Bush promete una reducción unilateral de las armas nucleares

"Es el tiempo de dejar la guerra fría detrás de nosotros y hacer frente a las nuevas amenazas del siglo XXI", dijo Bush quien señaló también que Estados Unidos "debe replantear las base de su política de disuasión nuclear, considerando el nuevo entrono de la seguridad" mundial.

23 de Mayo de 2000 | 15:58 | AFP
WASHINGTON.- El candidato republicano a la Casa Blanca, George W. Bush, declaró el lunes que de resultar electo realizará una reducción unilateral del armamento nuclear de Estados Unidos, aunque Rusia rehuse a hacer lo mismo.

"Es el tiempo de dejar la guerra fría detrás de nosotros y hacer frente a las nuevas amenazas del siglo XII", añadió Bush quien señaló también que Estados Unidos "debe replantear las base de su política de disuasión nuclear, considerando el nuevo entrono de la seguridad" mundial.

Según Bush los cambios en la política de defensa "no deberían necesitar de años y años de negociaciones detalladas" y por eso se dijo dispuesto a la reducción unilateral de los arsenales nucleares señalando que "Estados Unidos debe dar el ejemplo".

El gobernador de Texas, también recordó su compromiso en favor de un sistema nacional de defensa antimisiles (NMD), que juzga técnicamente realizable, pese a las protestas de Rusia, que alega que éste violaría el tratado antibalístico (AMB) firmado por los dos países en 1972.

Bush advirtió sobre la decisión que el presidente Bill Clinton debe adoptar al respecto, a finales del verano o comienzo del otoño (boreal), después de las discusiones que sostenga sobre una modificación del AMB con el presidente ruso Vladimir Putin en junio próximo en Moscú.

"La administración (Clinton) se dirige hacia una decisión apresurada, en función del calendario político", advirtió Bush quien señaló que desearía algo más que "un acuerdo defectuoso (con Moscú) que amarre las manos del próximo presidente".

El proyecto NMD busca crear un sistema de defensa nacional contra probables ataques con misiles provenientes de países que se juzgan imprevisibles como Corea del Norte o Irán.

Su realización implica una revisión del tratado ruso-estadounidense de 1972 que prohibió este tipo de sistemas, pero Moscú se ha mostrado hóstil a una modificación, por considerar que se trata de un asunto clave para el control de armamentos.

Bush se beneficia en los sondeos electorales de una ligera ventaja sobre su rival demócrata, el vice-presidente Al Gore y a pesar las críticas por sus pobres conocimientos en asuntos de relaciones exteriores, se ha rodeado de un equipo de "pesos pesados" en ese tema.

Entre estos se cuentan personalidades republicanas como el ex secretario de Estado Henry Kissinger, el antiguo jefe del estado mayor del Ejército, Colin Powell y del ex secretario de Defensa, George Shultz.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores