Dura advertencia de EE.UU. a Perú por elecciones del domingo

Clinton dijo que las relaciones de su país con Perú se verán "inevitablemente afectadas" si Lima no acepta la sugerencia de la OEA de postergar la segunda vuelta.

26 de Mayo de 2000 | 17:07 | ANSA
WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, dijo hoy que las relaciones de su país con Perú se verán "inevitablemente afectadas" si Lima no acepta la sugerencia de la OEA de postergar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Tal como previó el Congreso estadounidense en abril, estás medidas podrían tener efecto en las "relaciones políticas, económicas y militares" de Washington con Perú.

El anuncio de Clinton llegó casi a último momento, precedido por la cautela, ya que el gobierno de Washington deberá efectivamente estudiar cuáles serán las consecuencias de la posición de Lima, que no cede en su decisión de celebrar el domingo el balotaje de las presidenciales.

"Lamento profundamente la decisión de las autoridades electorales peruanas de proceder con los comicios este domingo a pesar de las bien documentadas preocupaciones" presentadas por la misión de observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Una postergación de los comicios, dijo Clinton en un comunicado, habría permitido a los expertos de la OEA "observar el proceso electoral con mayor confianza".

El presidente norteamericano suscribió la decisión de los observadores de la OEA, quienes el domingo solamente terminarán de preparar un informe sobre el caso pero no supervisarán el desarrollo de las elecciones.

La OEA había solicitado una postergación de diez días para la segunda vuelta electoral entre el presidente Alberto Fujimori y su rival, el economista Alejandro Toledo, después de descubrir una serie de "irregularidades" e "inequidades" en la primera vuelta realizada el 9 de abril.

Toledo ya anunció que no participará en las elecciones del domingo, por lo cual Fujimori prácticamente tendrá asegurado el acceso a un tercer mandato.

En el comunicado, Clinton subrayó que "elecciones libres, justas y abiertas son el fundamento de las sociedades democráticas".

"Sin ellas -advirtió- nuestras relaciones con Perú se verán inevitablemente afectadas".

Eventuales medidas de Washington contra Perú están avaladas por una resolución del Congreso norteamericano que fue suscripta y aprobada por Clinton el 25 de abril último.

En la "resolución 43", los parlamentarios solicitaron al presidente que le comunique a Fujimori que si las elecciones del 9 de abril "no son consideradas libres y justas por la comunidad internacional, Estados Unidos revisará y modificará, como crea conveniente, sus relaciones políticas, económicas y militares con Perú".

Ahora, cuando la transparencia de la primera ronda ya fue puesta en duda por la misión de observadores de la OEA, Estados Unidos "está en consultas con sus socios del hemisferio y con la comunidad internacional para determinar los próximos pasos a seguir", dijo Clinton en su comunicado de hoy.

La eventual aplicación de la "resolución 43" del congreso norteamericano ya había sido agitada por Luis Solari de la Fuente, vocero del partido de Toledo, Perú Posible, quien dijo en Lima que "el proceso no termina este domingo", ya que "hay diferentes instrumentos jurídicos internacionales que nos harán sujeto de llamada de atención por parte de otros gobiernos".

"Según lo que suceda el día de las elecciones -dijo el portavoz de Toledo- el gobierno de Estados Unidos podría aplicar la resolución 43 y rectificar libremente sus relaciones políticas y económicas con Perú".

El acomodamiento diplomático en Washington se completó hoy con el nuncio de que el Consejo Permanente de la OEA celebrará la semana próxima una sesión extraordinaria para recibir el informe del presidente de la misión de observadores en Perú, el ex canciller guatemalteco Eduardo Stein.

Fuentes de la OEA en Washington confirmaron que los observadores no supervisarán las elecciones del domingo, corroborando la decisión anunciada en Lima a través del boletín número 12 de la misión.

El comunicado adelantó que, ya que las autoridades peruanas decidieron mantener la realización del balotaje el domingo, la misión de observadores "reducirá sus labores a la preparación in situ del informe final" sobre los comicios, pero que no habrá "observación de terreno".

Ese informe final será el que Stein -quien hoy partió desde Lima- presentará ante el Consejo Permantente de la OEA.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores