Gobierno argentino anunció drástico recorte de gasto público

La recaudación fiscal no respondió de acuerdo a lo esperado y las autoridades argentinas se vieron obligadas al nuevo recorte. El ministro de Economía, José Luis Machinea, dijo que el ajuste será de 938 millones de dólares.

29 de Mayo de 2000 | 21:55 | Associated Press
BUENOS AIRES.- El gobierno argentino anunció hoy un drástico recorte del gasto público cercano a los 1.000 millones de dólares en un intento por reducir el déficit fiscal, el segundo ajuste desde que asumió el poder en diciembre.

Las medidas de austeridad provocaron reacciones mixtas y temores de una recesión con devaluación del peso argentino, que se mantiene a la par con el dólar desde 1991. El gobierno desmintió las versiones.

Los sindicatos peronistas en la oposición anunciaron medidas de fuerza y no descartaron un paro general para mediados de junio por considerar que la rebaja en los sueldos de empleados estatales es una imposición del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Economistas independientes coincidieron en la necesidad de poner en orden las cuentas fiscales, pero dijeron que la recesión actual no será superada en el mediano plazo.

El ministro de Economía, José Luis Machinea, dijo que el recorte será de 938 millones de dólares.

El ajuste incluye una rebaja del 12% en los sueldos de los empleados estatales que sean superiores a los 1.000 dólares y del 15% en los que cobran más de 6.500 dólares mensuales.

También incluye una reducción en las jubilaciones de ex funcionarios, la reestructuración de varios organismos gubernamentales, entre ellos la agencia oficial de noticias Telam.

Los empleados de la agencia ocuparon el edificio ante el anuncio de que será vendido y se le retirara el manejo de la publicidad oficial.

Asimismo, se contempla la libre competencia de las obras sociales privadas con las sindicales, algo que es duramente resistido por los sindicatos que manejan miles de millones de dólares.

El gobierno se comprometió con el FMI a honrar un déficit anual de 4.500 millones de dólares, después de denunciar que recibió un desfase de 10.000 millones del gobierno peronista que terminó en diciembre.

La recaudación fiscal, a pesar de un fuerte aumento en varios impuestos, no respondió de acuerdo a lo esperado y el gobierno se vio obligado al nuevo recorte.

El gobierno dijo que mantendrá el actual Plan de Convertibilidad, que en abril de 1991 equiparó el peso con el dólar 1-1, rechazando toda posibilidad de devaluación o adopción del dólar como moneda en reemplazo del peso.

"Nosotros rechazamos ambas variantes. Estamos decididos a fortalecer nuestra moneda, en un contexto de crecimiento. Por eso las medidas que proponemos son otras", dijo Machinea.

El secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT) Rodolfo Daer dijo que convocó a una reunión extraordinaria para el 14 de junio para "adoptar medidas de fuerza".

"El ajuste es totalmente regresivo y salvaje", declaró Daer, mientras Hugo Moyano, enrolado en el sector "combativo" lo calificó de "salvaje".

"Responden a los dictados" del FMI, coincidieron los dirigentes al igual que una docena de la Alianza oficialista, encabezados por la radical Elisa Carrio.

Moyano llamó a "resistir" las medidas y dijo que el miércoles, en una marcha de repudio a la visita de una misión del FMI "anunciaremos las medidas de rechazo".

El ajuste "profundizará aún más la recesión", dijo el gobernador peronista de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf que hasta ahora ha mantenido un excelente diálogo con el presidente Fernando de la Rúa.

Los economistas, en tanto, apoyaron la importancia de poner en orden las cuentas fiscales, pero cuestionaron el procedimiento.

Martín Redrado, economista jefe de la Fundación Capital, dijo que comparte en general lo decidido, pero no estuvo de acuerdo con la forma.

"Es necesario achicar el Estado, pero no se puede hacerlo en forma horizontal, reduciendo los sueldos para todos. Eso desalienta a muchos. Es necesario un Estado solvente y con mejor calidad de servicios", afirmó Redrado.

El presidente de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires, Julio Massara, dijo que habrá más recesión.

"Si hay recorte en sueldos, esto traerá más recesión", declaró, mientras las pequeñas y medianas empresas dijeron que el ajuste "es más de lo mismo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores