalto, para reunirse con Tan.

El gobernador y el rebelde se abrazaron y besaron luego de encontrarse previamente en las colinas Patikul, a 13 kilómetros del centro comercial de Jolo. Otro líder del Abu Sayyaf, Mujib Susukan, con su larga melena amarrada en cola de caballo, se les unió en la habitación para conversaciones.

Los dos guerrilleros fueron escoltados hacia el ayuntamiento por otros 10 rebeldes, ataviados con pasamontañas negros.

PROBABILIDADES DE LIBERACION DE ALEMANA

"Estamos próximos a la resolución de este asunto", dijo Tan a Reuters, agregando que la prioridad era obtener la liberación del ama de casa alemana Renate Wallert, que se ha informado sufre de hipertensión.

Ante consultas de cuáles consideraba eran las probabilidades de que Wallert sea liberada esta semana, Tan dijo: "Mitad y mitad".

El gobernador dijo que los rebeldes reiteraron su demanda de la creación de un estado islámico en el sur de Filipinas, cuyos habitantes profesan en su mayoría el catolicismo, una exigencia que Manila ha rechazado consistentemente.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores