Salen libres líderes de revuelta militar en Ecuador

Tras la amnistía concedida el jueves por el congreso de Ecuador a los participantes de una revuelta popular que en enero terminó con el gobierno de Jamil Mahuad, los líderes militares del levantamiento comenzaron a ser liberados de varias cárceles.

03 de Junio de 2000 | 17:16 | Reuters
QUITO.- Tras la amnistía concedida el jueves por el congreso de Ecuador a los participantes de una revuelta popular que en enero terminó con el gobierno de Jamil Mahuad, los líderes militares del levantamiento comenzaron a ser liberados de varias cárceles.

Lucio Gutiérrez, coronel que dirigió el levantamiento, salió el viernes en la noche de su prisión en un fuerte militar cercano a Quito, en tanto otros oficiales también comenzaron a ser liberados.

"Claro que estoy contento de volver a los tiempos a mi casa. Mañana voy a acompañar a la confirmación de mi hija", dijo desde su casa Gutiérrez al capitalino diario El Comercio.

La liberación de Gutiérrez fue inesperada, ya que el jueves se ordenó su arresto por 72 horas a causa de declaraciones públicas que hizo en los últimos días.

Organizaciones sociales preparaban para mañana una concentración masiva frente al lugar de detención de Gutiérrez y otros oficiales. La sorpresiva libertad "es un boicot del Alto Mando a la gran marcha que preparábamos el domingo para saludar la amnistía" dijo Pablo Iturralde, de la Coordinadora de Movimientos Sociales.

La amnistía concedida, a pedido del presidente Gustavo Noboa, no excluye la posibilidad de sanciones disciplinarias dentro del Ejército para los 282 militares que participaron en la asonada.

El alto mando militar tiene 30 días para aplicar sanciones, que podrían incluir la baja.

Frente a esto, Tito Yépez, uno de los abogados defensores, dijo a Reuters que "amnistía significa perdón y olvido para los hechos, por lo que si se dan castigos inconstitucionales pediremos amparo constitucional".

El 21 de enero, mandos medios del Ejército, junto a miles de indígenas, tomaron el Congreso y proclamaron una "Junta de Salvación Nacional", en medio de una de las mayores crisis económicas de este país andino de 12,4 millones de habitantes.

Aunque el entonces presidente Jamil Mahuad debió abandonar el cargo, el levantamiento no prosperó y al día siguiente asumió el poder -con el apoyo de las Fuerzas Armadas- el vicepresidente Gustavo Noboa, un abogado de 62 años.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores