Marcha de empleados públicos en huelga en Brasil

Cerca de 4.000 manifestantes volvieron a marchar hoy por los accesos del Palacio Presidencial para condenar la actitud del gobierno brasileño de no negociar con los empleados públicos, en huelga desde el 10 de mayo por un reclamo de aumento salarial.

25 de Mayo de 2000 | 18:19 | ANSA
BRASILIA.- Cerca de 4.000 manifestantes volvieron a marchar hoy por los accesos del Palacio Presidencial para condenar la actitud del gobierno brasileño de no negociar con los empleados públicos, en huelga desde el 10 de mayo por un reclamo de aumento salarial.

Dirigentes del movimiento también repudiaron una nota oficial del Ministerio de Planeamiento, Presupuesto y Gestión en la que afirma "que no atenderá el reajuste de 63,7%, porque significaría al equivalente a US$ 18.000 millones, que corresponde a todos los gastos por Costos e Inversiones durante el año 2000".

Mientras, en San Pablo, una gran manifestación de 50.000 personas llegó al Palacio de los Bandeirantes, sede del gobierno estadual, para rechazar la política económica del gobierno brasileño y sus negativas para negociar con los empleados públicos.

Después de analizar la situación de los empleados públicos, el gobierno ofreció "reabrir inmediatamente el Programa de Renuncia Voluntaria" que otorga algunos beneficios financieros, según los años de servicios prestados.

Los servidores públicos reclaman un reajuste salarial de 63,72% atribuido a pérdidas en sus remuneraciones en los últimos cinco años, período en que no recibieron, en general, ningún aumento en los salarios, en compensación por los procesos de reestructuración efectuados en la economía brasileña.

La manifestación de 2.000 trabajadores estaba integrada por la Central Unica de los Trabajadores (CUT), afiliados al Movimiento de los Trabajadores Sin Tierras (MST), del Partido de los Trabajadores (PT) y por Jubilados y Pensionados del servicio federal en adhesión a los empleados públicos en huelga en todo el país.

El comando de huelga presidido por uno de sus líderes, Vladimir Nepomuceno, dijo hoy que "estamos utilizando la huelga porque no hemos conseguido establecer un canal de conversación con el gobierno",durante la concentración frente al edificio del Ministerio de Planeamiento, en la explanada de acceso al Palacio Presidencial del Planalto.

Por su parte, el presidente del PT, diputado José Dirceu, intentó anoche en conversaciones con el ministro-jefe de la secretaría general de la Presidencia de la República, Aloisio Nunes Ferreira, abrir un canal de comunicación, pero el gobierno "no accederá al diálogo hasta que los huelguistas no se reintegren al trabajo", destacó Dirceu.

En un breve balance de la huelga de los servidores públicos, en torno de 500.000 trabajadores en el país, más de 50% ya han paralizado sus tareas.

El movimiento ha sido considerado legítimo por el presidente de la Orden de los Abogados de Brasil OAB, Reginaldo de Castro, y por el secretario general de la Conferencia Nacional de los Bispos de Brasil (CNBB), Raymundo Damasceno.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores