Aumentan presiones para finalizar embargo estadounidense a Cuba

Especialistas consideran que el caso de Elián ha sensibilizado al estadounidense promedio y replanteado la perspectiva hacia Cuba desde un punto de vista más humano. Congreso norteamericano está próximo a empezar el debate acerca de un posible levantamiento parcial del embargo para medicamentos y productos agrícolas.

02 de Junio de 2000 | 16:15 | AFP
Noticias Relacionadas
  • Tribunal Supremo decidirá futuro de Elián
  • Medio millón de mujeres reclaman el regreso de Elián a Cuba
  • En El Mercurio de hoy
  • Tribunal Negó Audiencia para Asilo a Elián
  • WASHINGTON.- Tras 40 años de guerra fría, parlamentarios y empresarios estadounidenses retoman el camino de Cuba, aumentando las presiones para un acercamiento y recibiendo la inesperada ayuda del caso Elián.

    Varias decenas de empresas estadounidenses participarán la semana próxima en una cumbre de negocios entre Cuba y Estados Unidos, la cuarta en su género según los organizadores, que se realizará primero en Cancún (México) y luego, por primera vez, en La Habana.

    En Washington se multiplican las dudas sobre la necesidad de mantener un embargo total contra La Habana, en un momento en que Estados Unidos normaliza sus relaciones comerciales con Beijing y alivia sus sanciones económicas contra Teherán o Pyongyang.

    Tres miembros demócratas del Congreso estadounidense se encuentran actualmente en La Habana, siguiendo los pasos de una delegación de granjeros y de miembros del Congreso originarios de Arkansas.

    Estas visitas tienen lugar mientras el Congreso estadounidense se apresta a debatir en las próximas semanas un levantamiento parcial del embargo estadounidense para vender a Cuba medicamentos y productos agrícolas.

    Este mes fue aprobada en la Cámara de Representantes y del Senado una enmienda a un proyecto de ley para permitir la venta de alimentos y medicamentos a Cuba a pesar del embargo.

    Y el caso del pequeño náufrago cubano Elián González, que las autoridades estadounidenses han buscado confinar a un asunto estrictamente humanitario, ha sensibilizado a la opinión pública norteamericana.

    "Es un caso que concierne la importancia de la familia y el lazo entre un padre y un hijo", declaró el jueves el Presidente Bill Clinton, saludando la decisión de una corte de Atlanta de no dar lugar a una demanda de asilo para Elián, presentada por su familia de Miami y apoyada por la comunidad anticastrista.

    "Este asunto también provocó nuevas tensiones entre Washington y La Habana, no creo que se deba ver en eso una fuente de grandes mejorías", declaró a la AFP un responsable del departamento de Estado.

    No obstante, la historia de Elián, difundida como una telenovela por todas las grandes cadenas de televisión, "llevó a los estadounidenses promedio a interesarse nuevamente en Cuba", bajo un ángulo más humano, reconoció este responsable, que pidió el anonimato.

    "Podría ser más fácil encaminarse hacia una pequeña apertura, ahora que este caso redujo la influencia política de los cubano-estadounidenses", hostiles a todo acercamiento con La Habana, afirmó por su parte William LeoGrande, especialista en América Latina en la American University de Washington.

    La posible apertura de perspectivas comerciales para las empresas estadounidenses -principalmente para los poderosos cerealeros del Medio Oeste- se beneficia indirectamente de este clima.

    "Los habitantes de Iowa tenían raramente ocasión de interesarse en Cuba, pero comienzan a preguntarse ¿por qué no? Es una de las consecuencias de lo que pasa desde fines de noviembre", cuando Elián fue rescatado en las costas de Florida, indicó el Departamento de Estado.

    No obstante, aún sigue siendo difícil lograr un acuerdo, aunque sea parcial, tras 40 años de relaciones escabrosas, indican los expertos estadounidenses.

    "A largo plazo Cuba podría interesar a muchas empresas estadounidenses, pero a corto plazo corren el riesgo de ser pocas. Cuba no tiene mucho dinero y el aparato burocrático del país no es un socio fácil para los inversores", indicó LeoGrande.

    La voluntad de Fidel Castro de iniciar una apertura también permanece incierta.

    El presidente cubano utilizó el embargo estadounidense como "un instrumento de unificación" de su poder, y si éste fuera levantado "el pueblo no tendría a otro a quien culpar sino al gobierno por la situación del país", subrayó Deborah Meyers, de la Fundación Carnegie en Washington.

    En cuanto al pequeño Elián, es más que nunca "utilizado como un símbolo político" por el régimen castrista, sostuvo.
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores