Fox advierte sobre posibles disturbios si PRI gana en México

"La continuidad del viejo y caduco régimen priísta (PRI) significa esclerosis política y envejecimiento; parálisis de las instituciones, desperdicio de la energía de los mexicanos, hartazgo, frustración y violencia", dijo el candidato Vicente Fox durante un acto de campaña.

30 de Mayo de 2000 | 21:22 | Reuters
MEXICO DF.- El candidato presidencial derechista, Vicente Fox, advirtió el martes que una nueva victoria del partido que gobierna México desde 1929 podría paralizar las instituciones y generar frustración y violencia.

"La continuidad del viejo y caduco régimen priísta (del Partido Revolucionario Institucional, PRI) significa esclerosis política y envejecimiento; parálisis de las instituciones, desperdicio de la energía de los mexicanos, hartazgo, frustración y violencia", dijo Fox durante un acto de campaña.

Fox prometió, en cambio, que pretende encabezar un gobierno de "transición y concordia" si gana los comicios del 2 de julio.

Ante líderes sociales, ex dirigentes de la izquierda y del oficialismo que simpatizan con su candidatura, Fox delineó un gobierno que, afirmó, será de convergencia, plural e incluyente.

"Demos paso a la (...) posibilidad de construir juntos un nuevo acuerdo político, un gobierno de concordia nacional", dijo el candidato postulado por su derechista Partido Acción (PAN) en coalición con el Partido Ecologista.

La propuesta, resumida en un plan de 10 puntos, parecía alejarse del conservadurismo, criticado como extremo, que caracteriza al PAN, un partido fundado en 1939, y acercarse más a las tendencias de la centroizquierda mexicana, según admitieron varios de sus asesores.

Fox, un empresario y ex gobernador, de 57 años, dijo que los ejes de su eventual gobierno de transición retomarán las propuestas que ocho partidos políticos expusieron durante infructuosas negociaciones del año pasado para conformar una gran alianza opositora.

El candidato opositor mejor ubicado en las encuestas se comprometió a mantener el carácter laico de la educación pública, impulsar una profunda reforma de Estado y respetar la diversidad y pluralidad de la sociedad mexicana.

También reafirmó anteriores promesas de crear las condiciones para solucionar el conflicto armado del sureño y empobrecido estado de Chiapas y, en el terreno económico, combatir la corrupción y preservar el carácter público de la poderosa y principal empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

"La búsqueda del consenso exige respeto y confianza mutua, generosidad y tolerancia", dijo Fox, un ex alto ejecutivo de Coca Cola en México.

El candidato conservador dijo que su partido, el PAN, seguirá luchando por sus principios e ideales, pero con la voluntad firme de llegar a consensos y encontrar entendimientos con todas las fuerzas democráticas del país.

El anuncio del aspirante derechista, planteado a 33 días de los comicios, intentó aplacar acusaciones de intolerancia y compromisos privatizadores de las empresas estratégicas de México, que provinieron de la izquierda y del PRI.

Cerca de 59 millones de mexicanos están registrados para elegir el 2 de julio al sucesor del presidente Ernesto Zedillo, cuyo mandato de seis años culmina el 1 de diciembre.

En esos comicios también se elegirá la totalidad de miembros del Congreso federal, de 128 senadores y 500 diputados.

Según la mayoría de las encuestas sobre la intención del voto, Fox y el candidato del PRI, Francisco Labastida, protagonizarán una apretada pugna por la presidencia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores