Albright viaja a reimpulsar negociaciones entre israelíes y palestinos

Todo progreso en las conversaciones dependerá de la disposición de Israel a desprenderse de territorios ocupados de Cisjordania y Gaza.

JERUSALEN.- La secretaria de Estado de EE.UU., Madeleine Albright, llega mañana, lunes, a Israel para impulsar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos en medio de amenazas de colonos judíos extremistas contra el líder laborista y Primer Ministro, Ehud Barak.

Albright llega a menos de una semana tras la reunión que mantuvieron en Portugal Barak y el Presidente de EE.UU., Bill Clinton, quien afirmó que estaba "convencido" de que israelíes y palestinos tendrán que armarse de "coraje, visión y habilidad" para concertar la paz.

Todo progreso en las negociaciones, actualmente interrumpidas para consultas de los negociadores con sus respectivos líderes, -Barak y Yasser Arafat, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)- dependerá de la disposición de Israel a desprenderse de territorios ocupados de Cisjordania y Gaza.

"A los hermanos no se los abandona", es el lema de una intensa campaña por parte de los colonos judíos establecidos en más de 150 asentamientos de esos territorios ocupados por Israel en la Guerra de los Seis Días (1967) y reivindicados por la ANP para proclamar este año, al firmar la paz con Israel, un Estado palestino independiente.

Por su parte, el Servicio de Seguridad General, cuyos agentes secretos operan dentro del territorio israelí y en Cisjordania y Gaza -a menudo con el concurso de colaboracionistas palestinos- advirtió que extremistas del sionismo religioso, alentados por un grupo de rabinos ultranacionalistas, podrían perpetrar un nuevo magnicidio como el que costó la vida al ex Primer Ministro Isaac Rabin en noviembre de 1995.

El ministro de Asuntos Exteriores, David Levy, instó hoy a estos rabinos y a otros líderes radicales del nacionalismo judío, para quienes Cisjordania (la Judea y Samaria bíblicas) es la "tierra prometida por Dios al pueblo hebreo", a que condenen la violencia.

Rabin fue asesinado en Tel Aviv, después de presidir una asamblea multitudinaria de pacifistas israelíes, por un estudiante judío de abogacía empeñado en detener el proceso de paz e impedir "un Estado palestino en el corazón de la Tierra de Israel".

Las negociaciones tendrían que culminar el próximo 13 de septiembre con un nuevo estatuto político para los palestinos ahora autónomos en Cisjordania y Gaza, y con un tratado general de paz.

La oficina de Barak desmintió hoy que el Jefe del Gobierno, según noticias de la prensa local, esté decidido a ceder a la ANP un 75 por ciento de esos territorios y a evacuar a 50.000 de los 170.000 colonos israelíes que viven en esos lugares.

Tras la última reunión del gabinete nacional palestino, celebrada el viernes pasado en la ciudad cisjordana de Ramalá, Arafat declaró que Israel debe replegarse de los territorios que ocupó en la Guerra de los Seis Días como lo hizo, hace dos semanas, de la franja del sur del Líbano que ocupaba desde 1978.

La llegada de Albright coincidirá con el 33 aniversario del estallido, el 5 de junio de 1967, de la Guerra de los Seis Días, en la que este país conquistó en menos de una semana el desierto de Sinaí y la franja de Gaza a Egipto; Cisjordania y Jerusalén oriental que se hallaban bajo dominio jordano, y la meseta del Golán, en territorio de la República Arabe de Siria.

Albright será precedida mañana por el enviado de Washington en las negociaciones de paz, Dennis Ross, que actúa de hecho como intermediario entre Arafat y Barak, quienes se acusan mutuamente de un estancamiento en la marcha de las negociaciones.

Barak dijo esta mañana en la reunión semanal del Consejo de Ministros que en las negociaciones "se avanza hacia atrás" y responsabilizó de ello a los representantes del Gobierno palestino.

Por su parte, Arafat expuso hoy al Primer Ministro sueco, Goeran Persson, que llegó ayer a Israel, el deseo de que las negociaciones vuelvan a reanudarse en Estocolmo, desde donde, a petición del líder palestino habían sido trasladadas a un sitio secreto de Israel.

Según fuentes palestinas de Ramalá, el presidente de la ANP confió a Persson que Israel y la prensa de este país no respetan el secreto que, en su opinión, debiera envolver a las negociaciones.
EFE
Domingo, 4 de Junio de 2000, 10:56
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion