Policía de Luxemburgo negocia libertad de 26 rehenes

"La situación es estable y tranquila y no esperamos ningún cambio en las próximas horas", dijo a los periodistas el portavoz de la policía Jos Schmit. El ministro del Interior de Luxemburgo, Michel Wolter, dio órdenes para finalizar la situación sin violencia mientras continúan las negociaciones.

31 de Mayo de 2000 | 21:59 | Reuters
WASSERBILLIG.- La policía negociaba en la madrugada del jueves con un hombre fuertemente armado la liberación de 23 niños y tres adultos a quienes mantenía como rehenes en el este de Luxemburgo.

El hombre, de menos de 40 años y de origen argelino, demandó un avión para volar a Libia posteriormente el jueves.

El asaltante entró sin que nadie se lo impidiera en una guardería infantil en la localidad de Wasserbillig, en la frontera con Alemania, a las 1330 GMT del miércoles, portando una pistola, una granada y un cuchillo.

Las fuerzas de seguridad acordonaron el edificio de la guardería y comenzaron a hablar con el asaltante, quien amenazó con usar la violencia si no se cumplen sus demandas.

"La situación es estable y tranquila y no esperamos ningún cambio en las próximas horas", dijo a los periodistas el portavoz de la policía Jos Schmit.

"No hay cambio en sus demandas", agregó.

Previamente, el ministro del Interior de Luxemburgo, Michel Wolter, dijo en una apresurada conferencia de prensa que el asaltante había adoptado la nacionalidad de Luxemburgo en 1982.

Agregó que el hombre tiene un historial de problemas mentales y que le era familiar a las autoridades.

"Di órdenes de que se ponga fin a la situación sin violencia, las negociaciones continúan", dijo Wolter.

"Los niños tuvieron algo de comer y beber y fueron puestos a dormir", señaló, agregando que también se llevó medicamentos al edificio.

"Creemos saber el motivo", dijo Wolter. "Las razones para lo que está haciendo tienen que ver con su antigua vida familiar".

Wolter indicó que los hijos del hombre, que fueron separados de él por los servicios sociales, asistían a la guardería.

Schmit señaló que no había más detalles disponibles para los periodistas, ya que el hombre escuchaba los boletines de prensa regulares en la radio y reaccionó airado a las versiones de su salud mental.

Para la moche del miércoles, el asaltante había dejado en libertad a 16 niños, después que se le permitió hablar con su psiquiatra, dijo a Reuters el portavoz policial Victor Schlentz.

Según la portavoz de la policía local, Viviane Eschenauer, el hombre había conversado con un abogado y demandó un pasaje seguro si liberaba a los niños --todos menores de ocho años.

Agentes de operaciones especiales, armados con rifles, se hallaban apostados en las afueras, en medio de filas de ambulancias y coches de bomberos.

Los padres cuyos hijos retenidos por el asaltante estaban reunidos en un edificio municipal cercano, donde se encontraba un grupo de psicólogos para ayudarlos a lidiar con la situación.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores