Gobierno peruano inicia ofensiva diplomática en defensa del balotaje

"Postergar la elección sólo es posible mediante una reforma constitucional, pero ello tomaría un plazo de uno a dos años con la correspondiente situación de inestabilidad política, social y económica que se generaría en el país", señala el texto que fue enviado a los embajadores peruanos.

24 de Mayo de 2000 | 11:39 | AFP
LIMA.- Perú inició el miércoles una ofensiva diplomática para explicar que el gobierno del presidente Alberto Fujimori no puede postergar el balotaje presidencial del domingo, porque ello provocaría una crisis política de dos años, según un documento reservado de la cancillería al cual la AFP tuvo acceso.

"Postergar la elección sólo es posible mediante una reforma constitucional, pero ello tomaría un plazo de uno a dos años con la correspondiente situación de inestabilidad política, social y económica que se generaría en el país", señala el texto que contiene instrucciones enviadas a los embajadores peruanos.

La segunda vuelta presidencial tendría al presidente Fujimori como único candidato, tras la abstención de su rival Alejandro Toledo, quien planteó el 18 de junio como fecha alternativa para poder incorporar los cambios sugeridos por la misión de observación de la OEA que aseguren comicios limpios.

La cartilla señala que "cualquier postergación del plazo electoral conllevaría una transgresión de normas constitucionales y legales peruanas".

"La única alternativa posible para hacer viable dicha postergación consistiría en llevar a cabo una reforma legal y constitucional", lo que tomaría al menos un año de acuerdo a los procedimientos vigentes resume el texto.

Lima instruyó a sus representaciones en el extranjero para que expliquen a la comunidad internacional las razones legales por las cuales las elecciones no se pueden postergar, dentro de las que destaca el argumento de que hacerlo equivaldría a aplazarlas por un año.

El gobierno recuerda también a sus embajadores que los observadores de la OEA "no han presentado ningún reclamo o alegación de obstáculos oficiales a sus actividades de observación electoral en el país". Indica que la OEA fue invitada por el gobierno desde octubre de 1999 y que presencia el proceso desde marzo pasado.

La cancillería indica que la convocatoria a segunda vuelta hecha por el Jurado Electoral "guarda perfecta armonía" con la legislación y la constitución peruana. Por lo tanto, agrega, "la convocatoria resulta ineludible en aplicación de las normas constitucionales y legales citadas".

"Solicitar que el Jurado Nacional de Elecciones fije una fecha diferente basada a paetir de la proclamación de los resultados de la elección parlamentaria -como planteó la agrupación Perú Posible de Alejandro Toledo-, implicaría una violación constitucional", acota el documento.

Finalmente, la cancillería señala que "la diferencia entre el número de votos y el de votantes -la OEA denunció la presencia de más de un millón de votantes- históricamente siempre ha existido esa diferencia en las elecciones peruanas desde 1980 (...) producto de una distorsión legal que no afecta el resultado".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores