Joven argentina prefiere morir a hacerse análisis de ADN

María Natalia Alonso, que el fin de semana pasado estuvo detenida por negarse a que le extrajeran sangre para determinar si es hija de dos desaparecidos durante el régimen militar, concedió una entrevista para explicar las razones de su actitud.

24 de Mayo de 2000 | 10:44 | EFE
BUENOS AIRES.- Una joven argentina de 22 años advirtió que es capaz de suicidarse si es obligada a someterse a un análisis genético para determinar si es hija de dos desaparecidos durante el régimen militar, informó hoy el diario "La Nación".

María Natalia Alonso, que el fin de semana pasado estuvo detenida por negarse a que le extrajeran sangre para el análisis, concedió una entrevista al diario para explicar las razones de su actitud.

"La Nación" explica que la entrevista tuvo que ser suspendida abruptamente ante la irrupción de Omar Alonso, el padre de la joven, quien insultó al periodista y le echó de la casa.

Omar Alonso y su esposa, María Luján di Mattía, fueron procesados y llegaron a estar presos a raíz de una denuncia penal presentada en 1986 por la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, que dice tener pruebas de que María Natalia es hija de dos desaparecidos y nació en cautiverio en 1977, año en el que los Alonso se apropiaron de ella y la inscribieron como propia.

A raíz de la denuncia, el matrimonio Alonso huyó con María Natalia y se ocultó en Paraguay, pero fueron localizados, en primer lugar Omar, que fue detenido en 1993 durante una visita a Buenos Aires, y luego María Luján, que fue extraditada en 1997.

Ambos quedaron libres por falta de la prueba concluyente, que es el análisis que María Natalia se niega rotundamente a realizarse a pesar de que la justicia le ha dado carácter "compulsivo" u "obligatorio".

La joven confía en que la Cámara de Apelaciones de la ciudad de La Plata, a 60 kilómetros de Buenos Aires, le de la razón, pero reveló que en cualquier caso le dejó una carta lacrada a su abogado en la que advierte que si le sacan la muestra para el examen se suicidará.

"Recuerdo haber sido muy feliz de niña", dijo María Natalia a "La Nación".

La joven, que dijo saber del problema de los desaparecidos "por arriba" (por encima), anunció que se querellará contra las Abuelas de Plaza de Mayo, organización dedicada desde hace más de veinte años a la búsqueda de los hijos de los desaparecidos robados por sus verdugos, por acusar de delincuentes a sus padres.

"Ya no estoy dispuesta a callarme, porque quiero vivir una vida normal de una vez por todas", subrayó la joven.

Las Abuelas de Plaza de Mayo consideran que María Natalia puede ser hija de Elena de la Cuadra y Héctor Baratti, secuestrados en 1977 y desde entonces desaparecidos.

"Hay una resolución de la Corte Suprema que dice que en caso de dudarse de si una persona es víctima de un delito, la extracción de sangre, en caso de negativa, es compulsiva. Esta chica ha sido víctima de un delito atroz que fue el robo de ella misma", dijo el pasado lunes la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, en relación al caso.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores