Eritrea anunció retirada de tropas de zona en disputa

Según analistas, la derrota sufrida por el ejército eritreo en todos los frentes de la disputada línea fronteriza de mil kilómetros que separa a los dos países crea una nueva situación que es favorable para "hablar de paz".

25 de Mayo de 2000 | 08:56 | EFE
ADDIS ABEBA.- Eritrea anunció la retirada de sus tropas de la disputada región fronteriza central de Zala Anbesa para ser desplegadas en posiciones de retaguardia, de acuerdo con un plan de paz trazado por la Organización para la Unidad Africana (OUA), aseguraron hoy fuentes oficiales de ese país.

La propuesta de la OUA, entre otros puntos, requiere que las tropas de Eritrea y Etiopía se retiren a las posiciones que ocupaban en 1998, cuando comenzó el conflicto.

Los observadores señalan que la decisión de las autoridades de Asmara, la capital eritrea, favorecería el cese de la ofensiva lanzada por Etiopía hace dos semanas y que ha tenido como resultado el control militar de extensas zonas del oeste eritreo.

El portavoz del Gobierno de Asmara, Yeman Ghebremeskel, recordó que la decisión de retirar las tropas de Zala Anbesa, zona fronteriza que ocupó en mayo de 1998 tras el estallido de la guerra con Etiopía, forma parte de la propuesta de paz de la OUA y no significa "una derrota".

Ghebremeskel rechazó que se trate de una "retirada" de sus tropas que, sin embargo, han sufrido graves pérdidas desde el lanzamiento de una ofensiva militar etíope el pasado 12 de mayo, cuyo principal objetivo era precisamente la "reconquista" de Zala Anbesa.

Según fuentes militares, las tropas eritreas han comenzado ya a salir de la zona, que en las últimas horas fue el epicentro de fuertes combates con artillería pesada y aviación por parte del Ejército etíope.

Por su parte, la portavoz del Gobierno etíope, Selome Taddesse, señaló en el último comunicado de guerra emitido en Addis Abeba, la capital etíope, que la retirada de las fuerzas enemigas constituía una "victoria".

"Nuestras fuerzas han liberado las áreas de Irob y Egala después de aniquilar completamente al Ejército eritreo, que ayer estuvo a punto de colapsar", dijo Taddesse, e indicó que la bandera de su país fue izada en la torre de Zala Anbesa en la medianoche pasada.

La portavoz dijo que "las pocas tropas eritreas que han sobrevivido al ataque etíope están siendo perseguidas por nuestros soldados para destruirlas".

En las calles de Addis Abeba se vive hoy el júbilo de sus habitantes, que desde primeras horas de la mañana ocuparon la plaza de Meskal, en el centro de la ciudad, para celebrar la victoria de su Ejército.

Los automovilistas tocan repetidamente el claxon de sus vehículos, en los que han desplegado la bandera nacional, y por toda la ciudad se oyen himnos de guerra y de victoria.

El presidente en funciones de la OUA y presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, viajó a primeras horas de hoy a Asmara después de que fuera confirmada la retirada del grueso del Ejército eritreo del área de Zala Anbesa, dijeron en Addis Abeba fuentes de la organización.

Buteflika, quien en días pasados fracasó en los intentos de persuadir a las autoridades de Asmara y Addis Abeba para que cesaran las hostilidades, reanuda así su esfuerzo mediador para poner fin al conflicto.

En opinión de los observadores, la derrota sufrida por el Ejército eritreo en todos los frentes de la disputada línea fronteriza de 1.000 kilómetros que separa a los dos países crea una nueva situación que es favorable para "hablar de paz".

La reanudación de los combates por Etiopía ha costado la vida a miles de soldados de ambos bandos, además de haber forzado a cientos de miles de eritreos a desplazarse de sus lugares de residencia huyendo de la guerra.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores