Fiji: Golpistas logran que militares retiren a su Primer Ministro

Los rebeldes rompieron el diálogo con el gobierno debido a la designación de Epeli Nailatikau como Primer Ministro.

31 de Mayo de 2000 | 08:11 | EFE
MELBOURNE.- El nuevo Presidente de Fiji, el comandante Frank Binimarama, dio hoy marcha atrás en la designación de Epeli Nailatikau como Primer Ministro, después de que los golpistas rompiesen el diálogo a causa de ese nombramiento.

"Quería reunirme con ellos (los golpistas) esta mañana, pero parece que pusieron ciertas objeciones", declaró a la prensa Binimarama.

Sin embargo, emisarios de ambas partes sí se reunieron y hablaron sobre el nombramiento de Nailatikau.

"Es inaceptable, supone un retroceso en contra de los mejores intereses que pretendemos", declaró a radio FM96 el empresario fijiano George Speigh, que encabeza la intentona golpista.

Nailatikau está casado con uno de los rehenes que mantiene Speight en el Parlamento desde el 19 de mayo: Koila Mara, hija del ex Presidente Kamisese Mara y titular de Turismo en el Gobierno del depuesto Primer Ministro Mahendra Chaudhry.

Aunque Binimarama dijo que el nombramiento de Nailatikau no tenía nada que ver con el hecho de que fuese el yerno de Mara, los analistas coincidieron en apuntar que ese parentesco hacía peligrar la posibilidad de alcanzar una solución a la crisis.

La nueva propuesta que presentarán los militares a Speight mañana, jueves, es que continúe el régimen militar al frente del país mientras se elabora una nueva Constitución y se convocan elecciones generales.

Binimarama, que hoy se autoproclamó nuevo Presidente del país, recibió las riendas de la nación de Mara el lunes después de que éste no pudiese hacer frente a la crisis surgida con esta intentona golpista.

Desde que Speight entró en el Parlamento con seis hombres armados y comenzó con sus exigencias ha conseguido todas las presentadas, menos el reconocimiento de su "golpe de Estado civil" en favor de la comunidad nativa fijiana, como él mismo lo ha definido gracias a las más de treinta personas que tiene retenidas a punta de pistola.

El gobierno democrático de Chaudhry ha sido derribado, el ya ex Presidente Mara ha dejado el cargo, se ha revocado la Constitución plurirracial de 1997 y se ha concedido la amnistía a los golpistas.

La nueva Carta Magna "podría ser una mezcla de la de 1997 y la de 1990", contó Binimarama en una conferencia de prensa, y precisó que ahora los golpistas deben cumplir su parte, "no hay ninguna necesidad de mantener a los rehenes secuestrados, ellos ya no son el gobierno, el gobierno somos nosotros".

Advirtió a Speight que no habrá ningún gobierno provisional al que podrían incorporarse golpistas mientras no depongan las armas y liberen a las personas que retienen desde hace 13 días.

"Queremos asegurarnos de que se da a estas personas la libertad de volver a sus casas a ver a sus familias", recalcó Binimarama, quien afirmó que la opción militar no se adoptó para satisfacer las demandas del grupo de Speight, sino "para garantizar la seguridad de la gente de Fiji, de los 800.000 fiyianos de todas las razas".

Por otra parte, la capital del país, Suva, quedó desierta a primeras horas de esta tarde tras difundirse que los partidarios de Speight iban a manifestarse.

Los manifestantes atacaron a varios taxistas de la comunidad de origen hindú y se apoderaron de una decena de coches aparcados alrededor del Parlamento.

En Suva se especula que Speight ha perdido el control sobre algunos grupos de seguidores, como los que protagonizaron los disturbios violentos el pasado domingo que se saldaron con la muerte de un policía.

Por su parte, Nueva Zelanda y Australia esperan a la liberación de los rehenes para decidir qué sanciones adoptar contra Fiji por salirse de la senda de la democracia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores