Israel acusa a Siria de sabotear la retirada del sur del Líbano

La carta fue entregada hoy martes por el embajador israelí ante Naciones Unidas, Yehuda Lancry, quien en declaraciones a la prensa anunció que el repliegue israelí estará completado en "uno o varios días".

23 de Mayo de 2000 | 18:28 | EFE
NACIONES UNIDAS.- Israel acusa a Siria de intentar "impedir" y "sabotear" la retirada de su Ejército del sur del Líbano, según consta en una carta dirigida al secretario general de la ONU, Kofi Annan, por el primer ministro israelí, Ehud Barak.

La carta fue entregada hoy martes por el embajador israelí ante Naciones Unidas, Yehuda Lancry, quien en declaraciones a la prensa anunció que el repliegue israelí estará completado en "uno o varios días".

En la misiva, Barak asegura que "desgraciadamente, Siria hace todo lo posible por impedir y sabotear el repliegue israelí del sur del Líbano".

"Con ese fin, (Siria) ha preparado el terreno para que se produzcan actos violentos contra Israel tras la retirada del Ejército a lo largo de la frontera israelo-libanesa", destaca la carta.

El primer ministro israelí añade que se refiere "particularmente a la cínica explotación que Siria hace para que los palestinos en el Líbano cometan actos terroristas contra Israel después de la evacuación".

También hace alusión al "hecho de que provea una mano libre a Irán para que sus mensajeros y protegidos -principalmente el Hizbulá- construyan infraestructuras que pueden socavar la estabilidad regional hasta el punto de un posible brote de las hostilidades".

Barak anuncia que "una vez completada la retirada, Israel, como cualquier otro país del mundo, no tolerará una situación en que su territorio soberano sea atacado y sus ciudadanos hagan frente a situaciones de constante amenaza para su vida".

El primer ministro israelí pide a Annan que traslade a Siria este mensaje "para prevenir un innecesario deterioro de la estabilidad regional en Oriente Medio".

Barak informa a Annan de que su país lleva a cabo la evacuación del sur del Líbano de acuerdo con la resolución 425 del Consejo de Seguridad, que en 1978 ordenó esa retirada.

El primer ministro israelí señala que "el primer objetivo del Gobierno es la seguridad del Estado de Israel y traer la paz y la seguridad a la región".

A continuación, reitera que su país "no reclama ni un sólo metro cuadrado de territorio libanés" y expresa su deseo de que el Gobierno de Beirut, "también de acuerdo con la resolución 425 se esfuerce en restaurar y ejercer su soberanía en el sur del Líbano".

Barak afirma que "es responsabilidad principal del Gobierno libanés alcanzar la estabilidad en la región y prevenir actividades terroristas contra Israel (lanzadas) desde suelo libanés" y reconoce que para ello deberá tener el respaldo de la ONU y las fuerzas internacionales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores